La cantante María y su reivindicación en montaje JALEOS.

La cantante María y su reivindicación en montaje JALEOS.

Famosos MINUTOSTV

Machismo en OT 2018, basta ya: el pezón de María al prohibirle ir sin sujetador

¡Que vivan las mujeres libres, sin la esclavitud del sujetador! Hoy todos somos la concursante María (26 años). En Operación Triunfo 2018 no aprenden. Se parten la crisma cada miércoles en directo y parece que no se dan cuenta; no se taponan una herida cuando se hacen otra más grande. Decía la directora de la academia, Noemí Galera (51), en una entrevista reciente que estaba especialmente cansada por las polémicas que se cernían sobre el concurso y que la presión era agotadora.

Hija mía de mi vida, estamos de acuerdo que siempre habrá flecos tontos que no se podrán controlar en el loco mundo de Twitter y sus ácidas opiniones -por aquello de que nunca llueve a gusto de todo el mundo-, pero otras cositas sí se pueden cuidar un poquitín. Es más, diría que el 80% de los escándalos os los merecéis.

¿Que no te lo crees, Noemí? Aquí tienes un ejemplo: prohibir a la concursante María que se presente en las galas sin sujetador. Ojo cuidado, al menos eso es lo que aseguran aquellos que ven frenéticamente el canal 24 horas y se desahogan luego en la red, ¡a mí que me registren! De todas formas, ¡stop machismo! A ver, si la pobre chica se siente más cómoda o libre sobre el escenario con sus pechos al aire, como Dios la trajo al mundo, ¿qué malo hay? ¿Por qué se os llena la boca de feminismo y de términos inclusivos si luego, con nocturnidad y alevosía, demostráis que el machismo sigue latente en la academia? Jefes, mentes pensantes, cuánto debéis aprender de los concursantes: ellos nunca lo harían.

La reivindicación de María.

La reivindicación de María. TVE

Eso sí, con lo que vosotros no contábais en vuestra dictadura de la pezonera es que María es mucha tela y habéis dado en hueso. A lo mejor si le hubierais prohibido el tema del sujetador a, quién decirte, Marilia -que la mujer por no molestar apenas respira-, no hubiera pasado nada. Pero, ay María. Ella, harta de esa cruz que les pesa tanto a las mujeres -todavía recuerdo cómo hace unas semanas se quejaba a grito pelao del heteropatriarcado mientras se depilaba sus partes pudendas- este miércoles ha dicho basta. Con sus antecedentes políticamente incorrectos y su alma de guerrillera millennial, María la ha liado parda; mientras se dirigía desde la academia al plató de televisión, ha aprovechado una cámara y, ni corta ni perezosa, se ha levantado la camiseta y, oh my god, pezón que te crió. Eah, ahí lo lleváis, para que luego andéis coartando libertades. Claro está, las redes se han rendido a sus pies.

María, hija, eres maravillosa, jaranera, pandillera, pero ¡qué mal cantas! Ojalá algún día te sirva esa personalidad que arrolla para cantar medianamente bien. En ti, ahí dentro, no hay duende, estás seca como la mojama. Lo haces de pena; en esta gala has entonado Amorfoda y he tenido que tomarme un ibuprofeno del dolor de cabeza. Siempre nos quedarán tus idas de olla.

El desplante de C Tangana a Roberto Leal: "Hasta Luego, Mari Carmen"

C Tangana durante su actuación.

C Tangana durante su actuación. TVE

Una de las grandes actuaciones que se esperaban este miércoles como agua de mayo era la de C Tangana (28). Lo presentaba Roberto Leal (39), todo entusiasmado él, como el rapero más internacional de todos los tiempos. Vamos, como alguien que bajaba del cielo para estar un rato con los mortales. Con esas ínfulas, el tío ha cantado junto a El niño de Elche su nuevo tema, Un veneno. Ya de entrada, la escenografía y la vestimenta del rapero eran de Cuarto Milenio, parecía sacado de la saga Torrente o de la serie Narcos. Rollo capo de Las Vegas, con su vasito de whisky en la mano.

Pues el tío ha cantado y, en vez de acercarse a Roberto para charlar un ratejo -como suele hacerse-, ha cogido su vaso de whisky y se ha pirado por la parte de atrás. Se conoce que no tenía ganas. Esto no ha sentado nada bien al presentador, el cual ha tirado de ironía en pleno directo: "C Tangana parece que se ha emocionado. Pues nada, hasta luego, Mari Carmen. Tengo la sonrisa en la cara por lo que acaba de pasar. Estas cosas pasan. Un veneno es lo que me ha entrado a mí ahora". Y los siete malos, Roberto, y los siete malos. Tu pullita ha estado más que justificada; ¡este tío es un impresentable! Son los fenómenos que estamos creando. Reflexionemos. Huelga decir que las redes lo han linchado. 

La impresionante actuación de Marta y la expulsión de Marilia 

Esta semana estaban en la cuerda floja como nominadas Marta y Marilia. La cosa estaba más que complicada, ya que se trata de dos grandes voces dentro de la academia. Probablemente, las concursantes con más proyección y talento en esas cuatro paredes. Por tanto, todos los ojos estaban puestos en sus actuaciones. Tengo que decir que mi debilidad por Marta no me ha jugado una mala pasada, ¡es que lo ha bordado! Su tema I want to know what love is no ha necesitado de nada más que de su voz. De hecho, ni bailarines, ni movimientos; la tía se ha clavado en el suelo y lo clavado en general. Ha hecho lo que se debe: en una nominación no arriesgar e ir a lo seguro.

Casi en la línea contraria ha estado Marilia. La pobre tenía que ponerse sexy esta semana y la cosa le ha salido mal. Ella no es de sacar sensualidad a pasear así como así y aunque le han puesto la vestimenta adecuada para comerse el escenario, algo no ha llegado en ella. Se ha quedado a medio camino con su Only Girl (In the world): sobreactuada, poco segura y no disfrutando la música.  

Miki y su polémica canción en catalán 

Ay, Miki. Es tan tierno, tan buen cantante. Además, un súper feminista militante y orgulloso, ¡a ver si aprenden los que dirigen el cotarro! Tan promujer que ha asegurado esta semana lo que sigue: "En un sitio donde hay chicos y chicas, somos personas y, por tanto, se debe hablar en femenino".

De verdad, no comprendo las polémicas que siempre suscita. Esta semana el morbo estaba en que le han asignado cantar una canción en catalán. Ni más ni menos que Una lluna a l' aigua, de Txarango. Él, como catalán, se ha puesto loco de contento, ¡y ha terminado saltándose las reglas sobre el escenario bailando con el jurado, sus compañeros y el propio presentador! Yo me lo he pasado pipa, pero hay debates que no se superan, parece. Uno de ellos es el catalán. La cosa ha estado encendida esta semana, pero yo no pienso darle pábulo: me quedo con la visibilidad de todas las lenguas y dialectos y con el hecho de que por primera vez en la historia del programa se ha cantando en catalán. ¡Así me gusta, haciendo Historia, Miki! 

Nominadas: María y Marta 

Salvada: Julia 

Favorito del público: Miki 

Expulsada: Marilia 

[Más información: OT 2018: Miki, reconoce que Pablo López te ha fastidiado la noche]