Miriam Saavedra durante su sonambulismo.

Miriam Saavedra durante su sonambulismo. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Buitres carroñeros en GH VIP ridiculizando a la sonámbula Miriam

Venga, no seáis aburridos, vamos a gastarle bromas a la sonámbula. Total, ella no se entera, ¿no? Una vez más, en Gran Hermano VIP pasan cosas inadmisibles y nadie hace nada. El programa está jugando demasiado en el filo de la navaja... y se la va a clavar con la chulería que se gasta. Vayamos por partes. Casi con total seguridad, este jueves ha tenido lugar una de las galas más trepidantes de todo el concurso. Ya no solo porque la expulsión estaba entre el trío más potente de la edición -Miriam Saavedra (24 años), Koala Mónica Hoyos (41), esta última siendo la repudiada por el público-, sino también por las tramas que comienzan a aflorar a las puertas de la final. Quedan escasos días para que alguien se alce con el maletín y el suculento premio, bien calentito, de 200.000 euros.

Por eso, olisqueando la gloria, los concursantes saben que cada movimiento en falso puede hundirles y van por la casa como por un campo de minas. Sorteando el abismo. Al menos, eso creía hasta ahora; no entiendo cómo pueden haber sido tan torpes los concursantes y tampoco cómo el programa permite semejante sinvergonzonería. Así han pasado las cosas: es sabido que Miriam padece sonambulismo -trastorno del sueño-, extremo que ella dejó claro nada más llegar a la casa para que a sus compañeros no les diera un síncope si se tropezaban con ella en mitad de la noche. Y, quiero entender, lo previno también por aquello de apelar a la buena gente. 

Pues, ¡de buena gente, nada! En Guadalix hay una panda de insensibles y de buitres carroñeros. El que más delito tiene en todo esto es Koala, que va de amiguito del alma de Miriam y ha participado encantado de la broma pesada que le han gastado a la princesa Inca. Hasta ahora sus trastornos del sueño no habían pasado a mayores y se habían quedado en la gracia del momento, pero este jueves se ha traspasado la línea roja.

Se conoce que la peruana se durmió con una cruz de madera en la mano -uno de sus amuletos en la casa- y, en plena noche, despertó sonámbula y encañonó a Koala gritando en la habitación, sin sentido y como poseída: "Koala, estás cantando". Este pegó un respingo de la cama y salió despavorido de la habitación. Hasta ahí, medio normal todo, pero el problema ha venido cuando Asraf y Mónica -para que luego digas, querida, que no metes bulla- se han choteado de la situación y no han dudado en calificar aquello de teatro. 

"Eso es teatro del bueno, ¿cómo va a estar sonámbula con el micro abierto? Yo no me lo creo, está actuando", ha murmurado Asraf, conchabado con Mónica y Suso. Tengo que decir, llegados a este punto, que el desprecio que he sentido en ese momento era tremendo, ¿cómo se puede ser tan insensible? ¡El sonambulismo es un trastorno serio! No me creo que Miriam lo utilizara en ningún caso para hacer show. El caso es que cuando ha vuelto Koala a la habitación lo han terminado convenciendo de que Miriam estaba fingiendo. ¡Vaya amigo eres, tío! Sabía que no eras un lumbrera precisamente y este jueves lo has demostrado.

El momento en el que los compañeros dudan de Miriam.

El momento en el que los compañeros dudan de Miriam. Mediaset

Total, que tan convencidos estaban de que Miriam les tomaba el pelo que no han dudado en acercarse y meterle la cruz por la manga del pijama entre risas cómplices. El que más se ha partido la caja ha sido Koala. ¡Qué bonita la amistad, oye! Me ha parecido algo tremendamente feo que el programa debería haber censurado o, a lo sumo, Jorge Javier Vázquez (48) haberles echado una bronca. Lo más gracioso es que al día siguiente nadie le dijo nada a Miriam. ¡Cobardes! Echándole un vistazo a las redes llego a la conclusión de que no soy el único que piensa que aquello no se le hace ni a tu peor enemigo. Eso sí, ojo, también ha habido comentarios de gente que se lo ha pasado en grande viendo el momento. Lo cortés, oye, no quita lo valiente. 

El pique entre Miriam y Koala 

Koala criticando a Miriam.

Koala criticando a Miriam. Mediaset

Ay, Koala, que se te está viendo el plumero. Como estás cerquita de la final y quieres ganar, da la sensación de que pretendes quitarte de encima a Miriam. De ahí, vuestros roces últimamente. Pero, cuidado, que se te puede volver en tu contra. De momento, tienes a Miriam bastante enfadadita. Todo pasó cuando en un momento dado de la semana Mónica y Miriam coincidieron cordialmente en la cocina y no hubo ninguna gresca entre ellas. Esto sorprendió a Koala, el cual murmuró a una cámara en su habitación: "Momento histórico, están las dos en la cocina". Ese comentario no le ha sentado nada bien a Saavedra, la cual lo entiende como una traición al meterla en el mismo paquete que Hoyos. 

"Últimamente te veo haciendo muchas bromas y eso no me gusta. Siempre estás con lo mismo, relacionándome con Mónica. Pienso que deberías dejar de picar ya", le riñó la peruana. Sin embargo, he notado un cambio de actitud en Koala, menos suplicante y más seguro. Ya no le importa tanto como antes el solucionar sus conflictivos domésticos con Miriam, como que ya no la necesita.

Algo que apoya mi teoría de que no es alguien tan limpio y noble de alma como quiere hacer ver. Y mira, por una vez estoy de acuerdo con Suso. Y es que, la pareja de Aurah Ruiz (28) considera que el cantante esconde algo: "Lo veo más poeligroso que a Miriam porque no lo veo venir". Exactamente. Peligroso, estratega y nefasto actor porque, yo no sé vosotros, pero yo no lo creo en absoluto. Esa inocencia no se la compro. 

Mónica, la más sincera 

Jorge Javier entrevistando a Mónica.

Jorge Javier entrevistando a Mónica. Mediaset

Esta semana Mónica Hoyos tenía claro que se iba. Tan claro que, minutos antes de que anunciaran su expulsión, estaba pidiendo sus cosas. A mí, tengo que decirlo, me ha gustado su concurso y creo que podría haber sido una digna merecedora del premio. Pero, las cosas como son, este jueves estaba el pescado vendido. "Sé que salgo yo, estoy tranquila y preparada", han sido sus palabras al comienzo de la gala. Los porcentajes eran 67'4, 21'3 y 11'3 y ella se veía cara de 67. Su sinceridad me ha parecido digna de aplaudir. No como la de Koala, que ha repetido lo de siempre: "Yo, lo que decida el público, Jorge". Hijo, ¡mójate! Te sabes atornillado, no finjas. Igual que Miriam: "No sé quién se va, estoy bastante nerviosa". Ay, de verdad: sabes perfectamente que vas a ganar este concurso. Koala y Miriam, no engañáis a nadie. 

Finalistas: Miriam, Koala, Asraf y Suso

Expulsada: Mónica Hoyos 

[Más información: La burda manipulación de GH VIP al eliminar el vídeo sobre la prostitución de Miriam]