Las berenjenas rebozadas con miel es un plato típico cordobés que se ha extendido por toda España gracias a su increíble sabor. Además, si están bien hechas quedarán crujientes, y ese contraste de sabor dulce con salado, en este caso, combina a la perfección.

En este artículo te contamos unos cuantos trucos para recrear en casa la auténtica receta de berenjenas fritas con miel para que te quede perfecta. Solo necesitas unos cuantos ingredientes que todos tenemos en casa y una sartén. ¡Ah!, y un ingrediente secreto con el que conseguirás un resultado de restaurante. ¡Descúbrelo!

Prepara berenjenas con miel de manera fácil

El ingrediente secreto para elaborar berenjenas rebozadas con miel es… ¡Una botella de agua con gas! Sí, agua con gas, imprescindible para cambiar la textura de las berenjenas y obtener un plato tan crujiente con el de un restaurante.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 250 ml de agua con gas
  • 50 g de harina de trigo
  • Miel al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

  1. En primer lugar, lava y corta las berenjenas en forma de bastón. Ponlas en un recipiente con agua y sal y remójalas un poco para quitarles el amargor. Cuando termines, sácalas e introdúcelas esta vez en el agua con gas o carbonatada durante 30 o 40 minutos.

  2. Transcurrido este tiempo, saca la berenjena del agua, escúrrela y pásala por harina. Sacude el exceso de harina para que quede una fina capa y pasa a freír los bastones de berenjena en abundante aceite bien caliente. Haz varias tandas pequeñas para que no disminuya la temperatura del aceite.

  3. Cuando estén dorados, retira los bastones de berenjena a un plato. No es necesario que los escurras con papel absorbente, solo tendrás que regarlos con un buen chorro de miel o dejar el recipiente al lado para que tus comensales sirvan la miel a su gusto. Lo más importante es freír en el momento justo en que vayan a consumirse las berenjenas fritas con miel, así llegarán a la mesa en óptimas condiciones.

Cómo acompañar las berenjenas rebozadas con miel

En Córdoba son muy habituales los entrantes antes de la comida. Uno de los más clásicos, y con lo que suelen acompañarse las berenjenas con miel, es el salmorejo. Pero sin jamón ni huevo, solo como salsa.

Otra combinación muy sugerente son las berenjenas fritas con miel y sobrasada. Aunque para elaborar esta receta sería mejor hacer el corte de la berenjena a lo largo o en rodajas. No obstante, la técnica empleada sería la misma que en la receta que te acabamos de mostrar. ¡Buen provecho!

Berenjenas fritas con miel de caña vegana

Las berenjenas fritas con miel también pueden ser consumidas por aquellos que siguen una alimentación vegana, pues la alternativa a la miel de abejas es la de caña. ¡Y el resultado sigue siendo espectacular!

El problema principal de este plato típico andaluz es que no es precisamente saludable ni ligero. Sin embargo, siempre se puede hacer todo lo posible por hacer esta receta lo más sana posible. Por ejemplo, en lugar de elaborar las berenjenas rebozadas con miel con harina refinada de trigo, mejor usar harina de trigo sarraceno.

Además, si las cocinas en el horno en lugar de hacerlas fritas en una sartén, reducirás de forma considerable el número de calorías de tus berenjenas con miel de caña. Y por si fuera poco, con este tipo de miel tan natural la receta quedará mucho más ligera.

Aunque la miel de caña es vegana y un sustituto ideal para la miel de abejas, también puedes optar por el sirope de arce o de agave, ya que ambos están increíblemente ricos. Otro truco para elaborar berenjenas con miel es que cortes esta hortaliza con una mandolina. Es muy práctica, fácil de utilizar y como salen todas las rodajas del mismo grosor, se cocinarán de forma más homogénea.

Y recuerda, no tienes por qué renunciar al sabor de tus platos preferidos por no ser demasiado saludables, pues siempre se pueden hacer alternativas más ligeras y saludables de cualquier receta. Por eso mismo, puedes echarle un chorrito de aceite de oliva por encima a las berenjenas, lo justo para que no queden muy secas pero que tampoco tengan mucha grasa.

Toma nota de esta receta de berenjenas con miel de caña horneadas en vez de fritas y con ingredientes más saludables. ¡No podrás creerte el resultado!

Ingredientes:

  • 1 berenjena
  • Sal
  • 120 g de harina de trigo sarraceno
  • Aceite de oliva virgen de extra
  • Miel de caña

Preparación:

  1. Lo primero que tendremos que hacer es precalentar el horno a 200 ºC.

  2. A continuación, corta las berenjenas en rodajas de unos 3 mm de grosor con la ayuda de una mandolina o con un cuchillo. Intenta que todas las rodajas tengan un grosor similar.

  3. Después, pon agua en un bol, añade sal y pon las rodajas de berenjena a remojo durante media hora. Pasado este tiempo, puedes optar por seguir el truco del agua con gas para que queden más crujientes o rebozarlas directamente con la harina.

  4. Una vez enharinadas, pon las rodajas en una bandeja de horno con papel para hornear, así evitarás que se peguen. Échales un poco de sal marina y un chorrito de aceite al gusto y hornea durante 20 minutos o hasta que compruebes que están en su punto, pues el tiempo puede variar en función de tu horno y del grosor de las rodajas.

  5. Por último, sirve las berenjenas con miel de caña por encima. ¡Sencillamente deliciosas!

También te puede interesar...