José Luis Gómez en su obra Unamuno: venceréis pero no convenceréis, en el Teatro de la Abadía.

José Luis Gómez en su obra Unamuno: venceréis pero no convenceréis, en el Teatro de la Abadía. © Sergio Parra

Escena Teatro

José Luis Gómez deja la dirección de La Abadía tras 24 años en el cargo

El nuevo director del teatro será Carlos Aladro, conocedor de la casa y elegido por unanimidad por el Patronato.

Tras veinticuatro años al frente del Teatro de La Abadía, inaugurado en febrero de 1995, el actor y director teatral José Luis Gómez ha dejado su puesto de director de la institución. Según ha asegurado La Abadía en un comunicado, Carlos Aladro, director de escena, ha sido nombrado por unanimidad del Patronato como nuevo director de la Fundación para los próximos cinco años.

Gómez, de 78 años, seguirá vinculado al teatro como fundador y responsable de Formación e Investigación, con el compromiso de dirigir o actuar una vez al año. “Deseo para nuestro teatro y su nuevo director la suerte que nace del esfuerzo en la tarea justa, y me pongo a su disposición para contribuir a ese logro con todas las capacidades de que pueda disponer”, ha asegurado.

El director teatral es el gran responsable de haber erigido uno de los centros culturales privados -con financiación pública procedente del Ministerio de Cultura y de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid- más emblemáticos de la capital. Nadie le ha pedido a Gómez que deje su cargo, sino que la decisión la ha tomado él a iniciativa propia, abriendo la puerta al relevo.

Según informa la agencia Efe, el actor se retira "por razones de edad" y terminará de perfilar "más adelante" sus funciones en esta nueva etapa; aunque sí se ha confirmado que Gómez hará una representación al año en el teatro. El ya exdirector de la Abadía estará "a disposición del nuevo director y sus funciones serán "meramente consultivas, nada ejecutivas, nada controladoras".

José Luis Gómez, nacido en Huelva en 1940, se formó en el Instituto de Arte Dramático de Westfalia, en Bochum, y en la escuela de Jacques Lecoq, en París. Ha sido reconocido con el Premio Especial de la Crítica y el Premio Nacional de Teatro por montajes como Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte, de Valle-Inclán, Castillos en el aire, de Fermín Cabal; Baraja del rey Don Pedro, de Agustín García Calvo; y Mesías, de Steven Berkoff.

En los últimos años se ha volcado en la interpretación de producciones envueltas por la temática de la Memoria Histórica y en forma de monólogo, metiéndose en la piel de personajes de la talla de Manuel Azaña -Azaña, una pasión española- o Miguel de Unamuno -Unamuno: venceréis pero no convenceréis-.

Además, Gómez ha sido distinguido con la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes del Ministerio de Cultura, la Cruz de Caballero de las Artes y las Letras de Francia, la Cruz de la Orden del Mérito de Alemania, la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes y es académico de la RAE.

Relevo de garantías

Aladro, el nuevo director de La Abadía ya conoce a fondo la casa, pues fue miembro del equipo artístico de La Abadía de 2001 a 2009, colaborando primero como ayudante de dirección artística, y luego en la programación y gestión de la Fundación, como adjunto a la dirección y subdirector.

En este teatro ha dirigido seis producciones:seis producciones: Garcilaso, el cortesano, a partir de textos de Garcilaso de la Vega, Boscán y Castiglione; Terrorismo, de los hermanos Presnyakov; La ilusión, de Corneille / Kushner; Medida por medida, de Shakespeare y el díptico Coplas a la muerte de mi padre y Cántico espiritual, dos conciertos escénicos de Amancio Prada. 

La Fundación Teatro de la Abadía. Centro de Estudios y Creación Escénica de la Comunidad de Madrid fue constituida el 16 de diciembre de 1992 y el teatro se inauguró el 14 de febrero de 1995 como iniciativa compartida entre la Comunidad de Madrid y José Luis Gómez. Concebida como una casa de teatro y estudios, aspira a incidir en la vida social y cultural a través de la poesía de la escena. Su fórmula jurídica es la de una fundación sin ánimo de lucro y de gestión privada, apoyada por las tres administraciones públicas. La Fundación Teatro de La Abadía se ocupa también de la gestión del Corral de Comedias de Alcalá de Henares desde 2005.