Karl Lagerfeld.

Karl Lagerfeld.

Cultura Extravagancias

Del "Adele, gorda" al "sólo tengo sexo con escorts": las 20 'perlas' del excéntrico Karl Lagerfeld

Autoritario, incorrecto, libre. Un revolucionario, un psicólogo textil, un teórico global que creía que el estilo "es estar a gusto con la vida que nos rodea". 

Karl Lagerfeld era un personaje en el sentido más profundo de la palabra. Recuerden lo que escribía Alvite: “Los personajes no merecen un reproche, sino una crítica literaria”. Ahí el alemán insondable de cabello blanquísimo recogido en una escueta coleta; ocultando su mirada corrosiva bajo unas oscuras gafas de sol -“son mi burka”-; vistiendo infinitos trajes negros que sólo neutralizaban la procesión que iba por dentro: la de un hombre imaginativo y perverso, divertido a su manera, rebosante de excentricidades.

La de Lagerfeld era una filosofía muy particular. La moda era sólo una manera de expresar sus filias vitales y su sinfín de desacuerdos con el mundo. Lagerfeld autoritario, incorrecto, libre, molesto como una espina en el ojo; uno de esos tipos holgadamente esnobs a los que, no obstante, todo el mundo intenta caer bien. Uno de esos genios que ejercen de umbral para decidir lo que mola.

Un contemporáneo absoluto, terriblemente revolucionario, que aseguraba que “no hay nada peor que hablar de ‘los buenos viejos tiempos’, para mí, esa es la confirmación definitiva del fracaso”. Un psicólogo textil que relacionaba constantemente el estado emocional con la propia estética, como cuando lanzaba: “Los pantalones de buzo son un estilo de derrota; has perdido el control de tu vida, por lo que sales en buzo”. Un teórico global: “Yo soy un hombre de la moda, y la moda no va sólo sobre ropa: va sobre todo tipo de cambios”. Aquí los hits más locos del caballero insondable que creía que tener estilo se trata, sin más, de “estar a gusto con la vida que nos rodea”: 

1. “Tener sentido del humor y ser algo irrespetuoso: eso es lo que necesitas para hacer que la leyenda sobreviva”. 

2. “Soy una caricatura de mí mismo, y me gusta. Para mí, el carnaval de Venecia dura todo el año”.

3. ”Sé cómo de molesto, imposible y complicado de complacer soy. Nunca me recomendaría a mí mismo como invitado para nadie”. 

4. “Sé políticamente correcto, pero no molestes al resto con conversaciones sobre serlo. Eso lo arruinaría todo. ¿Quieres aburrir a la gente? Sé políticamente correcto en tus conversaciones”.

5. “Odio las conversaciones intelectuales con intelectuales porque solo me importa mi opinión”.

6. “Personalmente, solo tengo sexo con escorts de alto nivel. No me gusta acostarme con gente que de verdad quiero”.

7. “El único amor en el que creo es en el de una madre por sus hijos”.

8. “No me gusta la belleza estándar. No hay belleza sin rareza”. 

9. "Las mamás gordas que se sientan frente al televisor con sus bolsas de patatas fritas son las que dicen que las modelos delgadas son feas... Nadie quiere ver mujeres gordas”.

10. “Adele está demasiado gorda, pero tiene un rostro bonito y una voz divina”. 

11. [Sobre su propia pérdida de peso]: "Bueno, salió aquella nueva línea de Hedi Slimane en Dior, y necesitabas estar delgado para llevarla. Me dije: '¿Quieres esto? Entonces vuelve a tus huesos'. Y lo perdí todo. Perdí 40 kilos y nunca los volví a coger”.

12. "Cuando era un niño, mi madre siempre me dijo que podría despertarme en mitad de la noche gravemente enfermo, así que siempre tienes que estar impecable. Ahora me río, pero creo que todo el mundo debería irse a la cama como si tuvieran a su cita en la puerta”.

13. "Cuando tenía 14 años, quería fumar porque mi madre fumaba como una loca. Yo quería fumar para parecer mayor. Pero mi madre me dijo: “No deberías fumar. Tus manos no son tan bonitas y eso es lo que se ve cuando fumas”.

14. "Cuando era niño pregunté a mi madre qué era la homosexualidad, y ella me dijo (y esto fue hace 100 años en Alemania, y ella era de mente muy abierta): 'Es como el color del pelo. No es nada. Algunas personas son rubias y algunas tienen el pelo oscuro. No es importante'. Fue una actitud muy sana".

15. "La vida no es un concurso de belleza, algunas (personas feas) son geniales. Lo que odio es la gente desagradable y fea. Lo más feo son los hombres bajitos. La mujeres pueden ser bajitas, pero en los hombres es algo imposible. Es algo que ellos nunca perdonarán en la vida”.

16. “En un mundo carnívoro, en el que se visten zapatos de piel e incluso prendas, la discusión sobre las pieles es infantil”.

17. “Reinventa nuevas combinaciones de lo que ya tienes. Improvisa. Sé más creativo. No porque tengas que hacerlo, sino porque quieres. La evolución es el secreto para el siguiente paso”. 

18. “Los libros son una droga sin peligro de sobredosis. Yo soy la víctima feliz de los libros”. 

19. “No buscar la aprobación de los demás: ese es el secreto de la estabilidad mental”. 

20. “Nunca utilices la palabra ‘barato’. Hoy en día todo el mundo puede vestir chic con ropa de coste bajo (los ricos también la compran). Hay buenos diseños en ropa de todos los niveles. Tú puedes ser el más elegante del mundo con una camiseta y unos vaqueros: depende de ti”.