Vicente Aleixandre y el pintor Gregorio Prieto en 1935.

Vicente Aleixandre y el pintor Gregorio Prieto en 1935. Fundación Gregorio Prieto

Cultura Literatura

Sale a la luz el Vicente Aleixandre inédito: sus desconocidas cartas como "asesor sentimental"

La Fundación Banco Santander rescata en un volumen las misivas del Nobel de Literatura a Gregorio Prieto, pintor de la Generación del 27.

Noticias relacionadas

Visitar todos los cielos es una recopilación de las cartas que Vicente Aleixandre escribió durante cinco décadas a Gregorio, el pintor de la Generación del 27, pero es, sobre todo, lo más cercano a unas memorias íntimas del Premio Nobel de Literatura que reflejan su amor a la vida.

La Fundación Banco Santander ha presentado este martes el libro Visitar todos los cielos. Cartas a Gregorio Prieto (1924-1981), de Aleixandre (1898-1984), dentro de su colección Cuadernos de Obra Fundamental, que ha sido antologado y prologado por el periodista y escritor Víctor Fernández, que investigó en los archivos del pintor en los que hay más de 16.000 documentos.

El 90 por ciento de las más de 70 cartas de Aleixandre que contiene este volumen son inéditas y permanecieron en el estudio del pintor, ha explicado Víctor Fernández en la presentación, en la que ha estado acompañado por la escritora Elvira Lindo, que ha considerado que la figura del Premio Nobel de Literatura "queda un poco perdida en los libros de literatura".

"Hay muchos libros por escribir sobre Vicente Aleixandre", ha señalado Lindo, que ha explicado cómo este volumen deja ver la sólida amistad que mantuvieron a lo largo del tiempo el autor y el pintor y cómo el Premio Nobel era un "gran escritor de cartas" .

Aleixandre mantuvo una intensa y extensa amistad con Gregorio Prieto, el pintor que mejor supo retratar a la generación del 27, pero entre ellos no hubo relación sentimental, ha dicho Víctor Fernández, que ha considerado que Gregorio Prieto era una persona próxima y afín a él, con el que podía comentar cosas que no podía hablar con otros escritores como Rafael Alberti.

"Vicente Aleixandre se convierte en el asesor sentimental de Gregorio Prieto", ha explicado Fernández, que ha hablado de la complicidad que desprenden los textos.

El contenido

En el volumen hay confidencias sobre primeros amores, lecturas del Quijote, comentarios sobre el cine descripciones de García Lorca o Juan Ramón Jiménez pero, sobre todo, lo que demuestra es la "devoción por vivir y reivindicar lo que es el arte, un arte comprometido con su tiempo", señala el antólogo.

No obstante es un "diálogo a medias" ya que, ha señalado, no se han podido recuperar las cartas que Prieto envió a Aleixandre. Pero en las que escribió, el Premio Nobel celebra la vida, el amor y la libertad. "El libro es una oda al amor", ha indicado el responsable literario Fundación Banco Santander, Francisco Javier Expósito.

"Amo a montones, esto es una catarata, me voy quedando en todos los ojos y a todo le hallo su núcleo, su yema esencial o meritoria que me lo hace deseable. Carnal o espiritualmente...." asegura Aleixandre en una de las misivas.

Las cartas "nos hablan del Vicente Aleixandre poeta, pero sobre todo del ser humano maravilloso", ha dicho Expósito, quien ha señalado que pocas veces se encuentra tanta coherencia entre persona y autor.

Desde que se conocieron en abril de 1924, ambos mantuvieron una gran amistad hasta la muerte de Prieto, a pesar de un distanciamiento tras la Guerra Civil consecuencia de un malentendido, que se refleja en estas misivas.

Pero también hay pequeñas misivas con numerosos intentos de quedar, que funcionaban como los wasap de la actualidad, así como cartas en las que habla del nacimiento de sus poemarios y de sus compañeros: Lorca, Alberti o Altolaguirre, entre otros.

En el volumen se han incluido también los poemas que se encontraban en el archivo Gregorio Prieto que Aleixandre dedicó al pintor, entre ellos algunos como el que está manuscrito en una servilleta de un salón de té.