El interior del anillo estará dedicado al recreo de los trabajadores.

El interior del anillo estará dedicado al recreo de los trabajadores. YouTube

Tecnología Empresas Tecnológicas

Esto no es un platillo volante, es la nueva sede de Apple

Abrirá a principios de 2017, pero un vídeo ya muestra lo avanzadas que están las obras.

Un aparcamiento para 20.000 automóviles y un auditorio para mil personas. Son algunas de las cifras del Apple Campus 2, la nueva sede de la compañía que también está siendo construida en Cupertino (California) y que estará lista para 2017. Fue hace ya una década, allá por 2006, cuando Steve Jobs anunció la construcción de un edificio que prometía no dejar a nadie indiferente.

Apple Campus 2 Late November/ Early December 2016 Update 1

De momento, en YouTube se puede ver un vídeo en el que un dron se pasea por algunos de los edificios del complejo. En concreto, se puede divisar el auditorio, cuya sala principal se encontrará bajo tierra, pero aún así se puede admirar su tejado, que dice ser el mayor construido con fibra de carbono. Casi con total seguridad, en un futuro será el lugar en el que se presenten los nuevos productos de la compañía.

Uno de los edificios que destaca es un gigantesco anillo cuyo tejado ha sido cubierto con paneles solares. Una muestra más de la apuesta por energías renovables: según la compañía, el Campus tiene los paneles solares más grandes del mundo, que han sido fabricados en Alemania. El objetivo es que los edificios sean autosostenibles, y para ello nada mejor que servirse de lo que aporta la soleada California. Si generan excedentes tienen pensado venderlos a través de Apple Energy.

El auditorio, para mil personas, tiene un techo de fibra de carbono.

El auditorio, para mil personas, tiene un techo de fibra de carbono. YouTube

Dentro de ese anillo, en lo que sería el patio, habrá espacio para lo que parece ser una gigantesca fuente, a cuyo alrededor se dispondrán varias cafeterías y zonas de recreo, según el modelo original del campus. También se espera que haya un lago. En definitiva, será un lugar para el ocio de todos los empleados.

El tejado del aparcamiento también está hecho con paneles solares y se puede acceder a este por debajo de la superficie, mediante unos túneles construidos para la ocasión. Por si esto fuera poco, los trabajadores contarán con un centro deportivo, que medirá más de 9.200 metros cuadrados.

Los edificios se complementan con zonas ajardinadas que también están avanzando y que no estarán terminadas cuando los primeros grupos de trabajadores se muden allí (Tim Cook quería que ya se fueran el próximo mes de enero). Así, la idea es que para el segundo trimestre de 2017 esté terminado todo el paisajismo y el Apple Campus pueda lucir en todo su esplendor, como Steve Jobs hubiese querido.