Santiago Trillo.

Santiago Trillo. Redes sociales

Famosos 'MODO AVIÓN'

Alternativo, bohemio y un loco de las guitarras: así es Santi, el hijo de Federico Trillo

Política y música están cada día más cerca. El pequeño de los vástagos del exministro de Defensa prueba suerte en el mundo de la música con una banda de pop que ha formado con sus primos y JALEOS ha hecho un perfil del vocalista del grupo. 

Qué equivocados están aquellos que se atreven a decir que política y arte son cosas complemente opuestas, que en la primera no cabe la segunda y viceversa. Para nada; como prueba, una banda. Bueno, ya dos. El grupo Taburete, presidido por Willy Bárcenas (28 años), y ahora Modo Avión, la nueva aventura musical del benjamín de Federico Trillo (65).

Cada vez son más los jóvenes imberbes de bien afincados en urbanizaciones de postín que, en su pleno desarrollo artístico, sorprenden desviándose de un camino preconcebido y cómodo. Fuera el encorsetamiento típico de la política, la era del destierro de los corbatas ha llegado. Lo que más mola es el rollo hipster desenfadado. 

¿Que estudie Ciencias Políticas? No, papá, yo lo que quiero es ser artista, como entonó Concha Velasco (78). Y no hay más que bucear levemente por las redes sociales de Santi Trillo para darse cuenta de que este joven de 25 años siente una especial devoción por la música. Que la vive, que la transmite. 

En una quedada de cervezas, en un concierto íntimo, e incluso en algunos recitales abiertos, a Santi y su banda- formada por sus primos, los tres hermanos, también Trillo-Figueroa, Juan Carlos, Tomás y Álvaro- se los come el duende y se montan rápido un sarao. En el centro de este, Santi y su guitarra, y los demás hacen las veces de acompañamiento. "Eres como el vino, que te sienta fenomenal. Dame de beber, que una, que dos, que tres, que cuatro, que cinco que seis /Que pierda el sentido, que todo lo demás ya lo perdí contigo", reza una de sus muchas canciones. 

[Más información: El hijo de Trillo monta una banda de pop y su nombre desata la polémica]

Santi Trillo junto a Juan Pablo, batería del grupo.

Santi Trillo junto a Juan Pablo, batería del grupo. Redes sociales

Aunque pudiera parecer que las carreras musicales de Willy Bárcenas y Santi caminan hacia el mismo horizonte, hay grandes diferencias entre ellos. Mientras que el hijo del polémico tesorero del PP se dedica en cuerpo y alma a su pasión, Trillo debe compaginar la abogacía -el mismo oficio de su padre- con su romance con la guitarra. Santiago estudió Políticas y Relaciones Internacionales en la Universidad de Westminster de Londres. Santi es un chaval apasionado, sensible y con un desbordado don para la composición, ya que además de ser vocalista es el compositor de la mayoría de las canciones. 

Soltero de oro y con unos penetrantes ojos verdes, el hijo de Federico Trillo prefiere vivir, de momento, volcado en sus deberes y deja el corazón aparcado. Ya habrá tiempo para las mujeres. Con el atuendo desenfadado típico de los pijos rebeldes y un aire de improvisación, Santi se describe a través de sus canciones como un chaval bohemio, alternativo, loco de la guitarra y amante de los encuentros con amigos en los que la única fémina es la música. 

Según ha desvelado LOC, la comunicación del grupo corre de la cuenta, como no podía ser de otro modo, de un familiar: Quico Trillo, un primo de Zaragoza. Gracias a él la banda ha conseguido ir más allá en sus sueños: cantar en un programa de Aragón TV tras las fiestas de la pilarica. 

Modo avión, envuelto en una dura polémica

A veces la elección del nombre de un grupo musical puede ser algo espontáneo, sin que medie ninguna premeditación. Sin embargo, aún así hay ocasiones en que la polémica es inevitable. Eso mismo les ha pasado a la banda Modo Avión, la cual un buen día decretó que ese sería su sello sin caer en la cuenta que el avión, el medio de transporte, les costó un altísimo peaje al padre de Santi Trillo. Corría el año 2003, en plena era Aznar, cuando 62 militares españoles regresaban a casa tras cuatro meses y medio de misión en Afganistán y Kirguistán. Sin embargo, su avión Yak-42 nunca llegó a su destino, no traspasó Turquía, donde se estrelló provocando la peor tragedia del ejército español hasta la fecha.