Adrián Pino y Jet Brühl, los autores del desnudo, ya intentaron la misma acción hace dos años.

Adrián Pino y Jet Brühl, los autores del desnudo, ya intentaron la misma acción hace dos años. @jetbruhl

Arte Sorpresa

Exhibicionismo en el Prado: una pareja se desnuda delante de los cuadros de Adán y Eva

  • Adrián Pino y Jet Brühl, que hace dos años ya intentaron la misma acción, se enfrentan a una posible sanción administrativa.
  • Definen el desnudo como una "performance" para destruir "toda una serie de ideas y constructos sociales" que consideran ridículos.

Una pareja se ha desnudado esta mañana por sorpresa en la sala del Prado donde se exhiben los cuadros de Adán y Eva de Alberto Durero, tras lo que han sido conducidos por los servicios de seguridad de la pinacoteca ante la Policía Nacional, según han informado a la agencia Efe fuentes del museo.

La "performance" se ha registrado sobre las once de la mañana, cuando Adrián Pino y Jet Brühl, según ellos mismos informan en sus cuentas de las redes sociales, se han despojado de la ropa que llevaban, se han quedado desnudos, y varios visitantes les han fotografiado, unas imágenes que luego ellos han colgado.

Fuentes del museo han confirmado el incidente, una acción, han dicho, que ya intentaron hace dos años, aunque entonces "no les dio tiempo a desnudarse completamente". "Nos preocupa que moleste a los demás o que puedan sentirse ofendidos, pero poco más podemos hacer", han añadido las mismas fuentes del museo, que impide, por ejemplo, que los visitantes entren descalzos o con comida.

Los protagonistas, que se desnudaron cuando no había ningún menor en la sala, fueron identificados por la Policía Nacional, y su acción podría acarrearles una sanción administrativa. La pareja explica en un vídeo que ha colgado el portal Código Nuevo que lo han hecho para destruir "toda una serie de ideas y constructos sociales" que consideran ridículos y han elegido los cuadros de Adán y Eva, de Durero, porque "es la institución de la idea de género".

"Nos colocamos desnudos con la particularidad de que me muestro como una mujer, con los genitales ocultos", explica él, a lo que ella precisa que es "biológicamente una mujer", pero no lo es "realmente". En definitiva, añaden, querían pasárselo bien y divertirse, porque la sociedad les parece "una parida" y "se aburrían".