En España, si hay un alimento que no suele faltar en ninguna mesa durante la Navidad es el marisco. Quizás por su precio un poco más económico, el más común y consumido es el langostino. No obstante, si estás cansado de comerlo siempre del mismo modo, te mostramos la receta de Alberto Chicote: langostinos en tempura con una exquisita salsa romescu de cacahuetes.

A pesar de su nombre, es muy fácil de hacer, y puedes prepararla con ingredientes que encontrarás en cualquier supermercado. Con esta receta sorprenderás a tus comensales en cualquier celebración, así que toma nota, ¡te mostramos cómo prepararla!

Langostinos en tempura: la receta de Alberto Chicote

De todas las recetas de Navidad que puedes elaborar, los langostinos en tempura de Alberto Chicote no solo son asequibles y accesibles, sino que el resultado os encantará. Consigue los mejores ingredientes y, en cuanto al aceite para freírlos, procura que sea de oliva virgen extra.

Por otro lado, para la tempura tienes dos opciones: o hacerla tú mismo u optar por la preparada. Para esta receta de Alberto Chicote, el chef recomienda la tempura preparada, así que no será necesario añadir cerveza ni gaseosa.

Ingredientes:

  • 5 langostinos medianos por persona
  • 200 g de pan blanco
  • 750 g de cacahuetes
  • 3,2 k de tomates pera maduros
  • 1 l de aceite de oliva virgen extra
  • 1,5 l de aceite de oliva refinado
  • 200 g de carne de pimiento choricero
  • 2 cabezas de ajo
  • 10 cl de vinagre de Jerez

A continuación, te mostramos la elaboración de los langostinos en tempura según la receta de Alberto Chicote, así como sus trucos para elaborar este estupendo entrante navideño.

El secreto para conseguir una tempura perfecta

Como hemos indicado antes, el chef Alberto Chicote recomienda usar aceite de oliva para obtener una buena tempura. Pero nunca debe enmascarar el sabor de los alimentos, por eso aconseja que sea virgen extra.

No obstante, en el caso de la receta de langostinos en tempura, Chicote opta por mezclar el aceite de oliva virgen extra con otro refinado, ya que se trata de un plato con cierta evocación oriental. Por lo tanto, aquí sí habrá bastante diferencia con los matices de sabor.

Para conseguir el punto adecuado para elaborar la tempura, hay que tener muy en cuenta la temperatura del aceite. Más o menos tiene que estar a 170 ºC, y para saber cuándo ha alcanzado dicha temperatura sin termómetro, solo tienes que echar unas gotas de tempura al aceite y observar su reacción.

La tempura, además, requiere de una temperatura un poco más suave que otros fritos para que se cueza el interior, pero no se fría por completo. Por ejemplo, no queremos que nuestros langostinos en tempura queden tan dorados como una tortilla de camarones.

Elaboración de los langostinos en tempura

Una vez que conoces los secretos de la receta de Alberto Chicote para bordar esta preparación, comenzamos con la elaboración paso a paso.

  1. Lo primero que debes preparar son los langostinos. Para ello, pélalos y cháfalos con una paleta para romper de este modo su carne y evitar que encojan al freírlos.

  2. A continuación, prepara la tempura según las indicaciones del envase del preparado.

  3. Para rebozar los langostinos en tempura, ten mucho cuidado y deja limpia la cola, pero cubre muy bien el resto del langostino con la tempura.

  4. Pon los langostinos rebozados sobre el aceite caliente y déjalos tan solo unos segundos, lo suficiente para que se cocine la masa y quede bien crujiente.

  5. Cuando los langostinos estén ligeramente dorados, escúrrelos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite, así se mantendrán crujientes por más tiempo.

Elaboración de la salsa romescu

Aunque la elaboración de esta salsa es algo laboriosa, solo por su sabor merece la pena hacerla. Para ello, sigue los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, lava los tomates con agua fría y pártelos por la mitad a lo largo. Ponlos en una bandeja apta para el horno y rocíalos con un poco de aceite de oliva. Hornéalos a 180 ºC hasta que estén dorados, sácalos y reserva mientras continuas con el resto de la salsa.

  2. Aprovecha que tienes el horno encendido para tostar los cacahuetes naturales y las cabezas de ajos. Estas últimas mejor que las envueltas con papel de aluminio.

  3. A continuación, fríe el pan cortado en rodajas en una sartén con aceite de oliva a una temperatura suave para que se empape y se fría por completo. Cuando esté listo, ponlo sobre papel absorbente y reserva. En ese mismo aceite, vierte la carne de los pimientos choriceros y deja que se haga hasta que adquiera un tono más oscuro. El objetivo es que suelten el jugo y desprendan un olor mucho más intenso.

  4. Procede a triturar los ingredientes: comenzamos por los tomates asados, después los ajos, el pan y concluimos con los cacahuetes. Rocía la mezcla con un poco de vinagre de Jerez y trabájala hasta que quede muy fina.

  5. Por último, añade el pimiento choricero junto al aceite de su pochado y déjalo hasta que emulsione. Agrega un poco de aceite de oliva virgen extra, corrige la sal y el punto de vinagre y… ¡Ya puedes colocar tu salsa romescu en una salsera!

Los langostinos en tempura se deben comer calientes, de lo contrario se perderá el toque crujiente del rebozado. Además, el sabor de esta receta de Alberto Chicote en frío es mucho más intenso que el de un rebozado tradicional.

Para concluir, no rocíes con la salsa romescu los langostinos en tempura. Mejor pon la salsera al lado y que cada cual lo unte como si se tratase de un dipeo. Y tú, ¿qué recetas de Navidad vas a preparar estas fiestas? Anímate con estos langostinos en tempura al estilo Chicote, ¡están deliciosos!

También te puede interesar...