Hacer nuestros propios bolsos a la moda

Hacer nuestros propios bolsos a la moda

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer bolsos de tela originales, paso a paso

Te mostramos cómo hacer bolsos de tela. Una opción muy práctica ya sea para usarlos para el día a día o para usarlos como "bolsas auxiliares".

Existen muchos tipos de bolsos de tela, y en páginas como milpatrones.com podéis encontrar patrones para todos ellos. Pero, antes de lanzaros a diseñar y a coser, el primer paso a seguir si queremos un bolso de tela único hecho a mano es definir qué tipo de bolso nos conviene y, en base a eso, qué materiales vamos a utilizar para ello. 

Cómo hacer bolsos de tela en casa

Tal cómo os mostramos en cómo hacer flores de fieltro, se puede crear accesorios para nuestro bolso con cualquier tipo de tela, incluso reciclar prendas de ropa, mantas, lonetas… para crear un bolso. Pero no todas las telas rinden igual ni son igual de estéticas. Estas son las telas más usadas para bolsos y sus características

  • Nylon: la tela de nylon está formada por polímeros sintéticos y es muy resistente, duradera y fácilmente de impermeabilizar. Es una gran opción para bolsos "de batalla", es decir, para bolsos que se quieran usar mucho y durante mucho tiempo. 
  • Lona: también es muy resistente y duradera, aunque es mucho más pesada que el nylon. 
  • Algodón: el algodón tiene dos ventajas básicas, es muy barato y se puede encontrar en cientos de colores y estampados, además de poderse pintar. Es muy fácil de cortar y coser y se puede bordar o adornar fácilmente con abalorios. Además, todos tenemos telas de algodón que podemos reciclar.
  • Arpillera: la tela de saco es una opción muy resistente y original que tiene la característica particular de quedar semirrígida si se sigue el patrón adecuado, lo cual es muy útil para bolsos a los que queramos dar una forma bien definida. 

Bolso redondeado de algodón o lino

Una de las opciones más simples que existen en cuanto a bolsos de tela se refiere es el bolso redondeado con forma de saco sin cierre, que es el que os vamos a enseñar a hacer a continuación. Materiales que necesitáis:

  • Cartulina o cartón grande, de al menos 50 cm por lado
  • Tela de algodón, del mismo tamaño que las cartulinas o mayor
  • Tijeras
  • Hilo y aguja o máquina de coser.

Los trucos y pasos a seguir en su elaboración son muy sencillos:

  1. Elegir una tela con un estampado bonito o de un color que os guste. 
  2. En un cartón o cartulina, dibujar un óvalo de un mínimo de 50 cm de alto y recortarlo para usarlo como plantilla. Una vez recortado, dibujar en la mitad superior del óvalo, bien centrado, un segundo óvalo que quede, aproximadamente, a unos 2 o 3 cm del borde del anterior. Vaciar ese espacio. 
  3. Trasladar ese patrón sobre la tela para crear dos recortes de tela idénticos
  4. Con ayuda de una máquina de coser, pespuntear el perímetro exterior y el del hueco recortado en cada una de las piezas. 
  5. Unir ambas piezas, poniendo las dobleces de los pespuntes hacia el interior y dejando sin unir la parte inferior del agujero, ya que eso será lo que dará acceso al interior del bolso propiamente dicho.

En lo que conforma el asa, añadir una costura que la cierre en la parte que se une al cuerpo del bolso. En caso de que la tela sea muy delgada o que queráis algo más elaborado, se le puede añadir un forro interior de la misma tela o de cualquier otra que os guste.

Bolso Tote Bag en tela de saco

A continuación, vamos a indicaros los pasos para realizar un bolso muy simple, tipo tote, es decir, un bolso cuya forma recuerda a la típica bolsa o cesta de la compra, rectangular o cuadrado, con asas añadidas en la parte superior, y con tela de saco.Para realizar este diseño necesitamos:

  • Dos piezas de 40x43 de arpillera para el exterior. 
  • Dos piezas de 40x43 de algodón para el interior 
  • Cuadrado de tela estampada de 20x20.
  • Cintas para el asa. Pueden ser de la misma arpillera o de otro material. Con la arpillera queda muy bien el cuero, y si sois hábiles una variante sería ponerle unos aros de madera en lugar de asas, pero eso ya requiere de mayores habilidades. Nosotros vamos a usar unas asas preformadas de cuero o polipiel. 
  • Tijeras
  • Hilo y aguja o máquina de coser

Pasos a seguir:

  1. Hacer un dobladillo en uno de los laterales de la tela estampada. 
  2. Unir la pieza estampada con una de las piezas de arpillera, formando un bolsillo, dejando el lateral que tiene hecho el dobladillo en la parte superior. Podéis optar por dejarlo en la parte exterior (sobre la arpillera) o en el interior (sobre el algodón). 
  3. Unir las asas a ambas piezas de tela, dejando las asas completamente visibles en el exterior, sobre la arpillera. Hay que ir con cuidado para que los enganches de las asas queden exactamente en el mismo sitio en ambos lados del bolso para que coincidan al cogerlas. 
  4. Unir ambas piezas de arpillera, realizando una costura alrededor de la pieza y dejando la parte superior abierta para acceder al interior.
  5. Darle la vuelta al bolso.
  6. Unir ambas piezas de algodón, dejando abierta la parte superior. Debe quedar como una bolsita.
  7. Coser el contorno superior del forro de algodón al borde superior del bolso de arpillera. 
  8. Dar la vuelta al bolso otra vez para que el forro quede en el interior.

Una de las grandes ventajas de la arpillera es que es fácil de pintar sobre ella, así que podéis darle un toque final a vuestro bolso con un estarcido o un decoupé, que podéis realizar con una plantilla o aprovechando tela de saco de verdad.