La que fuera actriz porno decidió poner a la venta sus implantes mamarios a través de Internet.

La que fuera actriz porno decidió poner a la venta sus implantes mamarios a través de Internet. Gtres

Famosos QUIERE SALIR EN 'INTERVIÚ'

Miriam Sánchez presume de su nuevo pecho tras subastar sus implantes

La exmujer de Pipi Estrada ha recurrido a las redes sociales para lucir el resultado de su vuelta al tamaño natural. "Antes tenía dos sacos de patatas y ahora voy más ligera", confiesa en conversación con EL ESPAÑOL.

Miriam Sánchez (36 años) está feliz. Después de varios meses ha dicho adiós a sus problemas de salud y lo ha hecho cortando por lo sano con la causa: sus implantes mamarios. La otrora actriz porno decidió, hace unos meses, poner a la venta sus prótesis y no encontró mejor forma que difundiendo su oferta a través de las redes sociales. Ahora ha querido mostrar su nueva imagen.

Con varias cicatrices y un tamaño mucho menor que antaño, Sánchez, anteriormente conocida como Lucía Lapiedra, ha dado a conocer el resultado de las intervenciones a las que se ha sometido a fin de retirar las prótesis mamarias, que le conferían una talla de 110. En la actualidad, la ex de Pipi Estrada (63) ya disfruta de una talla 85 al tiempo que ha dicho adiós a sus problemas de espalda y a varias rotaciones internas del implante que le ocasionaban numerosos problemas de salud.

"Yo siempre me he movido por impulsos e ideas. En su día, me puse unas enormes cantidades de silicona porque antes no nos informaban de los riesgos. Tenía dos sacos de patatas y no podía hacer nada. Ahora voy mucho más ligera. Puedo ir al rocódromo...", explica en conversación con EL ESPAÑOL.

Así presentó su nuevo pecho

"Os presento mi nueva tetita. Saludadla", escribía Miriam Sánchez a sus seguidores junto a una fotografía, para anunciar su vuelta al tamaño natural de su pecho. Para ello, se puso en manos del doctor Rubén G-Guilarte, cirujano plástico y estético y doctor en Medicina y Cirugía, que cuenta con clínica propia en el madrileño barrio de Salamanca. De hecho, ella misma se encargó de publicitar a su médico justo después de anunciar su intervención. "Nenas, si os molestan los implantes, quitároslos con Rubén Guilarte".

La exactriz porno dio salida a sus prótesis de 550 centímetros cúbicos poniéndolos a la venta en Internet por 500 euros. "Vendo mis implantes de silicona a pornófilos, fans de Lucía Lapiedra. Son sus tetas. Las envío por correo por 500 euros. ¿Quién da más?"

Era una suerte de subasta tras la que la ganadora de Supervivientes 2008 envió las prótesis por correo al ganador, un coleccionista de objetos que llegó a posar en las redes sociales con ellas. "Un honor y un orgullo ser el nuevo dueño de tus implantes. Los conservaré con mucho cariño". Efectivamente, el nuevo propietario y fan de Lucía Lapiedra plastificó los preciados objetos y los tiene expuestos en su habitación, aunque cuando llegan visitas a casa intenta que nadie los toque.

ENTREVISTA A MIRIAM SÁNCHEZ

La razón que le ha llevado a hacerlo responde únicamente a una cuestión de salud. Aunque ella misma reconoce que ha dejado de presentarse a los castings, su decisión nada tiene que ver con motivos laborales. "Es verdad que hice arte dramático, pero mi intención no es reconducirme hacia la interpretación convencional. Ni siquiera aspiro a que me llame Almodóvar. Es un coñazo. Ahora lo que quiero es salir en Interviú con mis tetitas nuevas. Yo soy feminista activista y creo que es una buena forma de luchar por los derechos y las libertades de la mujer", espeta sin tapujos.

Por lo pronto, ha rechazado ofertas para acudir a algunos realities y programas de televisión, sobre todo de Telecinco -"nada más acercarme a Fuencarral y sentir urticaria", revela entre risas-. Ahora se dedica a presentar pequeñas galas y a acudir a algunos bolos en distintas discotecas de la geografía española.

[Más información: Las actrices porno se pasan al cine serio]

Retirada del foto mediático desde hace meses, mantiene una discreta relación con el bailarín Cristo Vivancos.

Miriam Sánchez junto a Cristo Vivancos, disfrutando de unas vacaciones.

Miriam Sánchez junto a Cristo Vivancos, disfrutando de unas vacaciones. Redes sociales