Daddy Yankee en 'El Hormiguero'

Daddy Yankee en 'El Hormiguero'

Televisión TELEVISIÓN

Daddy Yankee, de las penurias al éxito internacional

El cantante visitó 'El Hormiguero' antes de actuar el domingo en el WiZink Center de Madrid.

Noticias relacionadas

Ya está todo preparado en Madrid para que este domingo 2 de junio se celebre uno de los conciertos del año. El WiZink Center albergará la actuación de Daddy Yankee (42 años), el considerado rey del reguetón, interpretará en directo canciones como Con calma, un single que, con la colaboración de Katy Perry (34), ha vuelto a colocar al puertorriqueño en lo más alto de la lista de éxitos.

Aprovechando su presencia en la capital, el artista visitó este jueves el plató del El Hormiguero, donde no faltaron sus fans entre el público, ataviadas con pancartas. Quizás esa cálida acogida y el hecho de que no fuera su primera visita al talk show de Antena 3 hicieron que el boricua se sintiera cómodo desde el arranque del programa. "Me encuentro bien, disfrutando de las cosas buenas, de la vida…", admitió nada más empezar la entrevista.

Otro de los motivos de orgullo para Daddy Yankee es que recientemente ha sido nombrado como uno de los hispanos más influyentes del mundo. El artista destaca que para él "significa una gran responsabilidad, sé que hay mucha gente mirando lo que hago, pero a la vez no me pongo ningún tipo de presión, trato de hacer todo muy espontáneo".

El cantante entró con energía la plató.

El cantante entró con energía la plató.

Curiosamente, antes de seguir hablando de su música, Pablo Motos (53) hizo un pequeño inciso para hablar del corte de pelo del puertorriqueño, destacando su "flequillo perfecto". 'King Daddy' explicó que "eso en Puerto Rico es religión. Vas al barrio y si no tienes el cerquillo comienza el bullying", bromeó.

Ese carisma del que antes hablábamos hace que Daddy Yankee siga derribando muros.

"Acabamos de hacer un remix con Katy Perry, es increíble", destacó, sacando pecho por la fuerza que tiene en la música actual el idioma de Cervantes: "Lo más bonito de todo es que con nuestro idioma estamos traspasando fronteras. El reggaeton es un género auténtico, que la gente a nivel mundial trata de imitar, y lo hacen en español".

A pesar de todo ese éxito internacional, el cantante no pierde de vista su conexión con el resto de seguidores, a pesar de que su inglés "no sea el mejor", lo que no impidió que con Katy Perry “fuera todo bien”. Tras ese comentario, se vivió uno de los momentos más emotivos del programa con la emisión de un vídeo de pacientes de diálisis en República Dominicana. Daddy Yankee aseguró que una de las vertientes de su trabajo es que sirva como musicoterapia. “Hay temas que generan fortaleza en pacientes y eso me llena de satisfacción”, valoró.

Regalos

Nada más regresar del habitual corte publicitario, Pablo Motos recordó que el concierto de este domingo en el WiZink Center ya tiene el cartel de "no hay billetes". En ese momento, Daddy Yankee aprovechó para regalar al presentador una camiseta y una gorra. Motos no dudó en probárselo, bromeando del siguiente modo: "Tengo un problema, me ponga lo que me ponga tengo cara de idiota".

La fama del puertorriqueño es tal que incluso ha vivido situaciones curiosas en Asia.

"Hemos hablando con tu equipo y nos han contado que en China han aprendido español", lanzó Pablo Motos. Daddy Yankee matizó ese comentario, asegurando que "lo tratamos, pero está complicado. Cuando llego al aeropuerto hay mucha gente bailando las coreografías".

Ver esta publicación en Instagram

@jorgemarronmartin nos trae un gridi creado por Yuvi Gerstein ¡Una pasada! . . #DaddyEH #elhormiguero #DaddyYankee #ConCalma #exito @gridimusic

Una publicación compartida de El Hormiguero (@elhormiguero) el 30 May, 2019 a las 2:02 PDT

Después de esta anécdota, el cantante habló de un aspecto muy íntimo al ser preguntado sobre qué hace para que el ego no se le suba a la cabeza: "Me ayuda mucho ir al apartamento donde me crié, aún lo mantengo. Es un ejercicio mental para recordar de dónde vienes, de lo que he tenido que trabajar. Veo que he vivido momentos en los que no tenía para comida, para comprar regalos a mis hijos, también gente que ya no está conmigo por asuntos de la guerra de la calle. La vida da muchas vueltas y es importante saber que todo puede volver a cambiar, por eso sigo trabajando".

Siguiendo con las intimidades, Daddy Yankee reconoció su afición por el ajedrez, lo que compagina con la cultura: "Trato de leer mucho, de educarme. Una vez me apunté a la universidad, porque la gente no creía en este género, pero de repente llegó el éxito y lo tuve que aparcar". En este punto del programa, donde el boricua se estaba sincerando, el cuestionario de las hormigas sirvió para que el artista reconociera que "a veces cuando suena una canción mía en la radio la quito. La promoción, actuaciones en directo… acabas un poco cansado, pero luego te vuelves a enamorar de esas canciones".

Dejando a un lado la faceta musical, el puertorriqueño destacó que sólo se ha emborrachado una vez: "Nada más me acuerdo de una en mi vida. Estaba con mi novia, y como me daba un poco de reparo que me hubiera visto así decidí casarme con ella. Me sigue vacilando con ese tema".

A continuación llegó la actuación en directo del invitado, antes de dar paso a un nuevo reto de Pilar Rubio (41), que esta vez se había aprendido la forma geométrica de las 88 constelaciones y al experimento científico de Marron (39) para cerrar un programa con mucho ritmo.

[Más información: Daddy Yankee, el 'Rey del Reggaeton' que revolucionará Madrid el próximo 2 de junio]