El descuido de Brisa Fenoy en 'Operación Triunfo 2018'.

El descuido de Brisa Fenoy en 'Operación Triunfo 2018'.

Famosos MINUTOSTV

OT 2018, sumido en el escándalo: el veredicto estaba tomado antes de empezar la gala en directo

¡FRAUDE! ¡TONGAZO! ¡Desintonizar TVE! Este miércoles a nadie le ha importado un pimiento cómo cantaran los concursantes de Operación Triunfo 2018 ni su primera gran salida al mundo real para la firma de su disco del pasado sábado. Qué va, lo verdaderamente gordo se estaba cociendo a todo gas en Twitter. Allí, en esa cueva de furiosos, los machetes se afilaban a golpe de tuit y los revolucionarios casi acordonan los estudios centrales de RTVE con porras y pancartas repletas de frases como OT, devuélveme la inocencia. ¿El motivo? ¡Una inocente hoja ha desvelado este miércoles que el veredicto final del jurado es tomado antes de que los triunfitos canten! Vamos, que el pescado está vendido antes de las galas. 

Al filo de las 22:30 de la noche la gala se las prometía igual de monótona que siempre, nada hacía presagiar a esa hora la que, minutos más tarde, iba a caer como un auténtico tsunami sobre la academia. ¡Piquete e indignación al ritmo de tongazo descarado! OT 2018 no sale de un escándalo cuando se mete en otro, la imagen del concurso está por los suelos y este jueves ha amanecido con la credibilidad en números rojos. A estos no los salvan ni con 100 años de penitencia. 

Fenoy y la hoja amañada.

Fenoy y la hoja amañada. TVE

¡Y con mucha razón! Todo ha comenzado cuando el siempre risueño Roberto Leal (38) - es de esos presentadores un tanto irritantes que hacen malabares con las polémicas y siempre salen ilesos- ha presentado, a bombo y platillo, a la persona del jurado que cada semana se estrena. Ay, si llega a saber el pedazo de lío que iba a armar la nueva incorporación no le pone tantas florituras. En esta ocasión, se ha lucido -nunca mejor dicho- en el concurso la compositora Brisa Fenoy. Con una angelical sonrisa, ha saludado mientras apostillaba: "No sé muy bien qué hago aquí, pero juzgaré lo mejor que pueda". Qué mona, qué relinda y qué... patinazo el que ha pegado. ¿Que no sabías qué hacías allí, querida? Pues, resultó que tu labor no era otra que cavar la tumba definitiva de OT 2018. Los hechos han ocurrido así. En un momento dado de la noche, las redes sociales del programa, como cada miércoles, cuelgan imágenes tanto de los concursantes sobre el escenario como del jurado. Y, claro, Fenoy ha sido una de las fotografías que ha ocupado el muro de la red.

Hasta ahí, todo normal. Con una camiseta amarilla, una blazer verde oliva, Brisa ha posado junto a unos cascos y, tachán tachán, sus codos estaban apoyados, inocentemente, sobre un sujetapapeles en el que había, a priori, anotaciones sin importancia. Pero, ay, los avezados seguidores del programa han hecho zoom y, ¡booooom!, salió el gordo. No echen lotería este año, los millones -de insultos- han caído en OT

En ese documento se podían leer con claridad tres columnas a ordenador: en la primera, los nombres de los concursantes; en la segunda, los del jurado -rollo, de qué concursante se ocupa cada uno en la valoración-; y en la tercera, LOS VEREDICTOS. Así, como lo oyen. Eso que se supone que se debe valorar única y exclusivamente en el directo riguroso de la gala a tenor de la mayor o menor fortuna de las actuaciones, ya estaba sentenciado en una hoja. Vale, sí, seamos francos: en el documento había más "dudas" que otra cosa -en el caso de Brisa-, entre ellas la expulsión de la semana: la de Marilia y Noelia. Pero de lo que no había duda era del favorito de la semana para ella -Famous- y de las cantantes que "siguen" en el concurso -María y Natalia-. 

Además, en la hoja de marras se le detalla a Brisa los pasos a seguir: "Recuerda que si hay que nominar la actuación correcta es después de argumentar por qué no te ha gustado: '...así que esta semana te proponemos para abandonar la academia'; si, por el contrario el concursante, sigue en la academia, después de argumentar, se debe decir '...cruza la pasarela'; en el caso del favorito, después de que Roberto lea el sobre donde descubre quién es el favorito de la semana se dirigirá al Jurado y dirá '...antes de cruzar la pasarela, desde el jurado te quieren hacer una valoración' (o algo similar) y entonces tú comentas si te ha gustado o no la actuación y por qué".

¡TONGAZO! Claro, uno se pregunta cómo puede tener la nueva jurado -por un día- de la semana las cosas tan claras cuando ni conoce a los concursantes ni los ha visto trabajar, al menos tanto como el jurado titular. Ay, esto huele a chamusquina de la mala. A amaño del torticero. "Qué vergüenza de programa, ya si que no pienso creer nunca más en él"; "Cómo nos engañan a la audiencia, es indignante", son algunos de los mensajes que han inundado la red. Se ha liado tan pardísima que el director de Gestmusic Endemol, Tinet Rubira, ha salido al paso en Twitter asegurando que esos veredictos tan solo son el trabajo que el jurado hace tras el visionado de los ensayos, pero que no es la última palabra y que el público, a través de la app, tiene parte del poder. 

¿Sí? ¿De verdad? ¿No me estarás mintiendo? Bueno, no seré yo quien ponga en duda a este profesional, pero el hecho es que Famous ha sido el favorito de la semana, Natalia ha sido una de las más votadas y María "sigue" gozando del apoyo y continúa una semana más en la academia. Joder, qué faena, ¿verdad, Rubira? Menuda clavada. Ah, y con respeto a las expulsadas, se ha ido a su casa Noelia, a la cual pienso que la pusieron en barbecho con Marilia por pura pena, pero ha terminado haciendo las maletas. Vaya, vaya. Ay, qué decepciones se lleva uno. Qué puñalada tan fea, OT 2018. Como decía aquella: No te lo perdonaré jamás, Brisa Fenoy. De la calle vendrán y de tu casa te echarán. 

Noelia-Marilia, duelo reñido, y el descacharro de María

Timos imperdonables aparte, este miércoles había dos grandes nominadas: Noelia y Marilia. Tengo que decir que, pese a que me chifla Marilia y no me gusta nada Noelia -la gran sobrevalorada de la edición-, en la gala se lo han currado a tope ambas y han estado a la altura de una nominación como la que se ha vivido. Vamos, que se han dejado la piel, cada una dentro de sus registros y posibilidades. Marilia ha optado por un temón que la ha hecho gigante en el escenario, María se bebe las calles, de Pasión Vega. Ahí es nada; el reto era grande, pero lo ha bordado con maestría. 

Si bien es cierto que no ha abusado de su vozarrón, ha estado contenida, y se ha mantenido en todo momento en un discreto, pero aceptable timbre, la actuación no se merecía un pero bajo ningún concepto. Perfecta, impecable. Más allá de la actuación, Marilia es un amor de chiquilla. Esta semana en la casa ha dado grandes momentos para enmarcar, como el de su "regla". Y es que, ha pasado una semana de catarsis considerable, además de la visita de cada mes: "He interiorizado dónde estoy desde que me nominaron. Y claro, también se me ha juntado todo con la regla". ¿Se puede ser más mona y natural? 

En el caso de Noelia, para sus adeptos se fue la voz del concurso con un 50,2% de los votos. Su actuación ha sido de quitarse el sombrero. La canción era Stone Cold y, salvo un primer gallo, le ha salido a la perfección. Hay que decir que su tema era mucho más arriesgado en voz que el de Marilia y lo ha defendido muy bien. Un empujón de autoestima que le ha venido de perlas, ya que Noelia ha desconfiado de sí misma. "Solo desafino en las galas. Lo voy a dar todo y me voy a sacar el papo en directo para ganar", ha bromeado en un momento dado.

La que ha sido un show en sí misma sobre el escenario esta semana ha sido María, la siempre incorrecta chica punky. Claro, como no podía ser de otra manera, quería cantar pero poniéndole su sello personal -esta chica tiene un problema con las letras de los demás, ¿recuerdan mariconez?-: "Un giro artístico, una afinación punky". El caso es que ha destrozado la canción Voy en un coche, ha pegado cuatro gallos, se ha desgañitao viva en el escenario, ha convulsionado por momentos y ha terminado la actuación rebozada por los suelos. Sorprendentemente, las redes la han apoyado en masa. ¿Qué tienes, María? 

La gran estafa de Los Javis: consejos baratos de diván 

Los Javis durante una de sus clases.

Los Javis durante una de sus clases. TVE

Anda que, vaya tela, Los Javis. Tanto revuelo, tanta deslealtad, tanta juguerreta sucia con Itziar Castro (41) y luego resulta que vuestra labor como profesores de interpretación es para salir corriendo sin mirar atrás. Porque, analicémoslo, ¿qué hacéis por los concursantes realmente? Itziar, al menos, les planteaba retos interesantes a seguir y juegos de roles para que fueran perdiendo costuras y rigideces, pero, ¿y vosotros? Lo que yo he visto este miércoles es de mercadillo de todo a un euro. Consejos baratos de diván y cosas completamente subjetivas. 

Por no hablar del minuto y medio, en general, que habéis salido. Primero le habéis dicho a Marilia cuatro chorradas, rollo: "Tienes dulzura de serie, te falta dureza"; "Despéinate, déjalos helados a todos"; "utiliza tu expresión". Juro que es lo mismo que les podría aconsejar yo, que sé de interpretación lo mismo que de ingeniería. Después, con Noelia, casi me descoyunto con vuestra frase maestra. Me ha dejado cuajao: "Tienes miedo a ser gigante". ¿Hola? A María solo le habéis preguntado que qué había estudiado antes de OT y, lo más vergonzoso, a Famous solo le habéis hecho ver lo que sigue: "Tienes un físico excepcional, para fliparte". ¿En serio? ¿De verdad habéis vuelto para eso? ¡Menudo fiasco! Quiero que vuelva Itziar. Por cierto, esta semana ha reinado de nuevo el silencio sobre ella. D.E.P, o como diría Mariló Montero, Q.E.P.D, que ella querrá discreción. 

[Más información: OT 2018: Marta y su mono, o cómo los memes te arruinan la noche]