María José Campanario durante la gala en Sevilla.

María José Campanario durante la gala en Sevilla. Gtres

Famosos VUELVE A LA VIDA SOCIAL

María José Campanario reaparece después de su último ingreso hospitalario

Este lunes la odontóloga ha comparecido ante los medios para unirse a una iniciativa que apoya la creación de una asociación española contra la fibromialgia. Se trata de su primer acto público tras su recaída en la enfermedad. 

Este lunes María José Campanario (39 años) ha dado ejemplo implicándose en algo que le toca de lleno. Ha puesto su granito de arena para recaudar fondos contra la fibromialgia, la dura enfermedad que padece y que afecta a miles de personas. La médico ha reaparecido ante los medios de comunicación en el que ha sido su primer acto público desde que el pasado año la dolencia la alejara del barullo mediático. Tan solo el pasado mes de agosto se dejó fotografiar junto a su marido en Cuenca tras la corrida de toros de este. Ya entonces reaparecía con un aspecto totalmente renovado y ahora lo ha vuelto a hacer. María José ha demostrado que lo peor está quedando atrás. 

Con un favorecedor mono azul eléctrico, pelo rubio ondulado y unas sandalias marrones a juego con su bolso de Louis Vuitton, la odontóloga ha asistido a una gala muy especial para ella. Su primera imagen en un evento público tiene un motivo de peso: ayudar a todas las personas que, como ella, padecen la enfermedad denominada fibromialgia.

María José Campanario durante el acto.

María José Campanario durante el acto. Gtres

Con una amplia sonrisa, Campanario ha presentado el cartel de un concierto benéfico que se celebrará el próximo día 11, una cita con la que se apoya la creación de una asociación española contra la fibromialgia. El concierto contará con artistas como Pascual González, Cantores de Hispalis, Pakito Mejías y Juanlo Campayo, entre otros. 

En Sevilla, Campanario ha aprovechado la comparecencia para hablar acerca de los peores momentos por los que la fibromialgia le ha hecho pasar. Eso sí, siempre lanzando un mensaje positivo. Sorprende que en esta ocasión tan especial para Campanario su marido, Jesulín de Ubrique (44), no haya querido acompañarla, tal como ella hizo el pasado 19 de agosto en Cuenca. Cabe recordar que en las últimas semanas no han sido fáciles para el diestro, quien tuvo que ser intervenido quirúrgicamente tras cortarse con la espada un tendón. 

Su última recaída, muy dolorosa

Cuando parecía que la de Castellón comenzaba a recuperar la alegría, la salud y la normalidad de su vida, su 'enemiga' la fibromialgia le volvió a jugar una mala pasada en el mes de septiembre. Puede, que una de las peores, por inesperada. "Está en una fase buena y espero que sea por mucho tiempo", aseguraba Jesulín hace tan sólo un mes. 

La odontóloga en Cuenca.

La odontóloga en Cuenca. Gtres

"El próximo mes de octubre recuperará su vida profesional porque ella es una mujer súper preparada, habla cinco idiomas perfectamente. Se defiende muy bien en el extranjero, así que en cuanto empiece el otoño se reincorporará", aseguró el diestro, visiblemente arrobado de amor. Y así se mostraba ella el pasado 17 de agosto de camino a un concierto en el que disfrutó de su familia y haciendo gala de un importante cambio físico. La odontóloga se dejó ver con la melena ondulada, el pelo cuidado y vistiendo un mono blanco que dejaba ver su buen bronceado. Además había decidido someterse a un ligero cambio de look y se colocó el cabello hacia un lado, un estilo que le favorece mucho a la catalana.

Con todo, lejos quedaban las imágenes de la Campanario paseando por los aledaños de la clínica en la que estaba ingresada, fotografías en las que su aspecto no lucía como lo hacía hace unas semanas. De la misma guisa, luciendo figura esbelta y una pletórica sonrisa, se dejaba fotografiar en Cuenca tras la corrida de Jesulín. Tras ese resbalón doloroso el mes pasado, ahora María José vuelve a la vida pública más fuerte que nunca.