Los Veranos de la Villa en una imagen de archivo. EFE.

Los Veranos de la Villa en una imagen de archivo. EFE.

Cultura

Madrid se queda sin cultura al aire libre en julio y agosto: se cancelan los Veranos de la Villa

Villacís ha informado hoy de la cancelación de los Veranos de la Villa, alegando que el área cultural "está tratando de reinventarse" y de ofrecer alternativas compatibles con el confinamiento. 

23 abril, 2020 13:53

Noticias relacionadas

"Las fiestas de distrito se van a suspender absolutamente todas las que tengan lugar entre mayo y octubre", ha enunciado hoy Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, señalando que el ahorro será de más de 4 millones de euros. "El Área de Cultura está trabajando y mucho en reinventarse para ofrecer otras alternativas. Ya podemos adelantar que no vamos a tener los Veranos de la Villa a los que estamos acostumbrados en esta ciudad, iban a ser muy buenos y la planificación iba a superar muchas expectativas; pero ahora ese área está haciendo uso de la imaginación para saber cómo ofrecer otro tipo de actividades que sean compatibles con el confinamiento. De eso ya iremos informando puntualmente".

Esta iniciativa, liderada desde hace años por el Ayuntamiento de Madrid, trataba de convertir la capital en un lugar habitable en los duros meses de julio y agosto, lejos del mar, muy especialmente para los ciudadanos sin piscinas y sin jardines -hoy que más que nunca se echa en falta un respiro-: del 28 de junio al 1 de septiembre, la ciudad se llenaba de actividades sin descanso para sentir el espíritu estival sin salir de la meseta central. 

La mayoría de eventos que se proponían eran de carácter gratuito y, además, multidisciplinar, abiertos para todos los públicos: en la pasada edición, por ejemplo, además de numerosos conciertos, se impartieron clases abiertas y concursos de monopatín, se propuso dormir en un parque con nanas y cuentos -un alivio para los madrileños que no tienen aire acondicionado en sus casas-, se ofrecieron piscinas públicas con dj's que pinchaban música electrónica, se celebraron bailes y karaokes masivos, y se cerró el ciclo hasta con fuegos artificiales.

Poco más se sabe por ahora: después de asumir que no tendremos conciertos en este período, queda enterarse de la previsible cancelación de los cines de verano, otro de los planes favoritos de los madrileños, que tampoco parece muy compatible con las medidas estrictas de confinamiento. 

Información sobre el coronavirus: