Carlota Corredera.

Carlota Corredera. Instagram

Famosos 'TÚ TAMBIÉN PUEDES'

La dura vida de Carlota Corredera en ocho detalles íntimos

La presentadora acaba de publicar su libro en el que relata sus problemas con la comida, pero también las muertes de su padre y de uno de sus hermanos cuando era una adolescente.

Cristina Rodrigo

Carlota Corredera (42 años) se ha convertido en tiempo récord en una de las presentadoras más famosas de la televisión. Nacida en Vigo, sintió la llamada del periodismo desde muy joven. A los 12 años ya sabía que lo suyo era la comunicación y pronto comenzó a ejercer siendo la pequeña pantalla una de sus grandes adiciones. Consolidada como uno de los rostros más queridos de Telecinco, la gallega se ha atrevido ahora a escribir el libro Tú también puedes (Grijalbo) donde narra los aspectos más desconocidos y dramáticos de su vida como la pérdida de su padre y de su hermano pequeño. También su relación con la comida, que ha sido otra de las adiciones más complicadas de su existencia. JALEOS extrae algunos de los capítulos más importantes de su vida:

SU VICIO

Nada más nacer, el pediatra avisó a sus padres que la "niña iba a ser grandota". Tanto que cuando tan sólo tenía ocho años comenzó su primera dieta porque ganaba peso con prodigiosa facilidad. Fue el inicio de una larga lista de regímenes. Su relación con la comida siempre ha sido un tanto complicada y ya en la edad adulta se refugió en ella para superar algunos de los momentos más duros de su vida como la muerte de su padre o de su hermano. "La enfermedad de mi padre justo después de llegar a Santiago para estudiar Periodismo fue un terremoto devastador que sacudió mi mundo. La comida comenzó pronto a ser un refugio para sobrellevar el miedo y el dolor", explica Corredera en su libro.

Carlota Corredera de bebé.

Carlota Corredera de bebé. Instagram

UN CÁNCER

Cuando Carlota tenía 18 años su padre le comunicó que le habían encontrado unos pólipos en el colón, que no tenían "muy buena pinta". Después de la operación y de luchar dos años de forma incansable contra la enfermedad su padre falleció. "Su muerte nos dejó más que huérfanos. Nos quedamos sin guía, sin brújula, sin nuestro héroe. Mis hermanos y yo estábamos seguros de que nuestro padre era inmortal, siempre confiamos en que saldría a delante, en que se curaría".

TRÁGICA PÉRDIDA

Otro de los mazazos que sufrió Carlota Corredera fue la pérdida de su hermano pequeño Fernando cuando éste sólo tenía 18 años. El joven falleció en un trágico accidente de tráfico. "Fue tan inmensa e insoportable la tristeza que pensé de verdad que era nuestro final, un año después de morir su padre. "Creí que nunca saldríamos del pozo negro y vicioso en el que nos habíamos quedado [...] Al día siguiente de esparcir las cenizas de mi hermano junto a las de mi padre en la ría de Vigo, mi madre levantó la persiana de su habitación y nos dijo a sus hijos que había que seguir viviendo por nosotros, por ellos", relata la presentadora de Sálvame.

Carlota Corredera antes de adelgazar 60 kilos.

Carlota Corredera antes de adelgazar 60 kilos. Instagram

ENFERMEDAD CRÓNICA

Carlota sufre una enfermedad crónica llamada síndrome de Hashimoto. Una inflamación en el lado izquierdo de su glándula tiroidea alertó sobre su dolencia. Se trata de una especie de hipotiroidismo crónico y autoinmune. Ninguno de los endocrinos que ha tenido a lo largo de los años se ha atrevido a determinar el origen de su enfermedad, pero creen que es posible que haber seguido tantas dietas y haber subido y bajado tantas veces de peso le haya pasado factura a sus tiroides.

OVARIO Y MEDIO

En la primera revisión ginecológica de Carlota le detectaron un teratoma, un tumor benigno. "Me lo extirparon junto con medio ovario derecho en una operación que nunca olvidaré. tenía mucho frío y miedo en el quirófano".

SU GRAN AMOR

El amor de la vida de la gallega se escribe con 'C' de Carlos. Cuando la pareja se conoció ella ya era directora del Deluxe y él, cámara del Diario. En junio de 2013 se dieron el 'sí, quiero' en la azotea del hotel Gran Vía 2. Su hermano Diego fue su padrino. Para su gran día Carlota logró adelgazar 15 kilos con una dieta muy estricta durante los seis meses previos al enlace matrimonial.

Carlota Corredera y su marido Carlos.

Carlota Corredera y su marido Carlos. Gtres

SU SUEÑO

Convertirse en mamá siempre había sido uno de los sueños más íntimos de la periodista. "Antes de conocer a Carlos no sabía si me casaría algún día, pero si algo tenía muy claro es que nunca renunciaría a la maternidad". Justo dos años después de pasar por el altar, se convertía en madre de una niña llamada Alba. El parto fue por cesárea después de un embarazo no exento de riesgo. Durante el periodo de gestación Carlota engordó 50 kilos: "En cada revisión mi médico y yo nos asustábamos al ver lo que decía la báscula [...] No comí como para aumentar tanto de peso. Y lo digo de manera rotunda y sincera".

DE LA 60 A LA 44

La periodista tomó conciencia real de su problema de obesidad cuando después de dar a luz acudió a la consulta de la doctora Dolores Saavedra. "Tu riesgo de sufrir daños cardiovasculares es alto; estamos hablando de un problema de salud grave", le dijo la médica. Carlota salió de allí muy tocada y decidió tomarse el proceso de adelgazamiento en serio. Tanto que hoy ha conseguido bajar de una talla 60 a una 44 y perder un total de 60 kilos. Su dieta ha consistido en un programa de pérdida de peso personalizado basado en proteínas. El objetivo no ha sido sólo bajar tallas si no lograr mantener los resultados obtenidos a largo plazo para lo cual ha tenido que cambiar sus hábitos alimenticios.

[Más información: El curioso caso de Carlota Corredera: 60 kilos menos y se hace famosa]

Carlota Corredera ya ha cruzado su meta y ha recuperado la salud. En la actualidad presenta Sálvame diario y Cámbiame y es madrina de la campaña de concienciación social Comprometidos por un peso saludable. Compagina su trayectoria profesional con su vida familiar. Sin ellos no podría haber llegado hasta aquí.

La periodista en un posado en bañador.

La periodista en un posado en bañador. Instagram