El expresidente Obama con un grupo de marines en EEUU.

El expresidente Obama con un grupo de marines en EEUU. Gtres

Salud Nutrición

La dieta militar: el nuevo régimen milagro que es falso que usen los marines

Noticias relacionadas

Como sucede cada año en la época veraniega, una nueva dieta milagro sale a la palestra asegurando ser capaz de hacer perder peso de forma rápida y eficaz. En este caso, la Dieta Militar ha sido una de las viejas conocidas que ha vuelto a dar que hablar, llegando hasta el punto de que el mismo Ejército de los Estados Unidos ha llegado a comunicar oficialmente que sus soldados jamás han usado este plan alimentario.

Según la CNN, la Dieta Militar llegaría a incluir el consumo de perritos calientes y helado durante los tres días que dura el plan acelerado. Y aún así, aseguraría hacer perder casi 5 kilos en esos tres días.

La Dieta Militar o Dieta de tres días: una 'nueva' dieta milagro

Como bien comenta el medio de comunicación norteamericano, algo "huele a podrido" en esta dieta acelerada: se trata de un plan muy básico, y también muy restrictivo, llegando a consumir una cantidad muy baja de calorías en solo tres días. Porque, como ya se sabe, la clave final para perder peso es "comer menos de lo que se gasta".

Esencialmente esta afirmación es cierta, pero además de las calorías existen muchísimos otros parámetros a tener en cuenta en un plan de pérdida de peso, y uno de ellos es el efecto rebote a corto y medio plazo. Y precisamente los planes de alimentación más restrictivos a más corto plazo son los que más efecto rebote conllevan.

La realidad es que la Dieta Militar no es más que un plan muy corto -tres días- de una dieta baja en carbohidratos y baja en calorías. Y sí, es capaz de hacer perder peso, pero de la misma forma que se suele perder peso en cualquier plan restrictivo: a base de agua y músculo, y no de grasa como debería ser. Esta situación, finalmente, provocará que cuando se vuelva a comer de forma menos restrictiva, se recupere el "peso perdido".

Como ejemplo, la CNN comenta algunas de las comidas que forman parte de este plan acelerado. Por ejemplo, el desayuno, donde se consumen poco más de 300 kcal a base de café, una tostada de pan con mantequilla de cacahuete y medio pomelo. Pero luego viene la comida, donde apenas se llega a las 140 kcal consumiendo otra taza de café o té, una tostada de pan tostado integral y una lata de atún. Para finalizar, en la cena, donde se permite consumir alrededor de 80-90g de cualquier carne -da igual si es procesada-, unos 100-120g de judías verdes, medio plátano y media manzana. ¡Ah! Pero también se permite consumir hasta 100 g de helado. Esta comida, si se elige una carne magra no procesada, puede equivaler a poco más de 600 kcal según el medio norteamericano. Aunque eso dependería del helado consumido en cuestión.

En total, son poco más de 1000 kcal en un día. Una restricción importante. Siendo similar los otros dos días, y muy compleja de mantener en el tiempo, llegando a provocar alteraciones del estado de ánimo. Si bien es cierto que algunos métodos como el ayuno intermitente pueden dar lugar a un consumo de entre 1000-1200 kcal en un día, se trata de un método más llevadero, y ni siquiera este se aconseja como mantenimiento durante varios días seguidos como es el caso de la Dieta Militar.

Para finalizar el "milagro" de la Dieta Militar, se llegan a hacer afirmaciones tales como que "las combinaciones de los alimentos los primeros días aumentan el metabolismo y queman más grasa". De la misma forma que hacer más comidas no aumenta el metabolismo, combinar unos u otros alimentos tampoco lo consigue. Actualmente se sabe que los alimentos ricos en proteínas y/o fibra sí aumentan, levemente, el gasto energético necesario para procesar los alimentos. Pero no es tan significativo como para llegar a afirmar que "aceleran el metabolismo". Por tanto, actualmente, no existe evidencia científica que respalde estas afirmaciones.

El resto de días, tras los tres primeros, la Dieta Militar aconseja no comer más de 1.500 calorías al día, volviendo de nuevo a los tres días más restrictivos la siguiente semana. Y, para rizar el rizo, no aconseja realizar ningún tipo de ejercicio.

Los otros nombres de la Dieta Militar y su origen

Según Patricia Deuster, profesora de la Universidad de Servicios Uniformados y autora de la primera guía de Nutrición de la Marina de los Estados Unidos, jamás se había oído hablar de este plan dietético en el ejercito. De hecho, si se busca esta dieta en Internet, también llegan a llamarla "dieta de la American Heart Association", "dieta de la Clínica Clevelant" o "dieta de la Clínica Mayo". Y ninguna de estas entidades la respalda ni tiene conexión alguna con ella.
El origen del bulo se remonta a la web themilitarydiet.com, un portal donde se detalla más si cabe esta dieta milagro, incluyendo preguntas frecuentes, recuentos de calorías, etc. Sin embargo, carece de autor, experto ni nutricionista. Nadie parece ser el "inventor" del plan alimentario, ni existe un respaldo científico al respecto. Solo anuncios y humo.
Como sucede con cualquier dieta milagro, la promesa de pérdida de peso rápida y eficaz llega a engañar a multitud de individuos, que a su vez comunican el hallazgo con sus seres queridos mediante redes sociales, extendiendo más si cabe el bulo. Y, como ya se sabe, es más fácil crear un bulo que desmentirlo, razón por la cual a día de hoy y cada cierto tiempo existe una u otra dieta milagro cobrando protagonismo de manera más o menos cíclica.
Ninguna de estas dietas es capaz de producir una verdadera pérdida de peso en forma de grasa que pueda mantenerse en el tiempo. No son saludables, ni sus resultados son eternos, sino al contrario. Además, cualquier plan alimentario debe ser prescrito por un nutricionista o profesional sanitario formado en nutrición, y no mediante un portal web lleno de promesas sin sustento científico.