Pasos para la preparación de una barbacoa

Pasos para la preparación de una barbacoa

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer una barbacoa perfecta: trucos y consejos

En las noches estivales y cuando el calor aprieta, una de las cosas más apetecibles es una barbacoa. Mostramos cómo hacer una barbacoa en casa.

Ada Funes

Preparar una barbacoa es una tarea laboriosa. Cómo comprar, cocinar, hacer las brasas y demás tareas, requieren su tiempo. Si ya tienes cierta experiencia, sabrás que se requiere tiempo para que las cosas salgan bien, con independencia del tipo de barbacoa que tengamos en casa.

Aquí te ofrecemos algunos tips sobre cómo hacer una barbacoa, sea cual sea tu elección de compra.

Cómo hacer una barbacoa: lo que debes saber sobre tipos de barbacoas

Si eres un manitas, puedes hacerte una barbacoa de obra, o bien si tienes mucho espacio en casa, también puedes encargar que te la hagan los profesionales. Las barbacoas de obra son ideales para personas que disponen de un gran espacio en el jardín. Pueden ser de carbón o de gas, pero lo más lógico es que sean de carbón.

  • La barbacoa de gas que puede ser fija (en este caso será de tamaño grande) o móvil (más pequeña) perfecta para llevar a otros espacios. Solo necesitarás una bombona de butano para poner en marcha la parrilla. Aunque has de tener en cuenta que, no tendrán ese delicioso olor y sabor a carbón de las barbacoas más tradicionales. Aunque en su favor hay que decir que en cinco minutos está lista. Su punto débil es la falta de potencia calorífica comparada con el calor de unas buenas brasas de carbón.
  • La barbacoa de carbón, por su parte, también puede ser fija o móvil y funcionará a base de bolsas de carbón vegetal para barbacoas, al igual que la barbacoa de obra en la mayoría de los casos.

Cómo empezar a preparar una barbacoa: pasos previos

Posiblemente la parrilla sea de acero inoxidable, en nuestro artículo cómo limpiar acero inoxidable puedes ver la solución a la limpieza. Además, calentaremos la parrilla sin cocinar nada, y esperaremos unos diez minutos para que la grasa y los malos olores se vayan desincrustando y eliminando. Después utilizaremos, en caliente, un cepillo metálico, frotando bien y a conciencia, hasta que toda la grasa de barbacoas anteriores quede eliminada.

Una vez limpia, lo primero que hacemos, si es una barbacoa de gas, es encenderla y dejar que la parrilla caliente bien durante unos 10 minutos. La parrilla tiene que estar muy caliente para que podamos empezar a cocinar los alimentos.

Si es de carbón no debemos usar líquidos inflamables ni ayudarnos de pastillas de encendido para aligerar el tiempo de espera, porque en el primer caso es peligroso, y en el segundo, los alimentos adquirirán sabor a queroseno. Tan Solo hay que lograr encender bien, y esperar a que el carbón se haya convertido en brasa. 

Hora de preparar una buena barbacoa

Para que el cocinado en barbacoa salga bien, la parrilla deberá estar separada de las brasas unos 15 centímetros, para que los alimentos se vayan cocinando poco a poco y adquieran ese maravilloso sabor a carbón ahumado.

Primero empezaremos por los que más tardan: aves, pancetas, pinchos, chorizos, reservando los que menos tardan para el final. Lo último debe ser la ternera, el cordero y las morcillas. Los dos primeros porque tardan poco en cocinarse, y casi deben hacerse vuelta y vuelta para que no queden duros, y la morcilla porque se revienta con mucha facilidad, y no debe estar mucho tiempo en la barbacoa.

Entre medias podemos cocinar las verduras de guarnición (berenjenas, pimientos, cebollas, calabacín) y las mazorcas de maíz, que también tardan más en cocinarse. Las verduras hay que vigilarlas para que no se quemen, y estar pendientes de darles la vuelta más a menudo que a las carnes, ya que no tardan mucho en cocinarse. 

Algunos trucos y consejos para hacer la barbacoa perfecta

Hay algunos consejos que vienen muy bien para aprender cómo preparar una barbacoa y conseguir unos resultados sean extraordinarios, aunque la experiencia y la paciencia sean las máximas a la hora de preparar barbacoas que sean todo un éxito.

Pero unos buenos trucos son los siguientes:

  • Utiliza siempre guantes y pinzas para protegerte, a la hora de manipular los alimentos en la parrilla, ya que te debes proteger de una fuente de calor que es muy potente.
  • Una vez que la barbacoa se ha terminado de hacer, asegúrate de que queda bien apagada. Si se trata de una barbacoa de carbón, éste se irá apagando Solo, y al final quedarán rescoldos rojizos. Tan solo hay que controlar y asegurarse de que los rescoldos se van apagando, lo que llevará su tiempo.
  • Antes de meter los alimentos, intenta que estén a temperatura ambiente y que no vengan directamente de la nevera, o chorreando agua. Quedarán mucho más apetitosos si el frío se les ha ido quitando con anterioridad a introducirlos en la barbacoa.
  • Intenta no darles demasiadas vueltas a los alimentos. Dales la vuelta a ojo, cuando consideres que han quedado bien cocinados, por un lado, porque si no, conseguirás o que queden muy crudos, o demasiado hechos, y por tanto un poco secos.
  • Unta las verduras con unas gotas de aceite de oliva virgen para que estén más doradas, crujientes y jugosas.
  • Añade la sal al final de la cocción para que las carnes no queden resecas.
  • Una vez que has sacado los alimentos de la barbacoa, deja que reposen unos cinco minutos para que queden más jugosos a la hora de consumirlos.
  • Un buen truco, sobre todo en las barbacoas de carbón, es añadir en la bolsa unas ramas de romero. El sabor de las carnes a la barbacoa te quedará inigualable.