Hace ya más de un siglo que un misterioso artefacto fue encontrado en Grecia por unos buceadores en un naufragio de la era romana. Los científicos, sorprendidos, no supieron responder a las preguntas que surgían de un fragmento incompleto. El hallazgo heleno coincidía con la época en la que Roma comenzó a conquistar la civilización clásica, para poco a poco adoptar su conocimiento y sus costumbres.

Noticias relacionadas

Por fin parece que los científicos de la University College London han resuelto el rompecabezas y revelan que se trata del ordenador o computadora más antiguo de la historia. Utilizando tecnología de reconstrucción en 3D, los investigadores creen que el dispositivo de la Antigua Grecia se accionaba manualmente y que era utilizado para predecir eclipses y otros eventos astronómicos.

Conocido como Mecanismo de Anticitera, esperan que tras este esquema digital puedan fabricar una copia exacta y completa del objeto con materiales actuales. Un artículo publicado en Scientific Reports explica cómo los griegos utilizaban la herramienta para conocer el mundo más allá de nuestro planeta.

El artefacto original, en el Museo Arqueológico Nacional en Atenas.

"El nuestro es el primer modelo que se ajusta a toda la evidencia física y coincide con las descripciones en inscripciones científicas grabadas en el propio mecanismo", escribe el autor principal del artículo, el profesor Tony Freeth.

Sus secretos

El mecanismo se define como una calculadora astronómica además de ser el primer ordenador analógico del mundo. Fabricado en bronce y con decenas de engranajes, contiene inscripciones que muestran los cinco planetas que se conocían en aquella época.

"Francamente, no se ha encontrado nada parecido", asegura Adam Wojcik, coautor del proyecto. En este sentido, los expertos se preguntan dónde están los otros dos tercios desaparecidos del artefacto y cómo llegó a ese barco.

Detalle del artefacto hallado en el naufragio de un barco romano.

La cara frontal del modelo recrea cómo los planetas, el sol y la luna se mueven a través del Zodíaco (el antiguo mapa de las estrellas). Mientras, la parte posterior muestra las fases de la luna y los eclipses. Replica la suposición griega antigua, ahora obsoleta, de que todos los cielos giraban alrededor de la Tierra.

Este anacrónico ordenador analógico podría haber sido fabricado, según especulaciones de los investigadores, por Arquímedes. el físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego vivió en la era en la que se data el modelo por lo que podría tratarse de uno de sus muchos inventos. Ahora, los científicos han tenido que reconstruir su composición completa utilizando datos de rayos X y un método matemático griego antiguo. Puede que en poco tiempo se conozca cada detalle de este sistema que revoluciona lo que se conoce respecto al mundo antiguo.