Modelo de Vionnet, que ya propuso (de forma aislada) la silueta tulipán en pantalón para su colección SS15. | Foto: Getty Images.

Modelo de Vionnet, que ya propuso (de forma aislada) la silueta tulipán en pantalón para su colección SS15. | Foto: Getty Images.

Moda TENDENCIAS

Pantalones tulipán: ¿sabes cómo llevarlos?

Sinónimo de comodidad, desde que Giorgio Armani nos los devolviese (definitivamente) el año pasado, han sabido hacerse un hueco en nuestros armarios.

La romántica relación de los diseñadores con las flores es de sobra conocida. A Christian Dior, por ejemplo, esta pasión le acompañó toda su vida. Su primera colección, allá por 1947, llevaba el nombre de Corolle, -aunque Carmel Snow, entonces directora de la revista Harper’s Bazaar, la denominase New Look-, y jugaba a invertir el mundo vegetal en la propia silueta de la mujer. Y es que Dior, que era un maestro en esto del diseño, creaba una silueta por temporada. Y así llegó el vestido tulipán.

Una de las más icónicas y demandadas en su primera boutique parisina, situada en la famosa Avenue Montaigne, sería en plenos años 50 cuando la hiciese desfilar entre el selecto grupo que tenía el privilegio de colarse en sus presentaciones. Él la inventó y le regaló toda una colección : Tulip (1953). Una flor que parecía haber desaparecido de nuestro armario hasta que en 2006 reviviese a golpe de faldas y vestidos, como ya la propuso el modisto francés.

Diseño de Christian Dior con un vestido de silueta tulipán de los años 50. | Foto: Getty Images.

Diseño de Christian Dior con un vestido de silueta tulipán de los años 50. | Foto: Getty Images.

Hace diez años, lo más común era ver la silueta tulipán en faldas hasta la rodilla, con ese aire vintage que nos hacía recordar esa coquetería propia de la década, y reinterpretada en dos nuevos largos: o bien se alargaban hasta el tobillo, para outfits mucho más sofisticados, o bien se acortaban hasta descubrir (casi) la totalidad de las piernas. Pero siempre ceñida a la cintura y con un extra de volumen en la cadera. Esas eran las normas.

Una tendencia que Delpozo ha querido mantener en su última colección, inspirada en el arte Nabi, con volúmenes circulares y pantalones holgados con pliegues muy marcados. Delpozo envolvía así los hombros y el cuerpo femenino con faldas y vestidos cócteles de colores llamativos y líneas puras.

Pero fue el año pasado cuando Giorgio Armani trajo, de verdad, la novedad a una silueta que homenajeaba a esta flor holandesa por excelencia. Con su propuesta para el pasado otoño-invierno 2015/2016, convirtió en elegancia unos pantalones fluidos que llegaban al tobillo y subían su talle, ajustándose en la cintura y liberando (de forma extrema) la cadera. Bienvenidos pantalones tulipán.

Diferentes propuestas de Giorgio Armani con sus pantalones de silueta tulipán. | Foto: Getty Images.

Diferentes propuestas de Giorgio Armani con sus pantalones de silueta tulipán. | Foto: Getty Images.

Cierto toque bohemio que nos recuerda a esas prendas de La India, donde ya se conoce esta prenda como dhoti shalwar, y que diseñadoras como Shehla Chatoor ya reinterpretaron en unas propuestas nupciales en las que enseñar demasiada piel no es sinónimo de buen gusto. Una tendencia que está convenciendo a esas novias que buscan la novedad, como demuestran los diseños de algunos modistos nacionales, como el pantalón ajustado al tobillo con cuerpo ceñido de Ángel Sánchez.

Una prenda cómoda y adaptable que, si te paras a pensarlo, es apta para todas las siluetas. Siempre con pinzas y volumen en la parte superior, consigue dar un efecto curvy a las más delgadas y esconder el abdomen de las que no quieren ceñirse demasiado. Además, si te haces con unos de rayas verticales, conseguirás alargar aún más la silueta. Eso sí, hay que evitar los bolsillos laterales con los que muchos de ellos se completan.

Para la oficina, nada mejor que una blusa que le de un aire más sofisticado, evitando entonces los pantalones de tejidos demasiado fluidos. Con una camiseta de algodón conseguirás un aire más informal y casual y, si eres de esas atrevidas que ya se hicieron con una de esas mini faldas de silueta tulipán, un bralette o un crop top será tu mejor aliado. Sí, porque el crop top este verano (aún) coletea.