Miriam Saavedra tras la expulsión de Verdeliss.

Miriam Saavedra tras la expulsión de Verdeliss. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Miriam, con su dramón y su rimmel corrido, salva el Halloween más patético de GH VIP

¡Dramón máximo! Este jueves, en el Día de Todos los Santos, el corazón de Miriam Saavedra (24 años) estaba de luto. A la peruana casi se le va la vida en un minuto. Yo no he experimentado nunca la sensación de perder el alma, pero creo que ella ha estado a nada de quedarse hueca por dentro, y, encima, sin rimmel en sus pestañas. ¡De tanto como ha llorado! Ay, qué avatares nos pone Dios. La concursante de Gran Hermano VIP se ha cogido un desgarrador sofocón en directo al enterarse de que su hermana, su alma gemela, su vida entera -recordemos que se conocen solo de hace mes y medio-, Verdeliss (33), ha sido la expulsada de esta semana. 

De nada le ha servido a Miriam estar al tanto estos días de que, sí o sí, se tenía que despedir de alguno de sus dos mejores amigos: El Koala o Verdeliss. El trío estaba destinado a romperse. La cosa estaba más que cantada y ella era conocedora, pero este jueves cuando El Koala le ha informado de que Verdeliss -su doctora amor como ella la llama- ha abandonado la casa de Guadalix, su mundo se ha fundido a negro.

Miriam, tras enterarse de la marcha de Verdeliss.

Miriam, tras enterarse de la marcha de Verdeliss. Mediaset

Ella, que de natural es propensa al drama lorquiano y al exceso sin mesura, se ha quedado a oscuras. Y también literalmente, de tanto como ha cerrado los ojos para que las lágrimas negras corriesen por su rostro. ¡Minuto y medio con los ojos cerrados y el alma encogía! Presten especial atención a la especie de conversación, o algo parecido, que ha mantenido con El Koala tras la hecatombe de Verdeliss. ¡Es de enmarcar! Insisto, Miriam sabía que uno u otro de sus amigos decía adiós. Importante matiz. Ahí vamos al sinsentido: 

El Koala: Jorge Javier me ha dicho que me fuera a la cocina.

Miriam: ¿A quién le dijo?

El Koala: Le dijo a Verdeliss que se fuera por el jardín.

Miriam: Ya, ya.

El Koala: Y a mí que me fuera para la cocina.

Miriam: ¿Y entonces?

El Koala: Yo he estado con Verdeliss hasta que se ha ido andando.

Los dos amigos llorando por Verdeliss

Los dos amigos llorando por Verdeliss Mediaset

Miriam: Pero, ¿tú cómo sabes que la han echado? Lo mismo está en la cocina.

El Koala: No, le han dicho que se vaya por el jardín.

Miriam: Pero eso no quiere decir que se haya ido. 

El Koala: Lo mismo vuelve y es una broma.

Miriam: Por eso. Pero, ¿Jorge dijo que Verdeliss se iba? ¿Lo dijo? ¿Cómo lo dijo?

El Koala: Dijo Jorge, 'Verdeliss se va al jardín', y yo a la cocina.

Miriam: Pero, se va, ¿del concurso?

El Koala: O lo mismo vuelve. 

¡La tía lo ha conseguido liar! Hay que recordar a los que leen este blog que nunca hay lugar a confusión. Cada jueves Jorge Javier Vázquez (48) reúne en un momento dado de la noche a las dos personas nominadas y siempre anuncia la expulsión con su mítica frase: "La audiencia ha decidido que debe abandonar la casa..." Quiero creer que la pobre Miriam, en shock, no sabía lo que decía. A veces, el dolor puede nublar. El caso es que esa especie de diálogo -creo que esto es decir mucho- ha terminado con los dos amigos buscando como alma -rota- que lleva el diablo a su amiga por los jardines de la casa. 

En su búsqueda frenética, Miriam sollozaba sin parar mientras las lágrimas, envueltas en rímmel, se le metían en la boca y corrían por su cuello. ¡Cuánto sufriremos! "Verdeliss, no, no, no. Ella, que era tan pequeñita. Mi amiga, mi confidente", se lamentaba por las esquinas. En un momento dado de la noche, Jorge Javier le ha dicho entre risas: "Miriam, te aseguro que Verdeliss está viva. No te preocupes". "Pero, por qué se tiene que ir. ¡No es justo!", se ha quejado la ex de Carlos Lozano (55). A lo que Jorge, doblado de la risa, ha respondido: "Ya, hija, pero se tiene que ir una persona cada semana, si no no llegamos a Supervivientes a ese ritmo". 

Un Halloween sin gracia y sobreactuado 

Momento de 'GH VIP' con Aurah.

Momento de 'GH VIP' con Aurah. Mediaset

Dramas del primer mundo aparte, lo cierto es que la noche de este jueves en Gran Hermano VIP la ha salvado, sin lugar a dudas, Miriam. Se celebraba en Guadalix de la Sierra la noche de Halloween y tengo que decir que casi me duermo de la modorra que me ha entrado. ¡Menos mal que, una vez más, Miriam ha venido a salvarnos! Me reitero en que es la digna ganadora de esta edición y la que, con sus filias y fobias, levanta el concurso cada semana. 

El caso es que la noche del terror ha comenzado en Telecinco con un Jorge Javier descojonado de la risa -hecho que te saca un poco del papel y las palomitas-, y con un payaso enano que llevaba por nombre Payasín. Todo muy elaborado. La función de este ser terrorífico donde los haya era pegarles tartazos a los concursantes. Y sí, vale, guay, el primer tartazo tiene su aquel, el segundo puede que también, pero ya con el tercero como que la gracia se va yendo. Cabe destacar que este año los jefes han ambientado la casa bastante bien -se lo han currado de lo lindo, las cosas como son-, y han habilitado dos escenarios de la muerte: una sala de hospital y el sótano. 

La intríngulis estaba en que los concursantes, después de pasar por las diferentes pruebas terroríficas de rigor, debían coger de una piscina mugrienta, llena de porquería zombie, una de las tres pelotas que, previamente, Payasín había lanzado. La primera en iniciar ese laberinto del terror ha sido Aurah Ruiz (28). Ha sido un desastre en sí mismo. Aquello no había por dónde cogerlo. 

Lo cierto es que ninguno de los concursantes me ha dado credibilidad en el susto -cabe destacar que Asraf ha llegado a preguntar: "Entonces, me tengo que asustar, ¿no?"-, pero lo de la ex de Jesé Rodríguez (25) es de otra galaxia. Se presenta a pasar miedo con una minifalda estupenda y estrechísima, unas botas negras altas y un pelo perfectamente peripuesto. Vamos, la típica chica que matan la primera en las películas de miedo. Su misión era encontrar una llave en la sala del hospital, donde había sentados tres zombies. Ella, toda tímida, les ha preguntado a media voz: "Por favor, ¿me podéis dar la llave?". ¿En serio? El despiporre en las redes ha sido de órdago. 

En esa línea se han mantenido todos, desde Tony Spina hasta Makoke (48), la cual parecía que iba de casa rural con unas amigas. En lo único que se ha notado de verdad un sentimiento por su parte ha sido cuando un chorro de agua putrefacta ha estropeado su pelo. Joder, qué putada. El que más me ha sorprendido ha sido Ángel Garó (53). Lejos de sus desquicies e insultos del pasado martes, el cómico se ha mostrado este jueves de lo más conciliador y pacífico. Le ha pedido con una educación pasmosa a los zombies que le dieran la llave y casi se queda con ellos de cháchara. 

Miriam, al zombie: "Yo soy buena, no me comas"

Miriam zafándose del zombie.

Miriam zafándose del zombie. Mediaset

¡Prepárense que vienen curvas! ¡El turno de Miriam! Aquí sí que vamos a pasar miedo del bueno. Fijaos lo que voy a decir: creo que han sido los zombies quienes lo han pasado mal con la peruana. De hecho, me ha parecido ver a algunos que se escondían de Miriam, temerosos. Os pongo en situación: Miriam llega a la sala del hospital con la misión de la búsqueda de la llave. Aquí os dejo su monólogo -los zombies, claro, no le responden-. 

"Por favor, chiquito, dame la llave, anda"

"Yo soy una niña buena"

En ese momento, el zombie le salta al cuello y ella, histérica, se saca un zapato y se defiende con él: 

"No me comas, por favor. Soy muy buena"

"Qué he hecho yo para merecer esto"

"Que Dios me perdone mis defectos"

"Ya no me voy a portar mal nunca más. Lo juro"

Y yo juro que hacía tiempo que no me reía tanto. Me han caído lágrimas, pero sin rimmel. Miriam es grande, me encanta. Eso sí, ojo, me gusta en el concurso, pero no me la llevaría a casa nunca. Opino como Ángel Garó; Miriam es alguien que te deja seco, agostado de por vida. Hay que dosificarla.

Mónica Hoyos ataca y El Koala se pone triste

Muchos lo dicen en las redes sociales, y yo lo refrendo: Mónica Hoyos (41) está perdiendo entidad en la casa de Guadalix. La otra ex de Carlos Lozano -con permiso de Miriam- cada día está más ausente. La veo muy poco participativa en las galas -el martes pasado ni habló- y solo lo hace para disparar sin piedad a su archienemiga Miriam. Muy mal, Mónica; ella ya no tiene la necesidad, y cada día se aleja más de tu enfrentamiento. El caso es que Mónica ha reflexionado esta semana sobre la presencia en el plató de Telecinco de Hugo Castejón, el nuevo defensor de Miriam desde que Lozano ha desaparecido de la televisión. 

Les explico: Castejón y Miriam tuvieron un roneo antes de que esta entrara en el concurso y, parece, que Hugo contaba con el beneplácito de Miriam para defenderla en el caso de que Lozano no pudiera. Este punto no le parece nada bien a Mónica: "Cuando vi a Hugo en el plató, pensé: con todo lo que Carlos me ha atacado para defender a Miriam, se tiene que sentir súper ridículo en casa al ver a Hugo ocupar su puesto. Me da penilla, aunque ya no conozco al Carlos del principio". Por cierto, Mónica, estás cansando al público: 

Cambiando de tema, El Koala está triste. Él y Miriam comparten, y arrastran, la pena de haberse separado de su amiga Verdeliss. El trío se ha convertido en dúo. Aunque, en general, al cantante del corral se le ha visto más entero que a Miriam, también ha llorado lo suyo cuando la youtuber se ha ido para no volver. Ya antes de que la audiencia diera su veredicto -los porcentajes de voto han estado muy igualados con un 48,8 y un 51,2% entre él y Verdeliss-, El Koala se ha roto: "Estoy triste porque son como mis hermanas las dos. Verdeliss es oro para mí y Miriam muy especial. Los demás son compañeros, pero no me dicen tanto como ellas". Ay, señor, llévate esa losa que le pesa tanto al cantante. Dios mío de mi vida, menudos lazos de sangre que se viven en Gran Hermano VIP

Nominados de la semana: El Koala, Miriam, Ángel y Asraf 

Líder de la casa: Tony Spina. 

[Más información: El trío de favoritos de 'GH VIP' se rompe: Verdeliss, nueva expulsada]