La nueva ministra de Sanidad, Carmen Montón.

La nueva ministra de Sanidad, Carmen Montón. J.J. Guillén EFE

Salud Nuevo Gobierno

Los cinco retos de Carmen Montón, nueva ministra de Sanidad

La nueva titular del Ministerio de Sanidad pisa fuerte para la recuperación de la gestión pública para los hospitales con dicha titularidad. Ese será su principal caballo de batalla, junto a la lucha contra las pseudociencias. 

Quienes clamaban por un médico en el puesto de ministro de Sanidad pueden estar de enhorabuena. Carmen Montón es licenciada en Medicina y tiene un máster interdisciplinar en Estudios de Género. Conocida defensora de la sanidad pública en su concepción más genuina -universal y gratuita- éste será su principal reto, para el que contará con las limitaciones de grupos de interés y de los presupuestos ya aprobados. 

Reto 1. Dar más peso a la salud pública. 

La nueva ministra ha sido un azote para el grupo sanitario Ribera Salud en su anterior cargo como consejera de Sanidad de la Generalitat valenciana, donde ha conseguido revertir el llamado modelo Alzira y devolver el hospital del mismo nombre, de titularidad pública, a la gestión pública. Ella ha expresado su contrariedad por la gestión privada de hospitales públicos, algo que sucede en muchas comunidades autónomas, como la de Madrid y es lógico esperar que tome medidas frente a esta tendencia, lo que ya preocupa a los grupos sanitarios privados

Reto 2. Volver a hacer la sanidad pública universal. 

En abril de 2012, con Ana de Mato como titular de Sanidad, el Ejecutivo llevó a cabo una reforma, recogida en un Real Decreto, que supuso la retirada de la tarjeta sanitaria de los inmigrantes en situación irregular. El PSOE mostró su rechazo a la medida, por lo que es de esperar que Montón trabaje para su derogación. 

Reto 3. Acabar con los copagos

En la misma reforma, el PP estableció nuevos copagos farmacéuticos con el fin de garantizar la sostenibilidad de la Sanidad Pública durante la crisis económica. Al igual que con el primer punto de la reforma, el PSOE se mostró en contra, por lo que Montón se enfrentará al reto de acabar también con estos copagos. 

Reto 4. Aumentar la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS)

La financiación del SNS será otro de los asuntos pendientes de Montón, algo que ya tenía previsto su antecesora en el cargo, Dolors Monserrat. El objetivo expresado por el PSOE en varias ocasiones es que la inversión en Sanidad alcance el 7% del PIB y apostar por la compra centralizada de medicamentos y productos sanitarios, similar a lo que se hace en el sistema andaluz. 

Reto 5. Luchar contra las pseudociencias. 

La nueva ministra de Sanidad es una conocida luchadora contra las pseudociencias. Se opuso a la intención de Monserrat de regular los productos homeopáticos y uno de sus grandes retos es conseguir sacar estos productos de las farmacias, cuya presencia allí está avalada por una directiva europea. Sin duda, tendrá que trabajar mucho para conseguirlo.