Moños para todo tipo de cabellos

Moños para todo tipo de cabellos

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer un moño fácil y para cualquier ocasión

Los moños son peinados versátiles y prácticos para cualquier tipo de evento. Te mostramos cómo hacer un moño alto, bajo, desenfadado, de bailarina...

Si tienes el cabello con una media melena o una melena larga, y quieres cambiar tu look porque te aburre lucir siempre lo mismo, hay moños bajos y peinados originales, muy fáciles de hacer y con excelentes resultados.

Cómo hacer moños fáciles

El moño es el recogido más clásico que podemos encontrar. Existen muchas modalidades: moño alto, bajo, vintage, trenzado, despeinado… Para pelos largos y medias melenas, un moño, en sus diversas modalidades, siempre queda bien y puede dar un aspecto formal y cuidado a nuestro atuendo, y no es tan difícil de hacer como pensamos.

Para hacer un moño fácil y que nos quede perfecto, necesitaremos un cepillo, un peine, gomas del pelo y horquillas, y a partir de ahí, podemos empezar a trabajar en diversos moños (altos o bajos) hasta que nos salgan bien. Escogeremos el que más nos guste o el que mejor nos siente.

Cómo hacer un moño tipo bailarina

Es el más clásico y el más sencillo de hacer en casa, además es muy versátil y se puede hacer de varias formas. Es un moño fácil de hacer y da un aspecto cuidado y más formal a nuestro look. El secreto reside en esconder bien las puntas de la melena con todas las horquillas que necesitemos. Lo primero que debemos hacer es cepillar bien la melena y penarla hacia atrás, cogerla con una coleta, y a partir de ahí, la vamos enroscando sobre sí misma y recogiéndola con horquillas ¡ya tenemos nuestro moño bailarina!

Además, un moño de este tipo, clásico y fácil, y que siempre queda bien, se puede hacer de muchas maneras: o bien como moño bajo en el centro, o bien como moño alto, si hacemos una coleta de caballo, o a un lado o al otro (también podemos hacer la raya a un lado o al otro de la melena). Si empezamos a practicar con este tipo de moño, podremos realizarnos a nosotras mismas otros recogidos más difíciles.

Moño efecto despeinado

Este tipo de moño es más moderno que el anterior, y le da un aire original y distinto a un moño bajo que puede resultar más formal, e incluso un poco más soso. Sienta muy bien a las personas a las que cualquier recogido les favorece a su corte de cara, y se puede lucir tanto en ocasiones informales como para todos los días.

En este caso, la forma de hacerlo es opuesta a la anterior del moño bailarina. Lo primero es hacer el moño, darle forma sin necesidad de recurrir a hacer una coleta. Después, le pasaremos la goma para sujetarlo en su base y lo sujetaremos con unas horquillas. Para un peinado más arreglado, se le pueden añadir horquillas de flores o pedrería.

Moño bajo con trenzas

Si quieres hacerte un recogido fácil que no necesariamente tenga que ser un moño liso, las trenzas dan mucho juego. En este caso, te tienes que emplear más a fondo hasta coger soltura, pero con la práctica el moño bajo con trenzas te acabará saliendo perfecto. Peinamos la melena hacia atrás, haciendo una trenza con la totalidad de la melena, girándola metiéndola hacia adentro con la ayuda de horquillas, y tendremos un recogido de trenza fácil y rápido.

Otra opción es coger una coleta con todo el cabello, y hacer una trenza. Después, abrimos un hueco en un lado del cabello y pasamos la trenza por él, de manera que quede horizontal. Podemos sujetarla con horquillas y terminar con alguna horquilla con adornos de flores. Será un recogido elegante, romántico, y rápido de hacer.

Moño estilo vintage

Es el más elegante y el más difícil, perfecto para ocasiones especiales. Recogemos el cabello en una cola de caballo alta, y vamos metiendo la coleta hacia adentro, recogiéndola con horquillas que escondan las puntas. No escatimes en laca para dejarlo bien sujeto.  Este tipo de moño alto es un recogido fácil que sienta muy bien, especialmente en melenas con flequillo, porque queda muy sesentero y nunca pasa de moda.

Otros recogidos fáciles: trenzados y coletas originales

Las trenzas son un recurso muy socorrido, como ya vimos a la hora de hacer un moño bajo con trenzas. Dan un toque diferente y especial al recogido, y hacerlas bien puede estar al alcance de cualquiera, incluso de las manos menos mañosas. Mientras trenzamos, podemos insertar en el cabello alguna cinta de raso de colores, y recoger la punta hacia adentro. También podemos hacernos una trenza de raíz, ya os mostramos cómo hacer trenzas de raíz con remedios caseros, lo que contribuye a la economía familiar con un gran ahorro en peluquería.

Aunque lo más sencillo y socorrido para hacer un recogido fácil en casa es la coleta, ya sea alta, baja o media. Son la mejor solución si tenemos prisa, y también lees podemos dar un toque diferente. Una idea original es tapar el coletero que hemos empleado enrollando un mechón de la coleta por encima, y sujetándolo por detrás con una horquilla escondiéndola bien. Otra opción es ir dividiendo la coleta original en secciones e insertar coleteros finos y transparentes, hasta llegar al final de la coleta.

Si tenemos una media melena o una melena larga, podemos sacarle bastante partido con recogidos sencillos hechos en casa. Sólo necesitamos gomas de diferentes tamaños y colores, y las horquillas más imprescindibles: las de moño, que sirven para fijar los moños y las trenzas laterales, y las planas, que se utilizan para esconder las puntas de la melena cuando hacemos moños bajos o los de tipo vintage