Un supermercado con estantes llenos de productos de Lactalis.

Un supermercado con estantes llenos de productos de Lactalis. EFE

Salud

Marcos y otros 38 bebés: el peor balance del escándalo de la leche de Lactalis

El menor de cinco meses afectado en nuestro país se recupera de forma favorable. La multinacional francesa se ha comprometido a indemnizar a las familias. 

Lejos de remitir, el escándalo sanitario de Lactalis sigue dando mucho que hablar. El grupo lácteo francés, en colaboración con las autoridades francesas y españolas, ha retirado este jueves en nuestro país más de 550.000 productos que salieron de su planta de Craon (Francia), lugar en el que se fabricó la leche infantil contaminada que ha llegado a más de 83 países con un importante riesgo para la salud de los niños que la consumen.

La salmonelosis que ha afectado a los bebés es, sin duda, la consecuencia más grave de un escándalo que en Francia ha acaparado las portadas de los medios más importantes. Por el momento, las autoridades han informado de un total de 39 casos en toda Europa, 37 de ellos en Francia, uno sospechoso en Grecia y otro en nuestro país.

Este bebé vizcaíno de cinco meses fue ingresado en el Hospital Universitario Cruces de Bilbao en dos ocasiones, la primera de ellas con un cuadro de gastroenteritis, con fiebres altas y diarrea. Tal y como ha relatado su madre al diario El Correo, el pasado 10 de octubre acudió con su hijo a la pediatra debido a que sufría estreñimiento y presentaba "los típicos cólicos del lactante". Fue la propia facultativa la que le recomendó que cambiara de leche y le dio una muestra de Damira Pro 1, un producto de Lactalis que se adquiere con receta y que está especialmente indicado para combatir el estreñimiento.

La familia empezó a alimentar a su bebé con esta leche pero enseguida se dieron cuenta de que algo iba mal. El pequeño comenzó a tener diarrea y hasta 38,5 grados de fiebre, por lo que fue ingresado en el hospital hasta el 16 de octubre, cuando le dieron el alta tras ser tratado de lo que en un principio era "una infección respiratoria por rhinovirus". Días después, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco se puso en contacto con la familia para hacerles un cuestionario en el que le preguntaron qué tipo de leche estaban dando al niño. Comenzaban las sospechas.

El análisis de las heces

A mediados de noviembre, Marcos, que así se llama el bebé, tuvo que volver a urgencias. Esta vez, el niño presentaba una infección generalizada (sepsis) con hasta 40 grados de fiebre. Fue entonces cuando los médicos valoraron otras posibles causas y ampliaron los cultivos bacteriológicos con el objetivo de analizar sus heces.

El pasado día 15 de enero, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza confirmó a la familia que, efectivamente, se trataba del único caso hasta la fecha de salmonela agona en nuestro país. "Tras los estudios pertinentes, se asoció como probable el cuadro de salmonela del lactante con el consumo de la leche maternizada elaborada por el grupo francés Lactalis, si bien no se puede confirmar la relación directa e inequívoca con la leche", se puede leer en el comunicado emitido por este organismo.

La salmonelosis es una enfermedad bacteriana de transmisión alimentaria que se produce debido a la ingesta de alimentos de origen animal o vegetal que, como en este caso, pueden estar contaminados. La bacteria que la provoca, la salmonella, suele encontrarse en la superficie de los huevos, o en la piel de vegetales que están en contacto con la tierra tales como los tomates. También puede encontrarse en la piel de algunos animales domésticos como las tortugas. 

Así, la salmonelosis tiene un periodo de incubación de entre cinco horas y cinco días y se caracteriza por provocar diarreas, fiebres altas y dolores abdominales. La enfermedad puede durar entre una y ocho semanas

Lactalis se ha puesto en contacto con todos los afectados para remitirles sus disculpas y su presidente, Emmanuel Besnier, ha prometido indemnizar a las familias que habían sufrido daños a causa de la leche contaminada.