La familia Povlsen despide a sus tres hijos asesinados en Sri Lanka.

La familia Povlsen despide a sus tres hijos asesinados en Sri Lanka.

Celebrities MULTITUDINARIA DESPEDIDA

Conmoción y lágrimas en el funeral de los tres hijos del dueño de ASOS, asesinados en Sri Lanka

Alma, Agnes y Alfred perdieron la vida el pasado domingo 21 de abril en los atentados suicidas mientras disfrutaban de sus vacaciones de Semana Santa.

Noticias relacionadas

Anders Holch Povlsen (46 años), accionista mayoritario de ASOS y el hombre más rico de Dinamarca, ha despedido este fin de semana a tres de sus cuatro hijos, asesinados el pasado domingo 21 de abril en los atentados de Sri Lanka mientras disfrutaban de sus vacaciones de Pascua de Semana Santa.

Ha sido en la ciudad danesa de Aarhus donde se ha celebrado el multitudinario funeral por los tres hijos del matrimonio Povlsen. Hasta allí no solo se han acertado cientos de personas en señal de duelo y apoyo a la familia sino que tampoco quisieron faltar los príncipes Federico (50) y Mary de Dinamarca (47) junto a sus cuatro hijos: Christian (13), Isabel (11) y los mellizos Vicente (8) y Josefina (8), muy amigos de los fallecidos.

La princesa Mary de Dinamarca junto a sus hijos, la princesa Isabel y los príncipes Vicente y Josefina.

La princesa Mary de Dinamarca junto a sus hijos, la princesa Isabel y los príncipes Vicente y Josefina. EFE

Justo al finalizar el sepelio, la única hija que ha sobrevivido en la masacre de Sri Lanka lanzaba globos de colores en recuerdo a sus tres hermanos. "La pérdida de nuestros amados hijos Alma, Agnes y Alfred es completamente incomprensible. Con las personas tan encantadoras que tenemos a nuestro alrededor, amigos cercanos, colegas talentosos y nuestra familia amorosa nos uniremos para intentar superar esto. Apreciamos enormemente vuestra humanidad", rezaba una carta firmada por la familia y leída por uno de los sacerdotes durante el funeral. 

Anders, Anne y la pequeña Astrid Povlsen en el funeral de Alma, Agnes y Alfred.

Anders, Anne y la pequeña Astrid Povlsen en el funeral de Alma, Agnes y Alfred. EFE

El propietario de la empresa ASOS, Anders Holch Povlsen, se encontraba disfrutando de las vacaciones de Semana Santa junto a su esposa, Anne y sus cuatro hijos, en el exclusivo hotel Shangri-La de Sri Lanka cuando la masacre de los atentados terroristas se cebó contra su familia. Durante las explosiones suicidas acaecidas en iglesias cristianas y hoteles de lujo perdieron la vida Agnes, Alma y el único varón, Alfred. Aunque en un principio el empresario defendió que querían vivir el duelo desde la intimidad, hace una semana decidía romper su silencio. 

Los coches fúnebres a su llegada a la iglesia de Aarhus.

Los coches fúnebres a su llegada a la iglesia de Aarhus. EFE

Povlsen acudió junto a su mujer a un homenaje en honor a las víctimas del atentado, donde por primera se dejó ver en público y se pronunció unas palabras respecto a su terrible desgracia personal. "Es completamente incomprensible", dijo el empresario visiblemente afectado. Añadió, además, que "lo superaremos juntos", en referencia a su mujer Anne y su hija Astrid, la tercera de los cuatro hijos de la pareja y única supervivientes. 

El matrimonio Povlsen y sus tres hijos fallecidos en un montaje de Jaleos.

El matrimonio Povlsen y sus tres hijos fallecidos en un montaje de Jaleos.

El magnate de la industria textil también quiso agradecer las constante muestras de apoyo por las que confesó estar "profundamente agradecido". Fue en aquel homenaje cuando desveló, por primera vez, los nombres de los tres hijos que había perdido y a las que ahora despide con el cariño y respeto de todo un país. 

[Más información: El propietario de ASOS pierde a tres de sus hijos en los atentados de Sri Lanka]