Emmanuel Macron y Brigitte Trogneux, el día de su boda.

Emmanuel Macron y Brigitte Trogneux, el día de su boda.

Celebrities MARIDO Y MUJER

El vídeo inédito de la boda de Emmanuel Macron y Brigitte Trogneux

El vídeo se filtró hace un par de meses, cuando el candidato al Eliseo por En Marcha! comenzaba a sonar con fuerza.

Noticias relacionadas

20 de octubre de 2007. Un joven y risueño Emmanuel Macron (39) esperaba nervioso a la mujer que se iba a convertir en su esposa en apenas unos minutos. Eso es lo que se puede ver en los primeros segundos del vídeo de la boda del ya presidente de la república francesa y Brigitte Trogneux (63). El vídeo se filtró hace un par de meses, cuando el candidato de En Marcha! comenzaba a sonar con fuerza.

Boda Macron

En el vídeo se pueden apreciar los gestos de cariño entre la pareja en una cita tan especial. Las miradas cómplices delante del alcalde, su atención mutua constante en el momento de la tarta nupcial o sus bailes pegados en el centro de la pista son algunos de los instantes que no pasan desapercibidos y reflejan lo enamorados que se dieron el 'sí, quiero'.

[Más información: La increíble historia de amor de Macron, probable presidente de Francia, con su profesora]

Y es que Macron cumplió su promesa. "Voy a volver y me voy a casar contigo", le dijo un adolescente Emmanuel al acabar la educación secundaria a su entonces profesora de francés 24 años mayor que él. Hoy, el presidente francés tiene la misma edad que tenía su esposa cuando la conoció por primera vez en el colegio y desde entonces no ha cesado su admiración con ella, tal y como ha demostrado en los actos públicos de su campaña.

[Más información: Emmanuel Macron, tres hijos y siete nietos con tan solo 39 años]

Una década después de la boda, Macron sigue mirando igual a su esposa quien ya lucía un estilo muy juvenil también el día de su enlace. Con un sencillo vestido blanco, liso, por encima de las rodillas y sin mangas se presentó ante su entonces prometido para jurarle amor eterno ante la atenta mirada de sus hijos. Precisamente a ellos y al resto de invitados estuvo dedicado el discurso del recién casado Macron: "Gracias por haberme aceptado y haberme permitido ser lo que hoy soy".