Mariah Carey en el restaurante Amazónico de Madrid.

Mariah Carey en el restaurante Amazónico de Madrid.

Celebrities EN EL BARRIO DE SALAMANCA

Así fue la cena de Mariah Carey en un carísimo restaurante de Madrid

Media tarde del domingo 16 de diciembre. Barrio de Salamanca de Madrid. A la altura del número 20 de la calle Jorge Juan, la milla de oro de la hostelería en la capital de España, un revuelo de gente y un alboroto flashes.

En la citada ubicación -por lo exclusivo de la zona- cohabitan a la par famosos y paparazzi, siempre armados con su cámara para disparar a la celebrity aparecer. La sorpresa en esta ocasión fue mayúscula. 

Mariah Carey en el restaurante Amazónico de Madrid.

Mariah Carey en el restaurante Amazónico de Madrid. Redes sociales

Para estupefacción de los presentes,  Mariah Carey (48 años) hacía su aparición como la estrella que es: sonriente, divertida y enfundada en un little black dress de lentejuelas negras y escote de infarto. Según la información a la que ha tenido acceso JALEOS, el equipo de la diva internacional escribió y llamó con antelación al restaurante Amazónico para bloquear toda una estancia en la que poder celebrar tranquilamente y junto a su equipo, su fiesta de Navidad y su fin de gira.

Como era de esperar, Carey se dejó seducir por el entorno 'salvaje' del restaurante y quiso probar un poco de todo, especialmente el spanish red wine (vino tinto español). Amazónico cuenta con una amplia bodega y carta de vinos patrios. Aunque existen botellas por menos de 30 euros también tienen algunos especiales, como Vega-Sicilia, uno de los vinos españoles más reconocidos a nivel internacional y localizado en la Denominación de Origen Ribera del Duero. Las botellas oscilan de los 145 a los 300 euros. 

Mariah Carey y su equipo en el restaurante Amazónico de Madrid.

Mariah Carey y su equipo en el restaurante Amazónico de Madrid. Redes sociales

Tampoco quiso perder Mariah la oportunidad de probar los exóticos cócteles que Amazónico prepara con frutas tropicales: guanábana, pitaya, flor de sauco, lichi, papaya, canela... El precio por cada cóctel para una persona supera los 17 euros. Para comer, carnes a la brasa, un surtido de petiscos amazónicos y comida japonesa de la mano de de la mano del itamae -cocinero japonés- Massanori Miyamoto y su equipo de chefs. En un momento determinado de la noche, Carey se animó a cantar junto a sus acompañantes, con los que derrochó alegría y su impresionante voz. 

Amazónico es el buque insignia del grupo de restauración El Paraguas. El conglomerado de compañías incluye El ParaguasUltramarinos QuintínTen con Ten y Numa Pompilio. Cuatro locales erigidos en una ubicación privilegiada con un público muy específico, esto es, para los bolsillo más solventes. 

Breve pero intensa, la estancia de Mariah Carey -de domingo a martes- en Madrid tenía un motivo laboral. Este lunes ofreció un espectacular concierto de Navidad ante más de 7.500 personas en el Wizink Center -antiguo Palacio de los Deportes-. Un show muy especial ya que se trataba del concierto All I want for Christmas is you con el que concluía su gira navideña.

Un broche de oro regalado a una ciudad y un país que no pisaba desde hace 19 años. Una despedida de la que se lleva el agradable recuerdo con la "fiesta de fin de gira" celebrada en este paraíso gastronómico y con el concierto en el que afirmó rotunda sentirse "feliz de volver a Madrid". 

[Más información: Mariah Carey volverá a 'dar la nota' en el Times Square tras su fracaso en 2016]