Así se quitan de manera fácil los arañazos del coche

Así se quitan de manera fácil los arañazos del coche

¿Cómo hacer... ?

Cómo quitar y reparar los arañazos del coche

Los arañazos son un problema muy típico en los coches. Te mostramos cómo quitar y reparar arañazos del coche, sea cual sea la profundidad. 

Todas las personas que tienen un coche, lo exponen a sufrir arañazos en su carrocería. Esto es algo que puede producirse por un gran número de razones diferentes. En los peores casos, no podremos hacer nada y si queremos arreglarlos lo único que se puede hacer es repintar. Si no son demasiado profundos, siempre se pueden reparar, reducir o incluso eliminar, pero… ¿cómo?

¿Qué clases de arañazos existen?

Podemos decir que existen tres clases de arañazos: microarañazos, arañazos leves y graves.

  • En el primer caso se trata de desperfectos que se producen sobre todo por no lavar y secar el coche correctamente. Son tan pequeños que hay que fijarse demasiado para detectarlos, aunque se reparan fácilmente.
  • En el caso de los leves, el daño solo ha llegado a la capa transparente o a la del color. Se pueden apreciar a simple vista, pero no se llega a ver la chapa metálica o de fibra. Suelen ser provocados por ramas, gravilla, el roce con unas llaves, etc.
  • Los arañazos graves son aquellos más profundos y que se ven a cierta distancia del vehículo. Se puede ver otro color o incluso el metal o fibra de la carrocería con la que cuenta el coche. Dependiendo de cómo sean, son bastante difíciles de reparar, aunque no en todos los casos es posible.

Herramientas para reparar arañazos del coche

Para poder llevar a cabo el proceso de reparación de los arañazos que pueda tener nuestro coche, necesitaremos algunas herramientas.

  • Lija para poder quitar los arañazos: debe utilizarse lija de grano muy fino y suelen venir con una almohadilla para lija. De lo contrario tendremos que comprarla.
  • Pincel de retoque: con el que podremos disimular los arañazos y repintar la zona. Para ello, hay que usar una pintura igual, por eso hay que mirar el manual de instrucciones o en la etiqueta de la puerta.
  • Pulimento: con el que prepararemos la zona de los arañazos para realizar el pulido.
  • Pulidora: con la que puliremos finamente los arañazos.
  • Cera: para poder encerar y abrillantar el coche.

Cómo reparar los arañazos paso a paso

El Primer paso es localizar los arañazos que tenga el coche y determinar cuál es su profundidad. Ya que vamos a reparar arañazos, mejor hacerlo con todos los que podamos ver. Debemos mirar si se ve el metal o la fibra de la carrocería o incluso si se ve otro color. Tras ello, hay que recordar bien dónde están y lavar correctamente el coche. Hay que hacerlo con agua y jabón neutro y limpiar muy bien las zonas donde están los arañazos. Asimismo, hay que secar bien la zona para trabajar con más seguridad.

Tomaremos la lija y la envolveremos con la almohadilla y lijaremos los arañazos que hayamos localizado. Debemos lijar en dirección del arañazo e ir echando agua cada pocas pasadas para ver si hemos llegado al final del mismo. Hay que prestar especial atención para no arañar demasiado el coche. Para lijar se recomienda usar una lija de alrededor de 1.500 granos. Si los arañazos son profundos, debemos usar una lija de al menos 2.000 granos. Una vez hayamos acabado de lijar, echaremos agua en la zona y la secaremos bien. El trapo debe estar completamente limpio, porque si está sucio, podemos producir más arañazos.

Ahora llega el momento de esparcir el pulimento en la zona donde están los arañados. Lo aplicaremos siguiendo las instrucciones del fabricante y la zona quedará lista para que sea pulida. Pondremos en marcha la pulidora, siempre a mínima velocidad. Iremos puliendo los arañazos durante unos 10 segundos, procurando mover la máquina poco a poco. Nunca hay que pulir en el mismo sitio más de un segundo seguido porque podremos dañar la pintura.

Dependiendo de la profundidad con la que cuente el arañazo, tendremos que pulir un poco más o menos de tiempo. Siempre debemos hacerlo con mucho cuidado, pero no nos llevará demasiado tiempo. Ahora llega el momento de usar el pincel de retoque y aplicarlo con la pintura adecuada. Extenderemos una fina capa y dejaremos secar según las recomendaciones del fabricante.

Una vez esté seco lo que tendremos que hacer es aplicar cera en una esponja húmeda o la que traiga el mismo producto. La aplicaremos haciendo pequeños movimientos circulares, pero sin echar demasiado producto. Cuando haya secado por completo, habrá que lavar el coche de nuevo. Nos aseguraremos de que no quede ninguna clase de suciedad y el coche estará completamente listo.

¿Podemos reparar toda clase de arañazos?

Desgraciadamente no podemos hacer que todo sea tan fácil y en ocasiones no se pueden reparar todos los arañazos. En este caso, lo mejor es que ni lo intentemos si no tenemos conocimientos de chapa y pintura. Lo más aconsejable es ir a un taller especializado donde se hagan cargo de la reparación.