Laura Matamoros con su tarta 'jungla'.

Laura Matamoros con su tarta 'jungla'.

Famosos FIESTA POR SU PRÓXIMA MATERNIDAD

Laura Matamoros celebra un 'baby shower salvaje'

La hija de Kiko Matamoros está a punto de dar a luz y ha decidido festejar la llegada del bebé con una fiesta de temática jungla.

Laura Matamoros (24 años) lo tenía claro desde el principio: "Quería algo original, no lo típico de todo color azul bebé, pastel... yo no soy nada pastelito", explicaba la influencer nada más ponerse manos a la obra con la preparación de la baby shower de su futuro hijo. A pocas semanas de dar a luz, la joven no ha querido perder la oportunidad de juntas a sus amigos y celebrar la inmediata bienvenida al mundo de su primogénito.

Como ella misma ha comentado en su canal de mtmad, no buscaba crear un evento lleno de colores pastel y por eso ha apostado por algo "más cañerito y divertido". Ni rosa, ni azul, Laura ha optado por el naranja, amarillo, verde y rojo, colores muy vivos y que se pueden encontrar en una jungla, porque esa quería que fuera la temática del acto.

Algunos detalles de la 'babyshower'.

Algunos detalles de la 'babyshower'.

Para ello encargó un catering con esa inspiración y su cocina se llenó de cake pops de zanahoria y cupcakes de chocolate con estampado animal, de trigre o cebra, e incluso con caras de leones, elefantes, jirafas...

Pero la indiscutible protagonista de la mesa era la gran tarta llena de color con figuras de todo tipo de animales rodeando a un bebé desnudo en el centro que dormía plácidamente junto a sus amigos selváticos. La representación del niño era de gran realismo frente a los personajes más animados que le 'protegían' sobre el pastel.

También había pastelitos llamados muerte por chocolate, por sus infinitas capas de cacao, y bocaditos salados pero sanos, así como macedonia de frutas. Todo con un toque propio de la selva, y es que los alimentos estaban posados sobre platos en forma de hojas de palmera o cuencos de madera rústica.

Cada detalle estaba cuidado al milímetro para que se respirara un ambiente de jungla auténtico en el que reinara la diversión, la dulzura -por la espera y por el chocolate- y la felicidad por la próxima llegada. Pero Laura Matamoros se asustó entre tanta preparación porque en un instante fue capaz de ver lo que sería a partir de ahora su vida: "Si esto es así y todavía no ha nacido, no me quiero imaginar cómo será cuando celebre sus cumpleaños".

[Más información: Laura Matamoros, a todo lujo en Bali gracias a lo ganado en 'Supervivientes']