Un huevo contiene alrededor de 200 miligramos de colesterol.

Un huevo contiene alrededor de 200 miligramos de colesterol.

Salud Salud cardiovascular

Un lío de huevos: la última, tomar uno al día es bueno para protegerse del infarto

Desde tiempos inmemoriales, el huevo es un alimento que arrastra una fama que no se merece. De él siempre se ha dicho que tomarlo de forma habitual perjudica seriamente nuestra salud porque "aumenta el colesterol" y afecta a nuestro riesgo cardiovascular. De hecho, aún hay personas que recomiendan limitar su ingesta a un máximo de tres unidades a la semana, un sinsentido que los investigadores han desmontado en un buen número de ocasiones desde hace años.

Pues bien, la salvación definitiva del huevo, que lleva mucho tiempo gestándose a fuego lento, acaba de materializarse con un nuevo estudio publicado en la revista Heart. El trabajo, realizado por un equipo de investigadores de China y Reino Unido sobre una muestra de 416.213 participantes, afirma que este preciado manjar no sólo no aumenta el riesgo cardiovascular, sino que aquellas personas que consumen un huevo al día podrían reducir hasta en un 26% el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular en comparación con las que no lo toman.

El último metaanálisis publicado el pasado mes de abril por investigadores de la Universidad de Hong Kong en la revista European Journal of Nutrition ya apuntaba en esa dirección. "Comer un huevo al día no se asocia con un aumento de la enfermedad cerebrovascular o la mortalidad por todas las causas. La pequeña reducción observada en el riesgo de accidente cerebrovascular necesita ser confirmada. Nuestros hallazgos respaldan las pautas actuales que recomiendan los huevos como parte de una dieta saludable", se puede leer en las conclusiones de este artículo.

La posverdad del huevo campero Silvia P. Cabeza

La evidencia contra un mito

En realidad, en 2013, una revisión publicada en The BMJ también apuntaba que "el mayor consumo de huevos (hasta un huevo por día) no se asociaba con un mayor riesgo de enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular". Pero es que mucho antes, en 1999, otro trabajo publicado en la revista JAMA también advertía de que es "poco probable que el consumo de hasta un huevo por día tenga un impacto global sustancial en el riesgo de enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular entre hombres y mujeres sanos".

Pese a esta evidencia, el equipo dirigido por el profesor Liming Li y Canqing Yu, de la Universidad de Pekín, se propuso examinar una vez más las asociaciones entre el consumo de huevo y la enfermedad cardiovascular, la cardiopatía isquémica (principal causa de muerte y discapacidad en todo el mundo) y los distintos tipos de accidentes cerebrovasculares. Para ello utilizaron los datos del China Kadoorie Biobank (CKB), un importante estudio epidemiológico realizado en el país asiático que incluye a más de medio millón de personas adultas de entre 30 y 79 años de 10 regiones distintas.

De los 512.891 adultos que fueron reclutados entre 2004 y 2008 para este estudio, los científicos de la universidad china se quedaron con poco más de 400.000 participantes que no tenían cáncer, enfermedad cardiovascular alguna ni padecían diabetes. De este grupo, el 13,1% dijo que consumía un huevo a diario mientras que el 9,1% aseguró que no tomaba este alimento nunca o lo hacía de forma muy poco frecuente. 

Los resultados del trabajo muestran que aquellas personas que disfrutan de este alimento cada día tienen una mejor salud cardiovascular. En concreto, aquellos sujetos que toman un huevo a diario tienen un 26% menos de posibilidades de padecer un accidente cerebrovascular hemorrágico y un 18% de probabilidad de fallecer por esta causa. Además, según este estudio, también se reduce un 12% la posibilidad de padecer enfermedades coronarias entre aquellos que toman una cantidad aproximada de 5,32 huevos a la semana frente a aquellos que lo hacían nunca o rara vez (es decir, que tomaban una media de 2,03 huevos a la semana).

Pese a las evidencias y como es habitual, los autores advierten que no se pueden extraer "conclusiones firmes" de un trabajo observacional de este tipo, pero sin embargo sí señalan que el "gran tamaño de muestra" y los factores de riesgo tenidos en cuenta para llevarlo a cabo juegan una importante baza en favor de la credibilidad de sus resultados. De hecho, en un comunicado, no dudan en calificar de "inconsistentes" los estudios previos que han vinculado el consumo de huevos y su impacto negativo sobre la salud. 

Ya, ¿pero y el colesterol?

Tal y como ya contamos en este artículo, efectivamente, los huevos tienen una importante cantidad de colesterol. Sin embargo, tomar alimentos sanos y ricos en colesterol no se traduce en un aumento de los niveles en sangre ni, por supuesto, en un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Así lo explicó aquí Francisco López-Jiménez, médico especialista en Cardiología de la Clínica Mayo: "Los huevos de gallina tienen alto contenido de colesterol, pero el efecto del consumo de huevos en el colesterol en sangre es mínimo si se compara con el efecto de grasas trans y saturadas".

Reducir el consumo de este tipo de grasas que se encuentran en alimentos tales como la bollería industrial, las bolsas de patatas fritas o en las pizzas congeladas, por ejemplo, es mucho más beneficioso para nuestra salud que la reducción del colesterol de la dieta. Además, para prevenir el riesgo cardiovascular, es conveniente aumentar la cantidad de frutas, verduras y hortalizas que incorporamos en el contexto de una dieta saludable y llevar a cabo actividad física de forma regular, tal y como ha explicado la OMS en numerosas ocasiones.