Las pestañas postizas no son un accesorio que vayamos a utilizar a diario, pues quizás te resulten incómodas o difíciles de colocar. Sin embargo, las pestañas postizas marcarán la diferencia de tu aspecto en una gran fiesta, una boda o para un evento como hoy, Nochevieja.

Depende de muchas cosas lograr colocar las pestañas de manera adecuada, como por ejemplo del pegamento pestañas postizas que utilices, de que sigamos las instrucciones al pie de la letra o de si queremos ponernos unas pestañas postizas permanentes (también las hay).

En otro post, ya hablamos sobre cómo hacer crecer las pestañas de forma natural. Ahora hablaremos de cómo poner pestañas postizas.

Cómo colocar pestañas postizas

Para colocar tus pestañas postizas adecuadamente y que te aguanten toda la noche, sigue paso a paso las siguientes pautas. 

  • Prepara las pestañas postizas: sácalas de su envase, bien con las manos con delicadeza o bien con unas pinzas depilatorias para no estropearlas. Si al extraerlas compruebas que han perdido su curvatura, vuelve a darles su forma con las yemas de los dedos. Es conveniente que utilices un rizador de pestañas sobre las naturales para levantarlas, así encajarán mejor las postizas.
  • Comprueba el tamaño: quizás al sacarlas del envoltorio veas que son demasiado largas, pero no pasa nada. Colócalas sobre tus pestañas naturales y, si ves que sobresale, solo tendrás que recortar lo que sobra con unas tijeras. Ten en cuenta que las pestañas más cortas van en la zona del lagrimal, mientras que las más largas han de coincidir con el final del ojo.
  • Distribuye el pegamento de pestañas postizas: en este paso debes tener cuidado de no hacerlo mal, porque si no se sujetan bien se te irán moviendo todo el tiempo. Para ello, pon especial atención en el inicio y en el final para que se fijen bien al párpado. Puedes sujetar las pestañas con los dedos o con unas pinzas para aplicar el pegamento, como te sea más fácil, y esperar entre 20 y 30 segundos para que tome textura antes de pegarlas. Si las pegas antes de ese tiempo, el pegamento quedará demasiado líquido, por lo que no fijará bien y se moverán constantemente.
  • Coloca las pestañas postizas: debes situar la tira de pestañas postizas primero por la parte central y después por los extremos. Si te sirve de ayuda, puedes apoyar la tira sobre tus pestañas naturales para acomodarlas mejor. Intenta colocar las pestañas postizas lo más pegadas a la línea de pestañas naturales posible, ya que si sobresalen mucho por encima será muy evidente que las llevas y no se verán bien. Del mismo modo, sepáralas unos milímetros del lagrimal, de lo contrario las pestañas te molestarán al abrir y cerrar los ojos. Una vez estén en su lugar, levántalas con los dedos para que se terminen de abrir.
  • Mezcla las pestañas postizas con las naturales: para ello, basta con que des unos toque con unas pinzas, un palito o tus propios dedos. Después, aplica un poco de máscara de pestañas para integrar las postizas y que no se distingan de las naturales. Así, también conseguirás un mayor espesor y un acabado idéntico al realizado en un centro de estética.
  • Aplica delineador en el párpado: por último, para disimular la tira de las pestañas postizas, tendrás que aplicar el delineador de ojos justo sobre la línea de las pestañas. Además de disimular, esto ayudará a tapar posibles manchas que hayan quedado de pegamento pestañas postizas. Hoy en día existe pegamento negro o transparente para que no tengas este problema, pero tu mirada será más espectacular con la utilización del eyeliner.

Hay quien coloca las pestañas postizas por debajo de las naturales en lugar de por encima, pero no es lo recomendable pues suele ser más molesto. Y no olvides colocarlas antes de maquillarte y con los ojos limpios, de lo contrario podrías echar a perder tu maquillaje. 

Gracias a las pestañas postizas permanentes ya no será necesario utilizar maquillaje cada vez que quieras lucir una mirada deslumbrante. Las pestañas postizas no son fáciles de colocar, aunque una vez lo hagas unas cuantas veces te puedes convertir en una experta. Pero lo peor es tener que retirarlas al final del día, pues todo el trabajo de ponerlas lo tendremos que volver a repetir cuando queramos volver a utilizarlas.

Si con todas estas pautas no consigues ponerte las pestañas postizas de forma correcta, tienes la opción de acudir a un centro de estética especializado y someterte a este procedimiento. Con un pegamento hipoalergénico, te colocarán sobre tus propias pestañas entre 80 y 120 pestañas postizas que pueden ser sintéticas, de vello natural de visón o de seda. Se comienza desde el extremo exterior hasta el lagrimal y suelen tardar una hora u hora y media en completar este proceso totalmente indoloro.

Puedes hacer una vida totalmente normal con las pestañas postizas permanentes, eso sí, ten en cuenta que se te irán cayendo y tendrás que ir a repoblarlas. Y un consejo más, no utilices maquillajes aceitosos, mejor con una base de agua para que te duren más tiempo en perfecto estado.