María José Campanario ya ha recibido buenas noticias.

María José Campanario ya ha recibido buenas noticias.

Famosos AVANZA POSITIVAMENTE

Última hora sobre el ingreso hospitalario de María José Campanario

La esposa de Jesulín ha pasado este semana en el hospital de Villamartín, pero ya ha recibido buenas noticias, según ha podido saber JALEOS.

Noticias relacionadas

Tras unos días de fuertes dolores y de apenas poder caminar, María José Campanario (39 años) ya está en casa, según informan a JALEOS fuentes cercanas a la odontóloga. Después de prácticamente cuatro días en el centro sanitario de Virgen de las Montañas de Villamartín, la esposa de Jesulín de Ubrique (45) ha recibido el alta y ha vuelto al calor del hogar para continuar su recuperación en familia.

Campanario ingresó el pasado domingo en el hospital de la localidad gaditana tras sufrir un fuerte brote de fibromialgia, enfermedad que padece desde 2005 pero cuyos dolencias se agravaron hace algo más de tres años, fecha en la que comenzaron sus ingresos más constantes. En esta última ocasión, la visita médica 'solo' se ha alargado cuatro días, y es que según ha podido saber este medio, la mujer del torero ha reaccionado positivamente a la medicación, logrando el efecto deseado de calmar y apaciguar sus dolores.

"Está mejor", deslizan desde el entorno de María José. Descansa en casa después de un duro final de semana que le llevó directa al Ambulatorio de Arcos de la Frontera y fue allí cuando el domingo la derivaron al hospital más cercano, donde ya conocen su caso. Los médicos han conseguido menguar los dolores y tras confirmarle el alta a la famosa paciente, esta esperó a que la prensa que se encontraba en las inmediaciones bajara la guardia, para salir del hospital de forma discreta.

La última vez que se la vio lucía una gran sonrisa. Era octubre del año pasado.

La última vez que se la vio lucía una gran sonrisa. Era octubre del año pasado.

Una salud delicada, pero cada vez más controlada

Hace casi 14 años que fue diagnosticada de fibromialgia, una dolencia que afecta a músculos y huesos hasta el punto de limitar los movimientos y derrumbar el estado anímico. Este es el motivo que ha llevado a la odontóloga a tener que ingresar en una decena de ocasiones en estos tres últimos años; y sin duda, su estancia hospitalaria más larga y dificultosa se produjo en verano de 2017. En ese momento, tuvo que permanecer en el centro de salud de El Seranil durante un mes, algo que hizo saltar las alarmas sobre la dura realidad de su estado.

Sin embargo, tras ese prolongado ingreso, Campanario reapareció con muy buen aspecto, sonriente y con ganas de volver a su rutina normal. Desde entonces, se deja ver de manera muy puntual. Antes de que se produjera esta última caída, llevaba meses sin soportar brotes de enfermedad tan duros. Aún así, los médicos y la propia María José parecen tener poco a poco controlada la medicación, las dosis y los cuidados más efectivos que logran calmar sus dolores.

[Más información: María José Campanario, ingresada de urgencia por un nuevo brote de su enfermedad]