Un espléndido edificio romano, datado en el siglo II d.C., ha salido a la luz durante las excavaciones de un antiguo cine en la ciudad de italiana de Verona, al norte del país. Los "magníficos frescos" del inmueble, que conservan en bastante buen estado sus colores originales, convierten este hallazgo en "una Pompeya en miniatura", según la Superintendencia arqueológica de la localidad, el departamento que se encarga de los trabajos de investigación de los vestigios en la zona.

Noticias relacionadas

El descubrimiento, según ha desvelado la agencia italiana Ansa, se registró durante unas excavaciones en el sótano de los cines Astra, ubicados en el casco histórico de la localidad, cerca de la Porta Borsari, y que están siendo sometidos a unas obras de renovación tras llevar más de dos décadas abandonados. Aunque todavía se desconoce la naturaleza del edificio, los arqueólogos apuntan que sobrevivió a un incendio: se ha descubierto el techo derrumbado y restos de muebles de madera carbonizados.

"Un fuego parece haber puesto fin a la ocupación del complejo", han apuntado desde la Superintendencia de Verona. A pesar de la destrucción provocada por las llamas, el ambiente ha sido preservado "intacto". Los "magníficos" colores de las paredes decoradas con frescos se remontan al siglo II, según han confirmado los expertos.

Ese suceso "calamitoso" es lo que une a este misterioso edificio con Pompeya, la ciudad arrasada por la erupción del Vesubio en el año 79 d.C., convertida en la actualidad en el yacimiento más espectacular de la Antigua Roma. Más detalles del hallazgo serán proporcionados este jueves en una rueda de prensa de las autoridades locales, según ha informado la agencia Ansa.

En las inmediaciones de Verona, hace un año, emergió un espectacular mosaico romano conservado prácticamente intacto y que correspondía a una rica villa del siglo III o IV d.C. Las coloridas teselas fueron descubiertas en el municipio de Negrar di Valpolicella, en una zona agrícola donde se cultivan viñedos. El pasado romano de Verona sigue, poco a poco, saliendo a la luz.