Para calcular las semanas de embarazo, se debe empezar a contar desde el primer día de la última regla, ya que éste es el único dato preciso del que pueden disponer el médico puesto que la ovulación se produce aproximadamente 14 días después del inicio de la última regla, pero no se puede conocer con exactitud. Por esta razón, las semanas de gestación no suelen coincidir con las del embarazo, y suele haber un desfase de dos semanas, o lo que es lo mismo, a un embarazo de ocho semanas, por ejemplo, le suele corresponder un embrión de 6 semanas.

Las semanas de embarazo también hay que calcularlas en meses, y saber que hay tres fases fundamentales en el embarazo: el primer, el segundo y el tercer trimestre. En cualquier caso, las ecografías en el primer trimestre del embarazo son la forma más precisa de saber de cuánto estamos embarazadas realmente, por la medida del embrión, así como el número de bebés que estamos esperando. 

Ya vimos cuales son los síntomas de las primeras semanas de embarazo en cómo es la semana 2 de embarazo, ahora veremos cómo calcular las semanas.

Cálculo de las semanas de embarazo

El embarazo suele tener una duración media de 40 semanas, que corresponden a 10 meses lunares de 28 días cada uno, es decir, 280 días totales. Los ginecólogos suelen considerar normal que el parto pueda adelantarse 15 días, o bien retrasarse una semana, respecto al calendario semanal de embarazo.

Aunque la duración media de un embarazo sean 40 semanas, es muy habitual que el bebé nazca antes de la semana 37 de embarazo, momento en el que se considera que el parto es prematuro. Cuando las reglas no son regulares, las ovulaciones tampoco lo son, por lo que no es posible saber en qué momento se ha ovulado después de tener el último periodo por lo que las ecografías son importantes.

Cuándo se realizan las primeras ecografías

La primera ecografía se realizará durante la semana 11-12 de gestación, y se la conoce como la ecografía del primer trimestre. En esta primera ecografía se hará una medición del embrión, con el objetivo de conocer las semanas reales de embarazo. El dato que se obtenga de la ecografía cuando se hace la medición del feto es el exacto, y el que hay que tener en cuenta para conocer las semanas de embarazo, aunque en la mayoría de los casos ambos datos coinciden.

Algunos ginecólogos, teniendo en cuenta este dato, varían la fecha prevista o probable de parto teniendo en cuenta las medidas que observan en la ecografía. A medida que el embrión va creciendo, el ginecólogo irá situando la fecha probable de parto entre una semana y las dos siguientes, salvo que éste se adelante.

El calendario del embarazo según las semanas de embarazo

Científicamente, el embarazo es el periodo que transcurre desde la implantación del óvulo fecundado en el útero, hasta el momento del parto. Un embarazo medio durará 280 días, de esta forma podemos irlos tachando en el calendario para estar seguras, además de la información que vaya ofreciendo nuestro ginecólogo, a la luz de las diferentes ecografías que nos haremos durante todo el embarazo.

Si estamos pensando en quedarnos embarazadas y no somos demasiado regulares, lo más aconsejable es empezar a apuntar cada mes en el calendario el primer día de la menstruación, para luego poder hacer un cálculo más aproximado con la calculadora de embarazo por semanas, ya que los embarazos siempre se cuentan en semanas de gestación, en lugar de en meses, aunque la gestación aproximada en términos normales sea de 9 meses.

La regla de Nagele o cómo conocer las semanas de embarazo

La regla de Nagele es una sencilla fórmula que nos permitirá conocer la fecha probable de parto. Consiste en restar, al primer día de la última menstruación, tres meses, y después añadirle siete días. El resultado será la fecha probable de parto.
Por ejemplo, si nuestra última regla fue el 1 de abril, tenemos que restarle tres meses, poniéndonos en enero, y sumarle siete días, luego la fecha probable de parto sería el 7 de enero.

Si la duración de nuestro ciclo es inferior a los 28 días habituales, hay que tener en cuenta que por cada día menos, la fecha prevista de embarazo o FPP se adelantará un día. Si nuestro ciclo habitual es de 27 días, deberemos restar 10 días a nuestra FPP. Igualmente, si nuestro ciclo es más largo, por cada día de más, nuestra fecha prevista de embarazo se retrasará un día.

Si descubrimos que estamos embarazadas justo el día en que debería habernos bajado la regla, ese momento ya se considera como la cuarta semana de embarazo, aunque la concepción se haya producido dos semanas antes. Esta medida resulta, tal vez, un poco confusa, pero es la aceptada y puesta en práctica por los médicos que calcularán la fecha prevista de parto.

Otra forma de medir el embarazo: los trimestres

Además de calcular las semanas de embarazo, una medida fiable y recomendable para establecer nuestro calendario, el embarazo también se divide en trimestres, y son tres.

  • El primer trimestre de embarazo, que abarca desde la fecha aproximada de fecundación, hasta la semana 14 de embarazo, y que en total son 12 semanas de gestación.
  • El segundo trimestre de embarazo, que abarca desde la semana 14 de embarazo hasta la semana 28 de embarazo.
  • Y por último el tercer trimestre, que abarca desde la semana 28 de embarazo hasta el nacimiento del bebé.