Inteligencia Artificial, ¿puede conllevar algunos riesgos?

Inteligencia Artificial, ¿puede conllevar algunos riesgos?

Tecnología

Inteligencia Artificial, ¿puede conllevar algunos riesgos?

La Inteligencia Artificial ya está entre nosotros. Muchos de los dispositivos que usamos a diario emplean sus ventajas. Sin embargo, la IA puede conllevar algunos riesgos y, por eso, la ciberseguridad tiene un papel esencial.

Enciendes la televisión y aparecen una serie de recomendaciones sobre películas y series. Quieres buscar información sobre un tema concreto y el buscador de Google predice lo que deseas buscar. Al hacer una consulta a tu compañía telefónica, un operador te dirige al departamento correcto tras examinar tu voz. La Inteligencia Artificial está en todos estos procesos. ¿Cuáles son sus riesgos?

Una investigación efectuada por 26 especialistas en Inteligencia Artificial, de Universidades como Cambridge y Oxford, asegura que en esta tecnología los riesgos tendrán consecuencias negativas por dos motivos.

Primero, destaca la falta de conocimiento general sobre este campo tecnológico y la escasa regulación que existe al respecto. Después, el estudio apunta que hay una reticencia extendida para tener más conocimiento sobre el funcionamiento, los riesgos y, lógicamente, asimismo las ventajas de la IA, lo que puede llevar a una legislación prematura.

Los expertos en IA han elaborado cuatro recomendaciones generales para la sociedad. Entre ellas, la colaboración entre legisladores y desarrolladores web, aparte de centrar la investigación en inteligencia artificial en el doble empleo de la tecnología: las ventajas y los riesgos. En este sentido, ¿qué puedes hacer como usuario para protegerte de los riesgos de la inteligencia artificial?

Para comenzar, algo muy importante: informarte. Conocer las funcionalidades y los riesgos de la inteligencia artificial te resolverá muchas dudas sobre tu seguridad. Elige medios especializados y recurre a fuentes fiables. Sobre los avances en tecnología se especula demasiado y es preciso elegir bien la información.

La IA permite a las compañías conocer los gustos del consumidor con antelación. Un ejemplo es el asistente virtual de Amazon, Alexa, capaz de ofrecer recomendaciones al usuario basadas en sus patrones de consumo. El buscador de Google, capaz de predecir lo que vamos a escribir, es otro ejemplo. Sin embargo, existen otros usos ilegales de estas herramientas y debemos conocer cuáles son para estar prevenidos. Aparte de esto, hay múltiples herramientas para asegurar que, pese a continuar conectados, seamos dueños de nuestra información.

Correo electrónico

"Suscríbase a nuestro boletín de noticias para finalizar su pedido". ¿Cuántas veces has leído algo así al efectuar una compra online? La mayor parte de las tiendas utilizan esta clase de formularios para conseguir los datos de sus clientes y en ocasiones, personalizar su experiencia de usuario para futuras compras.

· 10minutemail.com  

Si no deseas rellenar tus datos y solo quieres una dirección de correo con la que poder acabar un pedido, tu herramienta es 10minutemail.com. Permite crear una dirección para registrarte en páginas en las que no quieres que guarden tus datos. Tras diez minutos, aproximadamente, la dirección deja de existir.

· Conexión a la red

Guardar las conexiones wifi en tus dispositivos es algo muy cómodo. Sin embargo, esta comodidad se puede convertir en una vulnerabilidad. En este sentido, se aconseja borrar cada cierto tiempo las redes guardadas y conectarse de nuevo. De esta forma, puedes evitar que tus dispositivos intenten conectarse a redes con un nombre similar y que podrían llevarte a compartir datos sin consentimiento.

Además, algunos router ofrecen dos redes wifi que puedes emplear para diferentes aparatos. Los especialistas de la Oficina de Información sobre derechos de privacidad recomiendan que, en el caso de contar con dos redes, se conecten los aparatos del internet de las cosas en una red y los dispositivos personales en la otra red.

Claves de acceso

Olvida el '777', la fecha de tu cumpleaños o el nacimiento de tu hija. Tener contraseñas seguras es esencial para que no vulneren la seguridad de tus dispositivos. Entre las opciones que debes descartar las que incluyen tus datos personales o las claves de acceso cortas. ¿Sabías que estableciendo un pin de cuatro dígitos solo tienes diez combinaciones y si es de seis dígitos ascienden a un millón?

Además, se aconseja no emplear exactamente la misma contraseña para todo. ¿Y de qué forma recordamos tantas claves diferentes? Hay muchas herramientas para ello.

· LastPass

Es una opción gratuita y segura disponible en la AppStore, Windows Store, BlackBerry Aplicación World y Google Play, y compatible desde cualquier navegador. Con 13 millones de usuarios, LastPass guarda claves de páginas y redes sociales o incluso crea contraseñas de acceso seguras. Con LastPass logras que sean diferentes y complejas y te olvidas de tener que recordarlas, pues la aplicación lo hace por ti.

· True Key 

Los autores del antivirus McAfee han creado una herramienta que te deja abrir sesión a través de tu huella digital o reconocimiento facial. Se trata de True Key, que además hace de gestor de contraseñas. Esta opción alternativa, creada por especialistas en seguridad, no es de pago y se puede instalar en tu móvil o en tu ordenador.

Revisar los permisos de las aplicaciones

Cada vez son más las aplicaciones que emplean el micrófono de los dispositivos para oír conversaciones privadas. Por ejemplo, Instagram te va a enseñar anuncios relacionados con lo que ha oído a través de tu teléfono. Para evitar estas situaciones es esencial revisar los permisos que damos a las aplicaciones, así como conocer el uso que las aplicaciones dan a nuestros datos para poder dirigir los permisos o los accesos que les facilitamos.

Si no conoces qué permisos pueden afectar a tu ciberseguridad, tres consejos:

· Elimina las etiquetas de geolocalización

Los expertos en seguridad recomiendan eliminar las etiquetas de geolocalización, en especial cuando nos conectamos desde casa. Uno de los motivos es que no controlamos a quién llega esa información. Se han dado casos de hurtos en casas que se han efectuado mientras que sus inquilinos estaban de vacaciones y lo habían comunicado en las redes sociales.

· Bloquea los permisos a aplicaciones relacionadas

Al abrir sesión en determinadas aplicaciones posiblemente estemos dando permisos a otras aplicaciones asociadas. En este sentido, te recomendamos repasar a qué aplicaciones has dado acceso a tu perfil o a tu móvil. ¿Recuerdas el escándalo de Cambridge Analytica? Guardaron miles de perfiles al acceder para responder a una encuesta.

· Examina la seguridad de Facebook y Google

Facebook y Google cuentan con opciones para que puedas saber cuáles son tus ajustes en materia de seguridad. Se trata simplemente de un repaso a cada una de las páginas para incrementar la seguridad como usuario.

En todo caso, está en tus manos modificar tu uso de la tecnología para sortear los riesgos de la IA. Aparte de esto, con la ayuda de determinadas herramientas podrás proteger tus dispositivos y, como consecuencia, tu identidad digital.

***Olga Rodríguez. Opinno, editora de MIT Technology Review en español