Verdeliss junto a su marido y sus seis hijos.

Verdeliss junto a su marido y sus seis hijos. Redes Sociales

Famosos MINUTOSTV

Utilización de los niños de Verdeliss en GH VIP: atento, fiscal de menores

"Si tanto la quieres, llévate a Miriam Saavedra (24 años) a tu casa para que te ayude con la educación de tus hijos", ha sido la frase -repetida hasta en cuatro ocasiones- con la que Ángel Garó (53) ha destruido su carrera para siempre. Hay quien en Twitter ha escuchado un "que falta te hace". El tono, la agresividad física empleada y el golpe bajo de poner en tela de juicio algo tan delicado como la educación de unos menores, le pasarán factura. El plató se le ha echado encima con abucheos, ante un tema tan complicado para Verdeliss (33)que estos días ha tenido que hacer frente a la recogida de firmas de Change.org, que solicita que deje de exponer a sus hijos en internet. Atento, fiscal de menores: estamos hablando de unos chavales que, una vez más, quedan expuestos en un programa de máxima audiencia. 

La situación no es baladí y parece que el cómico no mide sus pasos; es su peor enemigo. Después de ver su enloquecida y tirana actitud este domingo en Gran Hermano VIP El Debate, llego a esa demoledora conclusión. A esa y a la que sigue: no está rodeado de gente que lo aconseje bien. No se puede meter más la pata en menos tiempo. Que el humorista es irascible -y su carácter, para echarle de comer aparte- es un hecho, pero también es verdad que debería saber cuándo parar y qué líneas rojas no traspasar. La más infranqueable: dar a entender a una madre que necesita ayuda con la educación de sus hijos. ¡Y en un programa de máxima audiencia! 

Por casos menos evidentes ha actuado la fiscalía. De nada le ha servido el toque "vamos a dejar a los menores a un lado" de una Sandra Barneda (43) cortafuegos. Ángel, te has pasado con Verdeliss y si alguien te quiere bien debería hacértelo ver. Yo sigo en shock, no salgo de mi asombro. La discusión entre ambos concursantes ha sido tan rápida como intensa. De cero a cien en un minuto.

Ángel en plena discusión con Verdeliss.

Ángel en plena discusión con Verdeliss. Mediaset

Todo ha ocurrido cuando en el plató los colaboradores y exconcursantes debían decantarse por el SÍ o el NO dependiendo de si consideraban meritoria y justa la posición de finalistas de Suso y Asraf. Vamos, una inocente encuesta en la que se valoraba la libertad de opinión, algo con lo que parece que Garó no está muy de acuerdo. El caso es que la cosa casi acaba en sangre cuando Verdeliss ha opinado que Asraf no debería haber sido finalista -ella hubiera preferido a Miriam o Koala, sus mejores amigos- y, oh my god, Ángel se ha inclinado por el SÍ. 

Para los que no lo sepan, de entrada esta elección del cómico es cuanto menos rara si nos atenemos a las peleas que han protagonizado el Míster Universo y él dentro de Guadalix. Sin embargo, en esta ocasión Garó tenía claro que merecía la pena tragarse el orgullo y defender como finalista a su enemigo, ya que con su postura destruía a Miriam: "Frente a la escala de valores de Miriam, cualquiera podría ser buen ganador". No contento con semejante traje de madera, ha proseguido no sin cierta ironía: "Es maravilla y culta". Hasta ahí casi todo normal; el problema ha venido cuando Garó  se ha dirigido a Verdeliss como los perros de caza a su presa: "Le recomiendo a Verdeliss que se la lleve (a Miriam) para ayudarla en la educación de sus hijos". 

En medio de los abucheos, la youtuber, tan sosegada ella, ha sacado las garras y le ha rebatido con agilidad: "Pues, a lo mejor la preferiría a ella a mi lado que a ti". En esas, el humorista, mutando su rostro de la rabia, le ha clavado la puntilla, por si no le había calado el mensaje: "Para que te ayude en la educación de tus hijos", un recadito que la pamplonesa ha recogido con elegancia y tranquilidad: "Mis hijos están teniendo una educación exquisita". Ante el percal, Sandra Barneda, que se ha olido con maestría la gresca, ha querido profundizar en las palabras de Verdeliss, la cual ha remarcado su preferencia sin alterarse un ápice: "Seguro que Miriam le aportaría muchos valores a mis hijos". 

Sin embargo, para entonces Ángel estaba fuera de sí y solo quería vomitar su bilis e ira: "Después de lo que yo he pasado durante un año -la denuncia por malos tratos que le interpuso una expareja-, que una persona como tú, a la que tanto he querido y apreciado, diga que le doy miedo..." El artista se ve obligado a pararse ante los atronadores abucheos del público, el cual casi vuelca la grada en su contra, algo que al señor no le agrada y se dirige, todo divo, a la presentadora: "Yo me voy a sentar, porque si el público no me deja hablar me siento". Hete aquí uno de los momentos más tensos de Garó con la presentadora: 

Sandra: Ángel, que ya estás acostumbrado a esto...

Ángel: "No, yo estoy acostumbrado a que me aplaudan. ¿Puedo terminar de hablar?"

Sandra: "En la vida hay que estar acostumbrado a que te aplaudan y a que no lo hagan"

Ángel, yéndose: "Venga, ya pasó"

Sandra Barneda hablando con Verdeliss.

Sandra Barneda hablando con Verdeliss. Mediaset

En ese momento se percibe cómo el andaluz cuenta hasta diez, respira, se calma a sí mismo y retoma su guerra con Verdeliss: "Te quería decir que esas personas a las que tú tanto quieres y aprecias, te ayuden en la educación de tus hijos. Tú cometiste un error muy grande al decir que yo te daba miedo. En una situación tan difícil como la mía, demostrado que yo no le doy miedo a nadie, creo que fue un golpe muy bajo". Igualito que el tuyo, Ángel. En ese clímax de la conversación, Verdeliss ya estaba bastante calentita y no se ha quedado callada: "El delito no es tener miedo, es dar miedo. Si esto es todo lo mejor que me puedes querer, quiéreme menos". Finalmente, aquello ha acabado con Garó abandonando el plató para no volver. 

Mónica comprando votos y la guerra Asraf-Miriam

Mónica hablando con las cámaras de 'GH VIP'.

Mónica hablando con las cámaras de 'GH VIP'. Mediaset

Los nervios en la casa de Guadalix están a la que salta a escasas semanas de que acabe el concurso. En concreto, hay mucha expectación por conocer quién saldrá expulsado este próximo jueves: Mónica Hoyos (41), Miriam o Koala. Todo apunta a que será la exmujer de Carlos Lozano (55) la que abandone el barco, algo que la tiene más trastocada de lo normal. Esta semana ha comenzado con una técnica con la que ella misma criticó a Koala: hablar con las cámaras como si fueran espectadores.

Mientras que el resto de concursantes hacen vida en grupitos, ella opta por hablar sola y adoctrinar al público para que la salve. "No me podéis dejar sola ahora"; "Me da pena pedir que la gente se gaste el dinero en votar, por eso tenemos que centrarnos en uno -Miriam o Koala- para gastarnos todo el dinero en su expulsión", son algunas de sus frases más delirantes.

Los que ya no disimulan en absoluto su animadversión son Miriam y Asraf. Nunca se han caído de maravilla, pero esta semana el hecho de que el Míster haya llamado falsa a la peruana, la ha encendido. Tanto, que Saavedra lo ha perseguido por la casa y casi entra en el baño, mientras Asraf estaba dentro, reclamándole explicaciones. Esto último ha molestado al concursante especialmente: "¿Se te va la pinza entrando en el baño? Tienes maldad, sí, lo dije. ¡Me pareces mala, cara pasa!". Lógicamente, Miriam lo ha puesto entre sus objetivos. Ojo cuidado, Asraf, que no sabes con quién has dado: con la princesa Inca, con el Muro de Berlín. Que Dios se apiade de ti. 

Nominados: Miriam, Mónica y Koala

[Más información: Asco y vergüenza en GH VIP: el error del vídeo de Miriam y un pezón indiscreto]