La receta de patatas bravas de Chicote es una de las más populares de la gastronomía de España. Tanto, que está causando furor dentro del panorama culinario actual. Y es que, Alberto Chicote ha dotado de un toque especial a su versión de este plato tradicional, algo que hará que a más de uno se nos haga la boca agua.

¿Quieres aprender a preparar las patatas bravas caseras al estilo Chicote? Pues estás en el lugar indicado, ya que él mismo compartió en las redes sociales la receta. Toma nota, te mostramos cómo elaborarla tú mismo. ¡Comenzamos!

Receta de patatas bravas de Chicote

También queremos compartir contigo el secreto que convierte a esta receta de patatas bravas de Chicote en un plato tan delicioso. Y por supuesto, con qué acompañarlas para deleitar a tus invitados. Pero eso no es todo, pues te contamos la forma de elaborar una salsa brava casera que dará ese toque de distinción a tus patatas bravas caseras.

El origen de esta receta viene del exitoso programa televisivo Pesadilla en la cocina, en el que el famoso chef Alberto Chicote tutorizaba y enmendaba las malas prácticas que se llevan a cabo en diferentes bares y restaurantes de toda la geografía española.

Concretamente, la receta de patatas bravas de Chicote tal y como te mostramos se popularizó en el restaurante La Barrica, convirtiéndose en una de las versiones más célebres de este plato. A continuación podrás descubrir por qué, pues sin más dilación pasamos a mostrarte cómo elaborar estas patatas bravas caseras.

Ingredientes:

  • 230 g de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de ajos
  • 20 guindillas sin pepitas
  • 400 g de cebollas rojas
  • 10 g de harina
  • 5 g de pimentón dulce
  • 5 g de pimentón picante
  • 100 g de vino blanco
  • 1 l de caldo de jamón

Elaborar esta receta de patatas bravas de Chicote es más sencillo de lo que piensas. Consigue todos los ingredientes de la mejor calidad posible y sigue las proporciones que te hemos indicado. ¡Dirígete a la cocina que comenzamos!

Cómo preparar estas patatas bravas caseras:

  1. En primer lugar, debes saber que es mejor preparar la salsa primero y después las patatas. La razón es muy sencilla, ya que lo ideal es comernos las patatas recién hechas. De hecho, si se queda fría la salsa no importa, pues tenemos que calentarla más tarde, pero las patatas no es conveniente que las dejemos mucho rato cocinadas. Y es que, aunque las calientes después, nunca estarán igual que recién hechas, así que una vez tengas lista la salsa, comenzamos con las patatas.

  2. Después de pelar, cortar y lavar las patatas, pon un poco de aceite en una sartén para que empiece a calentarse. No pongas mucho, con un poco será suficiente. Piensa que no deben freírse, más bien deben quedarse bien hechas por fuera pero sin que les dé tiempo a cocinarse del todo por dentro. Así quedarán crujientes y doradas por fuera pero estarán jugosas y blandas en su interior. Lo ideal es que el fuego esté a medio gas y las cocines durante 4 minutos.

  3. Para concluir la receta de patatas bravas de Chicote, añade la salsa brava casera y cocina durante 5 minutos más. De este modo, se integrarán mucho mejor los sabores de todos los ingredientes. Deja reposar 5 minutos antes de servir y… ¡A disfrutar de tus patatas bravas caseras! 

Cómo preparar la salsa brava casera

El mismo Alberto Chicote fue quién publicó en su cuenta de Instagram un vídeo donde compartía esta receta que se puso tan de moda en el programa Pesadilla en la cocina. Tal y como explicó él mismo en dicho vídeo, estos son los pasos que debes seguir para preparar esta deliciosa salsa brava casera con los ingredientes que te hemos indicado más arriba.

  1. En primer lugar, pon el aceite en una olla a fuego medio con las guindillas sin pepitas y los ajos picados. A media cocción, agrega las cebollas troceadas a tamaño medio y sigue cocinando hasta que esté todo bien doradito.

  2. A continuación, añade ambos pimentones y la harina y cocina 3 o 4 minutos más. Después, añade el vino blanco y espera 2 minutos para que se evapore el alcohol. Luego, agrega el caldo de jamón y deja cocer a fuego suave durante 30 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, tritura la salsa, cuélala, vuelve a hervirla y rectifica de sal en caso de que fuera necesario. ¡Ya tienes lista tu salsa brava casera y deliciosa!

Cómo acompañar las patatas bravas al estilo Chicote

Esta receta de patatas bravas de Chicote no dejará indiferente a nadie, y como has podido comprobar, no hace falta ser un entendido en la materia para poder elaborarlas y que te queden como a un mismísimo chef.

Son ideales para tomar durante un aperitivo, por eso unas aceitunas o unas patatas con boquerones en vinagre son un acompañamiento perfecto. Otra buena idea puede ser preparar las patatas bravas caseras como comida o cena en forma de ración. Incluso puedes preparar algún tipo de pescado frito, unos calamares o una ensalada para acompañarlas.

Y por último, para beber, la receta de patatas bravas de Chicote pueden acompañarse con cualquier tipo de bebida, como una cerveza bien fría o un buen vino tinto. Aunque en realidad, lo más importante es degustar estas patatas como más te apetezca, pero siempre con una salsa brava casera como la que te hemos indicado. ¡Buen apetito!

También te puede interesar...