Miriam Saavedra y Ángel Garó durante el programa.

Miriam Saavedra y Ángel Garó durante el programa. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Carnicería en GH VIP: Miriam y Ángel Garó se descuartizan en una noche de tongo y xenofobia

Si no puedes con tu enemigo, únete a él, se suele decir. Y eso han hecho esta semana dos pesos pesados en Gran Hermano VIP Miriam Saavedra (24 años) y Ángel Garó (53 años). ¡Sacarse los ojos en directo! Son los más fuertes, y se saben así, y este martes en Límite 48 horas casi se hacen la autopsia a cuchillazo limpio. En Guadalix hay nervios ante las nominaciones del próximo jueves y, con ellas, llegan las paranoias y puñaladas. GH VIP es de esos programas que nunca decepcionan; los pones, se mantienen más o menos intrigantes y, de repente, ¡boom!, explotan por los aires. Y en la explosión cae de todo; perdigones, vísceras, insultos y hasta dignidades. Casi siempre por soberanas chorradas y por piques absurdos entre los concursantes. Pero, ay, benditos roces. 

Decía que en el concurso los ánimos están más que caldeados porque esta semana había cuatro nominados, y no precisamente del perfil de DarekVerdeliss (33). No, no, aquello tenía su intríngulis: Miriam, Garó, El Koala y Asraf Beno. Tanto unos como otros, vitales en la supervivencia y con cierta categoría dentro del reality. Allí dentro ya nadie se fía de nadie; bueno, en realidad desde que se fue Verdeliss -increíble cómo, para ser un mueble de Ikea, era la que repartía paz y serenidad-, hay tres bandos, que a veces son dos dependiendo de las ráfagas de aire: Miriam y El Koala; Makoke (48) y Tony Spina; y el resto de habitantes, con acercamientos puntuales de Ángel Garó a la ex de Kiko Matamoros (61), y viceversa. Ya, yo también me hago un lío. 

Los cuatro nominados de este martes: Koala, Miriam, Asraf y Ángel.

Los cuatro nominados de este martes: Koala, Miriam, Asraf y Ángel. Mediaset

El caso es que se ha liado muy parda, pardísima. Todo ha terminado con Garó suplicando su eutanasia del programa: "¡Sacadme de aquí!". Nunca había visto tanto grito, tanto desquicie y tanta vejación por metro cuadrado. Claro, hasta ahora solo nuestro humorista patrio se había hecho el harakiri marcándose soliloquios esquizofrénicos y creyéndose el Dios supremo. Pues, imaginaos lo que tiene que ser eso multiplicado por dos. Miriam es una tía de carácter, de garra inca que ha empezado la noche con el morro torcido y sembrando la discordia a cañonazos: "Aquí respiro mucha hipocresía de personas que te dan besos y luego te nominan".

Esa frase ha caído como un jarro de agua fría entre sus compañeros. A Ángel, que había empezado pacífico y asegurando que, si sale expulsado, se alegraría "porque hay gente que me necesita fuera", se le ha encendido su trituradora interna.. Él, que de normal es el Dalái Lama, se ha picado. En realidad, la mecha se la debe el cómico a Mónica Hoyos (41), la cual le ha preguntado en primer lugar a Miriam los nombres de esas personas hipócritas según ella: "Sé valiente y dilos". Tras esto -y liarse la mundial entre las que fueran pareja de Carlos Lozano (55) -, Garó se ha puesto digno, se ha relamido, ha cruzado sus piernas y alzado el cuello -que ni la Pantoja en sus tiempos de dientes, dientes- y ha vomitado lo más grande.

Ángel Garó, a punto de estallar en la discusión con Miriam.

Ángel Garó, a punto de estallar en la discusión con Miriam. Mediaset

¡Comienza el show! Señores, por favor, apaguen sus teléfonos móviles y no fumen, el espectáculo está a punto de comenzar. Garó, que cuando se sulfura se cree que está en Broadway o en una superproducción con Angelina Jolie (43) como extra, se atusa el pelo, mira con cara de asco profundo a su alrededor, como si estuviera en una pocilga con cerdos, y dispara con voz del brunch de los domingos:

"Este show no forma parte de mi concurso. Estas actitudes machacantes no son propias de mí. Yo me dedico a otra cosa".

"Miriam no tiene una convivencia fácil. Me encanta Perú en todas sus formas, pero que Miriam se vaya allí a hacer estos espectáculos. Yo hago otros".

"No voy a permitirme codearme con gente de tan baja estofa"

"Pido que me voten de esta situación deplorable. Quiero trabajar donde me corresponde"

"Me quiero ir a mi casa, no quiero coincidir con este show. Tengo un público y no quiero que me vincule a esto". 

Y todo esto, les recuerdo a ustedes, lo dice el mismo Ángel que hace unos meses se asomaba al balcón de su casa desquiciado, desnudo, fuera de sí y gritándole a la policía que detuvieran "al moro de la esquina" y que ellos, la benemérita, "son mis empleados, que para eso pago 2.800 euros de IBI". Como digo, el mismo que también le gritó la semana pasada a Asraf "vete a hacer Kebab, mamarracho" y "eres un friki que no tienes mi trayectoria". Claro está, Garó tiene un problema de identidad bastante gordo. 

Como es lógico, esas palabras no han caído en saco roto y Miriam se ha encendido como solo ella, inca e histriónica, sabe hacerlo: "Cuando a Ángel no le gusta lo que hago, me dice siempre que me vaya a Perú. Es un xenófobo y un racista. ¿Que tú no coincides con todo esto? ¿Has visto tus vídeos y las que montas? Eres un maleducado que cuando se apagan las cámaras eres otro. ¿Te recuerdo lo del balcón en tu casa". Huy, eso es lo peor que le podría haber dicho.

Ángel, fuera de sí en 'GH VIP'.

Ángel, fuera de sí en 'GH VIP'. Mediaset

Ahí va otra tanda de educación y buen gusto (by Garó): 

"A mí la gente me conoce por mi trabajo, no como a ti por hablar mal de tu ex. España no me conoce en mi intimidad, como a ti"

"Lo del balcón estaba en mi casa, bastante tengo yo con lo que hizo ese vecino con las imágenes"

"Me marcho a mi habitación hasta que el público me eche"

"Bajuna, que sepas que te quiero quitar de en medio"

"Perú no se merece alguien como tú, chusma"

"Fuiste lo más bajo que he visto en mi vida cuando entré aquí"

Miriam, que de televisión sabe un rato largo, y tiene cogido el termómetro del público con una gran maestría, ha sabido que tampoco debe ponerse en su mismo tono y tan solo ha respondido: "Seré bajita, pero alta y grande de corazón". Ay, qué modosita se pone cuando le interesa. Tengo que decir que Miriam me sigue pareciendo la más sagaz y lista para ganar el concurso; tiene los sentimientos justos para llegar a las seis de la tarde y es muy calculadora. Estos ingredientes se los sabe de su parte, pero este martes la he visto muy crecidita antes de recibir la mejor cura de humildad de todos los tiempos. Pese a esto, las redes se han volcado con ella y han condenado a Garó.

 

Los porcentajes de expulsión, ¡tongo, tongo!

Lo que este martes se ha vivido en GH VIP nunca había ocurrido en la edición actual. Generalmente, cuando los martes Jorge Javier Vázquez (48) hace público los porcentajes de voto en las nominaciones de la semana, esos tantos por ciento se mantienen, en general, en una línea similar; suben o bajan, pero muy poco. Sin embargo, en esta ocasión se han puesto como locos y han llegado a variar considerablemente hasta en tres ocasiones.

Un quiebro que ha levantado las suspicacias de los seguidores del programa, que han visto un tanto extraño tanto disloque. De hecho, ha habido quien ha señalado que se estaba haciendo tongo y que se había manipulado la votación para que nadie se creyera ya ganador del concurso. A ver, si soy sincero, yo también lo he visto extraño. ¿Habrá manipulación? Lo que está claro es que al público de GH VIP no se le puede engañar tan fácilmente.

Las primeras cantidades que ha dado el presentador han sido 69,9 -25,3 -3,9 y -5,9%. Claramente, Miriam se veía en el 3 o, como muchísimo, en el 5, pero nunca más. Y esa seguridad le ha hecho crecerse demasiado en la casa esta semana y ser el perejil de todas las salsas. No hay más que ver la cara que ha puesto cuando, tras su broncón con Garó, los porcentajes han dado un vuelco: -22,7 -56,1 -5,1 y -16, 1. En ese momento, ella ha empalidecido porque se ha visto cara de 16,1. Una cura de humildad que la ha puesto muy nerviosa. Finalmente, cuando la audiencia la ha salvado de la expulsión junto con su inseparable Koala, ha vuelto a su esencia. Pero, sí, Miriam, reconoce que le has visto las orejas al lobo. 

Verdeliss siembra la discordia en la casa

Verdeliss en el plató de 'GH VIP' este martes.

Verdeliss en el plató de 'GH VIP' este martes. Mediaset

Cuando la youtuber se fue de Guadalix, todo se vino abajo. Los núcleos duros se relajaron y el recelo acechó sin parar. Como decía antes, nadie se fía de nadie y los únicos que se mantienen fieles a sí mismos son el Koala y Miriam. Eso sí, contra los demás despotrican lo más grande. Por cierto, pese a que la pareja se adora, en las redes hay críticas de todo tipo, en las que predominan las malas palabras hacia el cantante del corral: 

El Koala desconfía enormemente de Makoke, a la que define como "cámara humana" porque, según él, lo persigue y observa. Pero la desintegración no se queda ahí: Asraf se ha ido del bando de Suso/Aurah/Tony/Makoke/Ángel para acercarse poco a poco al de Miriam y el Koala. Tras la baja de Verdeliss, ¡vuelve el trío! Las peleas con Garó lo tienen muy cansado y por eso se ha largado. 

Pero, cuidado, disparando contra todos: "He visto cosas en ese grupo que me han dado desconfianza. La primera estratega y pelota es Makoke, que se junta solo con las personas fuertes". El grupo aludido, encabezado por Tony, no se ha quedado callado: "Te has acercado a Miriam y el Koala porque estás cagado por si te vas. Es solo una estrategia por tu parte".

No solo de recelos ha ido la cosa esta semana, sino que la comida de Verdeliss también ha traído cola en Guadalix. El caso es que cuando se fue les dejó a sus amigos Miriam y el Koala algunos de sus "caprichos" de embarazada, alimentos que, sin consultar, el otro bando comenzó a consumir. Esto enfadó muchísimo a Miriam: "Verdeliss nos dejó eso a nosotros y ni siquiera habéis preguntado".

Aquí se produce un dato curioso: después de esas palabras de la peruana -en las que se deduce que no tenía intención ninguna de compartir la comida con sus enemigos- ella y el Koala visitan el confesionario y, después de lo que se les dice en él, salen como almas caritativas que lo quieren compartir todo. "Si nosotros queríamos compartirlo desde el principio, pero me molestó que no preguntaseis primero", se excusó Miriam más tarde. Ay, que se te ha visto el plumero; os han reñido y exigido que compartáis con todos. 

Makoke y su aburrida curva de la vida: Kiko y más Kiko

Parodia en las redes sociales de la curva de la vida de Makoke.

Parodia en las redes sociales de la curva de la vida de Makoke.

Esta semana le ha tocado el turno a Makoke para hacer su curva de la vida. La sección consiste en que el concursante dibuje en curvas ascendentes sus mejores momentos y en picos bajos, los peores. Ella, cómo no, ha centrado su discurso en el divorcio de Kiko Matamoros, lo cual ha cansado sobremanera en las redes sociales, las cuales opinan que Makoke está siempre hablando de lo mismo. Pues resulta que sí, que para no querer hablar de su vida personal, siempre saca la ruptura sentimental a pasear cuando le interesa. 

Más allá de una infancia feliz y una adolescencia pletórica en Málaga con un padre marino, llegamos a 1998, año en el que se separa de su primer marido -con el que tuvo a su hijo Javier Tudela- y conoce a Matamoros. Aquí algunos de sus titulares más jugosos: 

"Él fue el gran amor de mi vida, aunque espero otro amor ahora"

"Fueron unos años muy felices, pero también la nuestra fue una relación complicada"

"En el año 2000 fue uno de mis picos más altos porque nació nuestra hija Ana"

"En 2009 y 2014 tuvimos dos rupturas fuertes y en 2018 llegó la decepción más grande y la ruptura definitiva"

"Pasó algo que me ayudó a encajar un puzzle, pero no lo voy a contar"

Pues, hija, cállate, y no lo hables. ¡Cuánto nos gustará jugar en el filo de la navaja!

Nominados: Ángel Garó y Asraf

Salvados: El Koala y Miriam 

[Más información: 'GH VIP': Chabelita, eres más lista que el hambre, pero me das lástima]