David Bustamante y el paparazzi Jordi Martín.

David Bustamante y el paparazzi Jordi Martín. Redes sociales

Famosos NO AGUANTA MÁS

David Bustamante agrede duramente a un 'paparazzi'

El cantante ha reconocido que le dio una patada al fotógrafo por la presión a la que se ve sometido en los últimos meses. El agredido afirma que también hubo puñetazos y un manotazo a su novia y por eso asegura que va a interponer una denuncia contra el cantante.

Noticias relacionadas

A David Bustamante (35 años) le han podido los nervios y la exposición mediática de su imagen de los últimos meses. Este sábado por la noche concedía un concierto de su gira en la localidad catalana de Rosas hasta donde se desplazó el fotógrafo Jordi Martín para intentar captar una imagen que diera pruebas de la información que dio esta semana desde el programa Cazamariposas en el que colabora.

Jordi Martín ha afirmado estos días que el cántabro tendría un supuesto idilio con una bailarina llamada Sandra. El paparazzi aseguraba que Bustamante estaba muy ilusionado con esta joven que conoció gracias a su gran amigo y coreógrafo Poty Castillo. No obstante, ambas partes ya han desmentido la información y de hecho, a la chica le afectó mucho esta noticia ya que tiene novio desde hace más de seis años.

Lejos de conseguir la ansiada foto, lo que el paparazzi ha conseguido este domingo por la mañana es alterar al todavía marido de Paula Echevarría (39). Mientras Jordi aguardaba junto a su coche tras una noche de trabajo, vio cómo Bustamante se acercaba a él. En ese momento, la mujer del fotógrafo que se encontraba dentro del vehículo decide grabar con el móvil lo que estaba pasando.

Jordi Martín dio la información de la supuesta novia de Bustamante en Cazamariposas.

Jordi Martín dio la información de la supuesta novia de Bustamante en Cazamariposas. Redes sociales

En el vídeo se ve cómo el cantante se abalanza sobre Jordi y el paparazzi intenta distanciarse de él. Dado que el vídeo no alcanza a captar la voz de los protagonista, solo queda creer en los testimonios de los implicados y las versiones de ambos son bastante dispares. Solo coinciden en un punto: que David Bustamante dio una patada al paparazzi.

El cantante no dudó en llamar a María Patiño, presentadora del programa Socialité -espacio perteneciente a Cazamariposas los fines de semana- para darle directamente su versión. El cantante afirma que el fotógrafo le llamó subnormal, que le dijo que no era nadie, ya que mientras él ganaba 100.000 euros fácilmente, el extriunfito no llenaba sus conciertos, y además apunta que el paparazzi ha amenazado de muerte a toda su familia diciendo que le mandaría a 'los Miami'. El de San Vicente de la Barquera reconoce que le dio una patada durante su enfrentamiento y ante el desagradable cara a cara va a interponer una denuncia en nombre de su todavía esposa y familia debido a las supuestas amenazas recibidas.

Sin embargo, la versión de Jordi Martín es bien distinta. El colaborador asegura que "nunca había visto así a Bustamante" y que él sí que va a denunciarle. "Voy camino al hospital porque estoy magullado y con la zona del cuello fatal, así que voy a pedir el parte de lesiones, tal y como me han dicho los mossos que haga, ya que ha sido una agresión en toda regla", ha contado el fotógrafo en una conexión telefónica en directo. Jordi explica que el cántabro se le encaró porque, según le repetía, su hija se ha enterado del asunto de la bailarina: "David me decía: 'Jordi me estás jodiendo la vida. Mi hija me pregunta todo el rato 'papi, ¿tienes nueva novia, no estás con mami?".

Gracias de corazón!!! 💙😘👍 #TourAmorDeLosDos

Una publicación compartida de David Bustamante (@davibusta) el 30 de Jul de 2017 a la(s) 3:12 PDT

Martín también ha contado que el cantante iba acompañado de un amigo que se dirigió al coche donde estaba su novia grabando los hechos y le dio un manotazo a la mujer de manera violenta para quitarle el móvil. El fotógrafo afirma que Bustamante quería pactar un trato para borrar esas imágenes a cambio de un posado en la playa y declaraciones sobre las últimas informaciones de su divorcio o de su supuesta nueva conquista. Pero Jordi no ha querido hacer ningún trato, según dice, y ha preferido ponerse rumbo al hospital y conseguir las pruebas de la agresión para llevar a cabo su denuncia al cantante.