Trucos para hacer un huevo frito sin aceite

Trucos para hacer un huevo frito sin aceite

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer huevos fritos sin aceite, ¡fáciles, sanos y ricos!

Os mostramos cómo preparar un huevo frito sin nada de aceite. De esta forma, podrás disfrutar del delicioso plato reduciendo al mínimo las calorías.

25 junio, 2020 09:27

El huevo es un alimento muy nutritivo y versátil que nunca debe faltar en tu frigorífico. Sus formas de cocinarlo y consumirlo son tan variadas que resulta difícil prescindir de él. Una de las que más gustan es frito. En España, se hacen con abundante aceite de oliva, donde previamente se ha tostado un ajo pero mucha gente no quiere comerlos así por las calorías del huevo con el aceite.

Además, a pesar de sus múltiples beneficios, es un alimento que aporta colesterol a nuestro organismo, así que debemos consumirlo con moderación. Aunque, si te apetece comer huevos fritos sin aceite, hay varias formas de prepararlos. Te mostramos algunas de ellas a continuación.

Formas de cocinar huevos fritos sin aceite

No debemos comer más de cuatro huevos a la semana, y mucho mejor comerlos cocinados de las siguientes maneras saludables sin necesidad de utilizar aceite.

1. Huevos a la plancha

Sería como hacer huevos fritos sin aceite, por lo que no estarías friendo. Aunque sí estarías consumiendo el huevo del mismo modo que se sirve cuando está frito, pero sin un sabor excesivo a aceite y solo con las calorías del huevo frito.

Para prepararlo, necesitas una buena sartén antiadherente que te permita cocinar sin utilizar ningún tipo de aceite para que el huevo no se pegue. Pon a calentarla y añade los huevos cuando esté caliente como lo harías para freírlos de forma habitual. A continuación, tapa la sartén para que los huevos se cocinen con el vapor del calor que generan, logrando así que queden en su punto sin la necesidad de usar nada de aceite. Recuerda que es imprescindible que la sartén sea antiadherente, de lo contrario, el huevo se quedará pegado.

Sarten antiadherente GadHome

Sarten antiadherente GadHome

Si no tienes garantías de que tu sartén no se pegue, entonces tendrás que recurrir al truco del agua. El proceso es el mismo, solo que añadiendo agua a la sartén y esperando a que esté bien caliente. Añade el huevo y tapa la sartén dejando un pequeño espacio para que salga el vapor, verás como el huevo se cuece rápido conservando todo su sabor.

2. Huevo frito en microondas

Si no dispones de una sartén antiadherente o prefieres ir a lo rápido y práctico, también puedes hacer un huevo frito en el microondas. Con esta forma de preparar huevos fritos sin aceite, conservarán todo su sabor y en mucho menos tiempo, disfrutando de unos huevos deliciosos.

Para hacer un huevo frito en microondas sin aceite te proponemos una receta donde puedes acompañarlo con unas patatas cocinadas también con este electrodoméstico o un poco de jamón serrano. En unos instantes, tendrás la cena o el desayuno listo.

Esta receta es muy sencilla. Solo tienes que romper el huevo en un plato hondo apto para microondas con cuidado de no romper la yema. Puedes poner un poco de sal por encima si lo deseas.

Coloca el recipiente en el microondas durante 40 segundos a potencia media. Después de este tiempo, revisa cómo ha quedado el huevo. Si lo quieres más cocido, ponlo cinco segundos más. El huevo es uno de los alimentos más nutritivos que podemos encontrar en casi cualquier lugar del mundo. Además, al cocinar un huevo frito en microondas le restas muchas calorías.

3. Huevos nube

Esta receta triunfa en las redes sociales y es otra versión alternativa para cocinar disminuyendo las calorías del huevo frito, solo que en esa versión se necesita un horno.

Para preparar huevos nube, precalienta el horno a 220ºC y coloca papel de horno sobre la bandeja. Después, separa las claras de las yemas y colócalas en recipientes separados. Bate las claras a punto de nieve con unas varillas o una batidora. Bate de forma suave, añade un poco de sal y sigue batiendo.

Una vez tengas las claras a punto de nieve, haz cuatro 'nubes' con las claras sobre la bandeja del horno. Hornea durante tres minutos, añade en el centro con mucho cuidado la yema para que no se rompa, añade un poco de sal y pimienta y hornea otros tres minutos.

Beneficios y calorías del huevo frito

El huevo es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial. Sin embargo, una cuestión muy frecuente tiene que ver con las calorías del huevo frito. La respuesta depende mucho del modo en que se haya preparado y de los ingredientes adicionales.

Por lo general, un huevo frito tiene en torno a 95 calorías, de manera que es más calórico que un huevo cocido, que aporta alrededor de 76 calorías al organismo. En cuanto al huevo revuelto, si se le añade leche a su preparación puede alcanzar las 100 calorías por plato.

De ahí la importancia de cocinar huevos fritos sin aceite, para obtener sus beneficios de forma saludable. La gran mayoría de las calorías del huevo se encuentran en la yema, la cual tiene además niveles bastante altos de colesterol. No obstante, además de ser la parte más sabrosa del huevo, es una gran fuente de vitamina A y de vitamina B, además de contener hierro y riboflavina.

Destaca también el aporte de vitamina B12 de los huevos fritos sin aceite. Incluso se mantendrán mejor también las propiedades de la clara, que contiene selenio, hierro, calcio, potasio, magnesio, zinc, cobre, ácido fólico y fósforo, entre otras vitaminas y minerales, que van directo a nuestros músculos.

Por último, el huevo mejora de forma notable la salud sexual y reproductiva de la mujer pues, como hemos dicho, son ricos en vitaminas y nutrientes como la colina, una sustancia perteneciente al grupo de vitaminas del grupo B, la cual es imprescindible tanto antes como durante el embarazo.

También te puede interesar...