La Guardia Civil halla una estela de guerrero en Ciudad Real

La Guardia Civil halla una estela de guerrero en Ciudad Real

Cultura Arqueología

Hallan una estela de guerrero de la Edad de Bronce en Ciudad Real

La Guardia Civil ha descubierto una losa de piedra de grandes dimensiones pulida por la erosión, en la que aparecen figuras concéntricas en Castilla-La Mancha. La estela está datada entre los años 1150 y 850 antes de Cristo.

La Guardia Civil ha encontrado una 'estela de guerrero' que procede de la Edad del Bronce, de un periodo comprendido entre los años 1150 y 850 antes de Cristo, en el paraje conocido como 'Valdelamoza' perteneciente al término municipal de Chillón (Ciudad Real).

El hallazgo se produjo el pasado día 9 de julio cuando un equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), realizaba un servicio en el marco de los servicios de vigilancia para evitar el expolio de yacimientos arqueológicos en el paraje "Valdelamoza", según ha informado hoy en una nota de prensa la Guardia Civil.

Los agentes encontraron una losa de piedra de grandes dimensiones pulida por la erosión, en la que aparecían figuras concéntricas, y de cuyo hallazgo informaron al servicio de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que a su vez envió un arqueólogo para que lo estudiara.

Su estudio determinó que se trata de un ejemplar de las denominadas 'estelas de guerrero' o 'estelas del suroeste', que datan de finales de la Edad del Bronce, de entre los años 1150 y 850 antes de Cristo.

Son losas de piedra en las que se representa de forma esquemática un personaje rodeado de sus armas, objetos de uso personal y otros elementos de difícil interpretación, además de destacar por su iconicidad y simbolismo.

La historia las ha asociado a hitos o indicadores de un enterramiento o incineración, aunque también pueden considerarse zonas controladas por un grupo o indicar sitios y lugares de paso.

El Seprona entregó el 10 de julio la estela al Servicio de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, que la ha trasladado al Museo Provincial de Ciudad Real para realizar un estudio más detallado.

Las estelas son uno de los pocos documentos que han llegado a la época actual desde la Edad del Bronce, porque se cree que su cara más plana servía para transmitir mensajes, con inscripciones y grabados figurativos a través de los cuales se pueden obtener datos de cómo era la sociedad de la época, sus actividades económicas, sus élites o divinidades.