Ángel Garó y su ex Darío en montaje JALEOS.

Ángel Garó y su ex Darío en montaje JALEOS.

Famosos ¿VIOLENCIA DOMÉSTICA?

Ángel Garó sale de 'GH VIP' para enfrentarse con su expareja en los juzgados

Tal como estaba previsto, el cómico y su pareja se han visto las caras en los juzgados de Málaga. Tras el juicio, Garó regresará al reality. 

El humorista gaditano Ángel Garó (53 años) ha salido de la casa de Gran Hermano VIP para ser juzgado este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga por un presunto delito de violencia doméstica contra la que fue su pareja en mayo de 2017. Tal como se dijo en su momento, el humorista no presentó ningún escrito para no acudir al juzgado y, finalmente, su presencia ha sido un hecho.

Con un traje en tonos blancos y verdes, unas gafas de sol, una sonrisa y unos cascos que lo han mantenido ajeno a las preguntas de los medios de comunicación -requisito expreso de la productora del reality-, Ángel ha hecho su entrada. Bastante más serio, y escondido igualmente tras unas gafas, ha llegado Darío, su expareja. De este modo, el destino ha querido que la expareja se vuelva a ver las caras después de unos tensos meses. 

El humorista tras salir de la casa de 'GH VIP'.

El humorista tras salir de la casa de 'GH VIP'. Gtres

El humorista, afincado en Málaga, se enfrenta a una petición fiscal de nueve meses de prisión por un presunto delito de violencia doméstica, según el escrito acusatorio, al que tuvo acceso Efe. El ministerio público también solicita que Garó no pueda aproximarse a una distancia inferior a 100 metros a la que fuera su pareja, a su domicilio o lugar de trabajo, ni comunicar con él por cualquier medio, "en especial por vía telefónica" durante dos años. 

Los hechos se remontan al 24 de mayo de 2017, sobre las 6.15 horas, cuando Ángel Garó se encontraba en su domicilio de Málaga en compañía del que era su pareja desde hacía año y medio aproximadamente. En el relato acusatorio del fiscal se precisa que el humorista presuntamente increpó en varias ocasiones durante la noche a su pareja por lo que éste decidió, finalmente, marcharse a su casa, a lo que el acusado se negó y lo cogió por la mano izquierda.

No obstante la pareja pudo zafarse y comenzó a bajar las escaleras del inmueble, pero fue interceptado por el acusado y se entabló un forcejeo entre ambos y la víctima cayó por las escaleras. La pareja del humorista supuestamente quedó tendida en el suelo pero pudo levantarse y salir de la casa después de recuperar el móvil, "que le había sido arrebatado por el acusado para tratar de impedir que diera aviso a la policia.

A consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió policontusiones, diversas erosiones y esguince de tobillo derecho, lesiones de las que sanó en treinta días, de los que veintiuno estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. El perjudicado ha renunciado a las indemnizaciones que pudieran corresponderle en virtud de estos hechos, se señala en el escrito provisional del fiscal.

[Más información: Auge y caída de Ángel Garó: el ocaso de un humorista detenido en plena huida]