Algunos detalles de la casa de Pablo Iglesias.

Algunos detalles de la casa de Pablo Iglesias.

Famosos ANTES Y DESPUÉS

"Muy a gustito en mis 60 metros": cuando el revolucionario Pablo Iglesias vivía en Vallecas

El líder de Podemos ha evolucionado en lo que a vivienda se refiere, y es que ha pasado de la casa de su tía-abuela al chalé de 268 metros y 2.000 metros de parcela. 

Cuando Pablo Iglesias (39 años) empezó en política presumía de ser un hombre de la calle, que vivía como cualquier otro ciudadano y que entendía los problemas de la gran parte de los españoles. Sin embargo, muchos están criticando al líder de Podemos ahora por haberse comprado un chalé junto a su pareja, Irene Montero (30), de más e 660.000 euros.

Sin duda la calidad de vida del político ha mejorado sustancialmente, y más si analizamos la casa en la que vivía antes, un piso de 60 metros cuadrados en Vallecas que heredó de su tía-abuela y que, según él mismo en el Programa de Ana Rosa, era una propiedad en la que estaba "bien a gustito".

La casa estaba situada en un edificio sin grandes lujos: un portal con ladrillos prefabricados, un telefonillo desgastado y con las etiquetas amarillentas y un ascensor de los años 80 de estos que la puerta hace más ruido al abrir que cuando se pone en marcha. 

En cambio, si ahora Pablo Iglesias recibe a Ana Rosa en su nueva casa la situación va a cambiar mucho. La vivienda está rodeada de un muro natural de piedra y revestimientos tradicionales en cerámica torrefactado que da paso a un gran jardín cuidado con una abundante vegatación y un camino de piedrecitas hasta la casa. 

- Sigue siendo el mismo mobiliario de mi tía-abuela, pero no me lo pienso cambiar... -comenta Pablo Iglesias cuando entran en su casa de Vallecas. 

- Está bien, pero hombre, tampoco... -le espeta Ana Rosa

- Cumple su función, y yo te confieso que me agobio muchísimo. Tomar yo el mando de vamos a cambiar la cocina, vamos a poner no sé qué, me angustia muchísimo.

Lo cierto es que el comentario de Pablo Iglesias tampoco era muy necesario, ya que un simple vistazo al interior de la vivienda deja adivinar que los muebles no es que sean modernos. La cocina está decorada con los clásicos azulejos blancos, que el político esconde bajo un gran número de posters con mensajes reivindicativos, que combinan con unos muebles de madera sin ninguna pretensión más que guardar los alimentos. 

El estilo clásico de la estancia se une al de algunos electrodomésticos antiguos, como el horno sobre el que pesan ya varios años, la nevera solitaria en una esquina de la habitación o la caldera que deja al descubierto las tuberías y algunos cables.

Iglesias y Montero se compran un chalet de lujo en la sierra de Madrid

De todos estos, lo que más llama la atención es la campana extractora que parece no funcionar correctamente ya que Iglesias ha colocado en uno de los extremos una lámpara de uso común para poder iluminar el fuego. Un apaño que, aunque poco seguro, parecía servirle a Pablo Iglesias que tampoco cocinaba mucho. 

Sin embargo, no todo era tan antiguo. Entre esta colección de 'reliquias', el líder de Podemos también había incluido algunos electrodomésticos modernos, como la cafetera Nespresso de última generación o una tostadora de acero inoxidable.

- ¿Tú has vivido siempre en esta casa? -le pregunta la presentadora al político.

- Desde que tenía 13 años. Mi madre se compró una casa, porque esta era la casa de mi tía-abuela, y yo venía aquí a estudiar. Y cuando empecé a ganar dinero con la beca de investigación, después de hacer Derecho, me vine directamente. 

Ahora el político puede presumir de que su nueva casa poco tiene que ver con al e Vallecas, pues aunque la cocina tampoco es mucho más grande, los electrodomésticos sí son más modernos, la encimera es de más calidad y los acabados muestran un mayor estilo y gusto en la decoración. Un cambio a mejor sin ninguna duda. 

[Más información: Pablo e Irene, 'esta casa es una ruina': más de 50.000 euros en reforma y 600 mensuales de gastos]