Marisa Porcel junto a su inseparable Pepe Ruiz.

Marisa Porcel junto a su inseparable Pepe Ruiz.

Cine

Muere la actriz Marisa Porcel a los 74 años

La veterana intérprete saltó a la fama por su papel en 'Escenas de Matrimonio' aunque anteriormente tuvo una larga trayectoria en el cine y el teatro.

La veterana actriz Marisa Porcel ha fallecido hoy a los 74 años, tal como ha confirmado EL ESPAÑOL. La intérprete pasó a la posteridad televisiva gracias a su papel de Pepa en Escenas de matrimonio, la serie de números humorísticos que arrasó en Telecinco entre 2007 y 2009. 

Porcel ganó la fama gracias a su señora huraña y de mal humor que mostraba a la sociedad española los problemas de la convivencia en la pareja. Era el mismo papel con el que robaba el show en las 'matrimoniadas' del programa de José Luis Moreno, siempre junto a su inseparable Pepe Ruiz.

Pero la actriz fue mucho más que Pepa, fue una actriz todoterreno que se labró su carrera en la revista y el teatro español antes de hacer sus pinitos en el cine. Una intérprete a la que nadie regaló nada, y que poco a poco, con su trabajo en obras como La vida privada de mamá, de Víctor Ruiz Iriarte, La tetera, de Miguel Mihura o Bajarse al moro, ya en 1987.

Muere Marisa Porcel, Pepa en 'Escenas de matrimonio'

En cine siempre fue la eterna secundaria robaescenas, lo demostró en filmes como El bosque animado o La prima angelica, pero fue en televisión donde demostró todo su talento, primero en series o tv movies como ¿Quién puede matar a un niño?, de Chicho Ibáñez Serrador, o Cañas y Barro. Más tarde en series emblemáticas como Médico de Familia. 

El descubridor de su vena cómica y de su presencia arrebatadora fue José Luis Moreno, que la fichó para los gags de su programa y la convirtió en una estrella. Gracias a él vivió su edad de oro en escenarios y la pequeña pantalla. Gracias a su inolvidable Pepa regresó a las tablas, donde fue dirigida por el hijo de Alberto Closas, uno de los primeros en mostrar su pésame en las redes sociales.

Marisa Porcel (nacida en Tarazona) mamó la interpretación desde pequeña, ya que sus dos padres se dedicaron a la farándula. Hija del actor jaraiceño Pedro Porcel Barés y de la actriz lucense Asunción Montijano García, inició su actividad con la compañía de su padre y posteriormente en las compañías de Isabel Garcés, la del Teatro María Guerrero y la del Teatro Español.

Con Marisa Porcel se va una de las voces más inimitables de la ficción española, una de esas mujeres rotundas e inolvidables que hicieron de las cenas de los españoles un lugar mejor.