Las palomas, cuando encuentran un sitio donde anidar, pueden ser muy molestas y además son unas aves que constituyen un foco de infecciones, ya que sus excrementos son corrosivos y pueden afectar los exteriores de los edificios. Si han anidado en nuestro balcón o terraza, ahuyentarlas y disuadirlas puede resultar un auténtico quebradero de cabeza. 

En otro de nuestros artículos, ya vimos cómo ahuyentar gatos con algunos remedios caseros. Ahora veremos qué hacer con las palomas.

Cómo ahuyentar palomas de mi terraza

Las palomas pueden resultar aves bastante molestas por el ruido que provocan, que es constante, y porque sus excrementos son muy abundantes y pueden ser un gran foco de infección, por lo que si anidan en las terrazas hay que ahuyentarlas lo antes posible.

Las palomas más comunes son las palomas caseras, que son las que viven en cascos urbanos, parques y edificios, y las que pueden anidar y a las que hace falta ahuyentar. Hay muchos métodos para ahuyentar palomas, que no consisten en exterminarlas, sino en impedir que no aterricen, y estos métodos se usan en muchos edificios históricos, ya que sus excrementos son corrosivos y pueden dañar las estructuras.

Los repelentes para ahuyentar palomas pueden ser una buena alternativa, y también las trampas para atrapar palomas vivas de las terrazas particulares. Un buen método es incorporar el cebo a una jaula (trigo o maíz), para que al palomas intenten introducirse por la puerta de la trampa.

Como ahuyentar palomas de mis ventanas

Colocando alfileres podremos conseguir que no se posen en nuestras ventanas, y ahuyentarlas de forma efectiva. Existen repelentes para palomas como los cebos químicos como los de ovocontrol, que hace que las palomas dejen de producir huevos, y no puedan anidar en nuestra ventana para poner huevos.

Este repelente se puede echar en la comida y funciona como anticonceptivos. Tan solo tendremos que ponerlo en la ventana, y si acuden a comer, no podrán poner huevos en nuestra ventana.

Los repelentes para palomas

Existen dos tipos fundamentales de productos para ahuyentar palomas: los que las imitan, como los búhos o los halcones, que dan muy buenos resultados porque las palomas los confunden con aves de presa y huirán de nuestra terraza o ventana; o los repelentes químicos. Los repelentes químicos se pueden adquirir en forma de gel o de líquido y con este tipo de repelentes, podremos conseguir que las palomas huyan. 

Los CD para ahuyentar palomas son también muy efectivos y sirven para ahuyentar todo tipo de pájaros urbanos en general, y así evitar que aniden en nuestro edificio. Se trata de unos discos fabricados en acero inoxidable, de doble cristal que reflejan la luz, emitiendo destellos que deslumbran a los pájaros y hacen que éstos se vayan. Estos CD se cuelgan en los quicios de las ventanas y en las terrazas. Son muy efectivos, y además, son decorativos y no son dañinos para las aves. Además, si tenemos jardín, se pueden colgar en los árboles y su instalación es muy sencilla.

Al igual que los búhos y aves de presa, es recomendable que los movamos y que los cambiemos de sitio con cierta frecuencia, para que las palomas no se acostumbren y acaben anidando en nuestro edificio. 

Hay métodos más agresivos, como los pinchos anti palomas, que se colocan en cornisas y techos para evitar que las palomas aterricen en el exterior de los edificios. Son una serie de tiras con púas, que se pueden colocar en los salientes de las terrazas con clavos y silicona. Aunque son fáciles de instalar, pueden dañar a las palomas, y aunque su instalación está permitida, puede causar daño a estas aves, por lo que no es el método más recomendable para ahuyentarlas.

Trucos y consejos para ahuyentar palomas

Las palomas comen cualquier cosa, y es importante que tanto en los jardines como en cualquier parte exterior de nuestra casa las basuras y otras fuentes de residuos estén fuera de su alcance, y las bolsas de basura bien cerradas. 

Destruir los nidos y los huevos es, según los expertos, una de las maneras más eficaces para que las palomas se marchen de nuestro jardín, y busquen otros lugares para anidar porque nuestro jardín no lo considerarán seguro. También es muy recomendable tener cuidado con el agua, pues las palomas no son demasiado limpias y les basta con agua estancada para beber. Es importante vigilar los canalones y las vigas, para que no tengan agua y poder mantener a las palomas alejadas de las terrazas, ventanas y jardines.

Los aleros, techos y salientes de los grandes edificios son muchos de los lugares preferidos de las palomas para anidar, por lo que es conveniente, si hemos sufrido de una plaga de palomas, colocar mallas y redes anti palomas para evitar que aterricen en estos salientes del edificio, y que puedan anidar.

Otro de los métodos que se suelen emplear para ahuyentar palomas son los dispositivos con ultrasonidos. Para que funcionen bien, debemos situarlos en techos altos, o en desvanes, pero sobre todo en áreas interiores en las que haya grandes espacios donde las palomas suelan anidar. Los ultrasonidos hacen daño a las palomas, aunque no son perceptibles para los humanos, y las ahuyentan con efectividad. Este tipo de tecnología se emplea en aeródromos para desplazar aves y reducir los riesgos de accidentes de aviones, aunque también funcionan como un medio para ahuyentar palomas para uso doméstico.