En un tablero y con fichas blancas y negras: así se juega al Go

En un tablero y con fichas blancas y negras: así se juega al Go Jaro Larnos

Tecnología Máquinas vr. humanos

El campeón del mundo de Go quiere su revancha contra la inteligencia artificial de Google

El milenario juego ya no es cosa de humanos: AlphaGo acumula 60 victorias y ni una sola derrota contra los mejores del mundo.

Noticias relacionadas

El chino Ke Jie es, a pesar de sus 19 años, el mejor jugador del mundo del Go, ese juego milenario que guarda alguna similitud con el ajedrez (tiene un tablero y se utilizan piezas blancas y negras) y que la inteligencia artificial desarrollada por Google ha logrado poner de moda. Es precisamente con AlphaGo, el programa desarrollado por los expertos en inteligencia artificial de los de Mountain View, con quien Jie tiene una cuenta pendiente: tras perder 3 partidas seguidas, el jugador humano quiere la revancha.

Ha sucedido en la última semana, cuando AlphaGo jugó de forma secreta en dos populares plataformas digitales chinas contra contrincantes humanos. Durante sus días como jugador infiltrado, el software inteligente de Google se apuntó 60 victorias y ni una sola derrota. Uno de los perdedores frente a Master (el falso nombre con el que jugó la inteligencia artificial) no fue otro que Jie que, tras sus tres derrotas, fue llevado por primera vez en su vida al hospital, aunque el jugador no ha explicado exactamente las razones.

Lo que sí ha dicho Jie a través de su cuenta en Weibo, el Twitter chino, es que aún guarda "una última jugada" para derrotar a AlphaGo. "Si no estuviera en el hospital, utilizaría el último movimiento que preparé durante una semana… Es un poco vergonzoso", reconocía el mejor jugador de Go del mundo.

Además, a Jie no le pilló por sorpresa la batalla contra Google: según él mismo, ya sospechaba que Master era el nombre utilizado por AlphaGo para jugar en las plataformas chinas antes de que fuera confirmado por la propia Google. De ahí que esperara que el falso usuario perdiera, al menos, una partida contra sus contrincantes humanos.

De hecho, las tres derrotas de Jie son aún más destacables teniendo en cuenta que el que todavía se erige como número uno del juego (con pocos puntos de ventaja ya sobre el propio AlphaGo en la clasificación internacional) predijo que él sería capaz de batir a la inteligencia artificial de la compañía estadounidense después de que esta venciera en cuatro ocasiones al anterior campeón del mundo, el surcoreano Lee Sedol.

En 2016, AlphaGo venció por 4 a 1 a uno de los mejores jugadores del mundo, el surcoreano Lee Sedol

En 2016, AlphaGo venció por 4 a 1 a uno de los mejores jugadores del mundo, el surcoreano Lee Sedol Buster Benson

"Aunque AlphaGo pueda derrotar a Lee Sedol, no puede batirme a mí", afirmaba el temerario Jie el pasado verano. No en vano, su carrera parecía ser un éxito sin fin: aprendió a jugar a los 5 años, ganó su primer torneo nacional de Go con solo 9 y se convirtió en jugador profesional al cumplir los 10 años. Sin embargo, tras perder sus dos primeras partidas contra Master, a Jie no le quedó otra que reconocer que los seres humanos no son rival para la inteligencia artificial. Al menos, no jugando al Go.

Pronto, AlphaGo (con o sin pseudónimo) será reconocido en todo el mundo como el mayor maestro del complejo pasatiempo milenario. En su última tanda de victorias solo hay un borrón: un empate que se produjo cuando su contrincante humano se desconectó, algo que queda registrado automáticamente por el juego como tablas.

Así, la última gran esperanza de que el ser humano logre, al menos, la victoria de la honra, está en manos de Ke Jie y de esa supuesta última jugada con la que pretende vencer a la inteligencia artificial de Google. Suerte en la revancha, congénere.