David Valldeperas, la nueva estrella de 'Sálvame'.

David Valldeperas, la nueva estrella de 'Sálvame'.

Famosos TODO LO QUE NO SABES DE ÉL

David Valldeperas se marca un Carlota Corredera: nace una nueva estrella

Pasó de trabajar tras las cámaras a presentador sustituto, y ya ejerce de conductor principal en 'Aquí hay madroño'. ¿Quién se esconde detrás de tantos logros?

El 30 de junio de 2017 a las cuatro de la tarde media España encendió su televisor para ver Sálvame y no encontró a Jorge Javier Vázquez (47 años) ni a Paz Padilla (48) ni a Carlota Corredera (43). En su lugar estaba David Valldeperas (45) el que hasta ese momento era el 'pepito grillo' de los presentadores, ese director que les susurraba al oído -literalmente mediante el pinganillo- lo que debían hacer. Fue su debut como sustituto del rey del cortijo y es que ya lo dijo él mismo: "En este programa como se gana dinero de verdad es presentando". Y lo ha llevado a la práctica.

Carlota Corredera fue la primera que se atrevió a dar el paso y dejar de ocultarse tras las cámaras para enfrentarse a la labor de presentar. En el año 2015 la gallega se hacía con el puesto de Paz Padilla en sus vacaciones -que ésta a su vez cubría las bajas del presentador titular-. A finales de enero de 2016 se colocó también como colaboradora en algún programa y en enero de 2017 se hacía con el mando de Cámbiame, espacio anteriormente presentado por Marta Torné (40). Todos estos pasos de Carlota recuerdan mucho al rumbo que está tomando la carrera de Valldeperas que tras dejar la dirección pasó a conductor de Sálvame y ahora debuta como rostro principal junto a Carmen Alcayde (45) en Aquí hay madroño.

Carlota Corredera junto a su compañero David Valldeperas.

Carlota Corredera junto a su compañero David Valldeperas.

Los directores de La Fábrica de la Tele han ido renovando su camino profesional. Tras toda una vida dirigiendo y siendo los guías de los presentadores, Carlota ya tiene una foto propia en los pasillos de Telecinco y no sería extraño ver dentro de un tiempo la instantánea de Valldeperas por ahí. Aunque el paso definitivo lo ha dado en otra cadena, en Telemadrid, con un programa que recuerda a Aquí hay tomate, un espacio que catapultó a Jorge Javier precisamente con la misma compañera, Carmen Alcayde.

Parece que David sigue una vez más la estela de Carlota y Jorge Javier. Pero sus personalidades y su forma de presentar poco tienen que ver unas con otras. Vázquez es el espontáneo; Paz Padilla, la rebelde que busca hacer humor; Carlota, la correcta; y Valldeperas representa el orden y la medida. Esos atributos son propios de un hombre que lleva décadas trabajando en la sombra, pendiente de cumplir los tiempos, de seguir la escaleta, de controlar las intervenciones... donde no caben sorpresas.

David Valldeperas se pone la 'medalla' de presentador.

David Valldeperas se pone la 'medalla' de presentador.

Y así se muestra por el momento David Valldeperas tras un año cubriendo las sustituciones de Carlota. Sabe lo que tiene que hacer pero es difícil mostrar campechanía en un directo frente a la cámara si llevas toda la vida en la sombra. Aunque solo es cuestión de tiempo que el nuevo presentador se 'suelte' porque su día a día está lleno de aventuras, de salidas con amigos, de diversión y de muchas horas compartidas con su propio equipo, por lo que le resultará fácil 'contagiarse' del 'gen' televisivo.

Su madre, su pareja y sus perros son su gran pasión

Valldeperas está encantado con las oportunidades que le ofrece su vida profesional y disfruta con su trabajo, pero lo que más le gusta es estar con los que más quiere y si es de viaje, mejor. Entre sus imprescindibles está su madre, su 'mareta', a la que dedica tiernas palabras junto a bonitas instantáneas que comparte en sus redes sociales. Pero no es la única que ha robado su corazón.

Su madre, su novio y sus mascotas.

Su madre, su novio y sus mascotas.

Xoan Viqueira, un creador e ilustrador, es el gran amor del director y presentador. Valldeperas intenta salvaguardar el carácter anónimo de su pareja y no muestra fotos de ambos de manera pública aunque sí se dejan ver sin ocultarse en los eventos públicos o en los compromisos laborales. Y precisamente ambos comparten una pasión muy viva: sus dos perros. Sus mascotas son otra de las grandes debilidades del rostro de Sálvame y no duda en presumir de ellos siempre que tiene ocasión.