Madonna en un concierto.

Madonna en un concierto. Reuters

Cultura

Madonna actuó por sorpresa en Nochevieja en un mítico bar gay de Nueva York

  • Madonna rindió homenaje al movimiento LGTBI con dos canciones y un breve discurso que la propia artista difundió en su cuenta de Twitter.
  • "Todos sangramos del mismo color y todos necesitamos amar y ser amados", dijo la cantante.

Madonna, la reina del pop internacional, actuó por sorpresa la pasada Nochevieja junto a su hijo David Blanda en un bar del centro de Nueva York, Stonwall Inn, que se convirtió a finales de los sesenta en icono del movimiento homosexual.

Madonna rindió homenaje al movimiento LGTBI con dos canciones y un breve discurso que la propia artista difundió en su cuenta de Twitter.

"Estoy aquí orgullosa, en el lugar donde comenzó el orgullo, para que nunca olvidemos los disturbios del Stonwall ni a aquellos valientes que se levantaron para decir basta", dijo Madonna sobre el escenario del pub, ubicado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village.

En 1969, unas protestas contra una redada policial en este lugar encendieron la mecha de la lucha por los derechos del colectivo LGTBI.

"Esta noche nos hemos juntado para celebrar 50 años de revolución, 50 años de lucha por las libertades. Todos sangramos del mismo color y todos necesitamos amar y ser amados", agregó Madonna que cantó acompañada a la guitarra por su hijo su éxito Like a prayer y la canción Can't help falling in love, que Elvis Presley hizo famosa