Juana de Arco , la devota zurda.

Juana de Arco , la devota zurda.

Salud Genética

¿Eres zurdo? El estudio que señala que es más fácil que seas ateo o 'magufo'

La estadística no deja de dar sorpresas y, en este caso, anuncia una relación entre el mayor uso de la mano izquierda y ciertas creencias. 

Aunque a lo largo de la historia se han vinculado ciertos casos de experiencias religiosas extremas con enfermedades como la epilepsia o la esquizofrenia, un nuevo estudio  extrae conclusiones muy diferentes, al menos en lo que a la esquizofrenia se refiere.

Se trata de un trabajo publicado en la revista Evolutionary Psychological Science de la mano de investigadores británicos y establece una curiosa relación entre fenómenos tan dispares como la esquizofrenia, el autismo, el ateísmo y la zurdera.

Para la realización del estudio estos investigadores se ayudaron de 612 voluntarios, a los que se preguntó sobre su tendencia a creer tanto en lo religioso como en lo paranormal.

Una vez establecidas sus creencias, se compararon con la predisposición a cuatro factores asociados a mutaciones genéticas: mala salud general, autismo, asimetría fluctuante y zurdera.

Así encontraron una vinculación débil entre el ateísmo y la zurdera y otra más sólida entre el autismo y la religiosidad.

Por otro lado, aunque cabría esperar que las personas ateas no crean en lo paranormal, sí que parece haber una correlación entre la zurdera y las creencias paranormales. De hecho, también se relaciona ligeramente con enfermedades como la esquizofrenia.

Todo esto a día de hoy queda como algo anecdótico, pero estos investigadores consideran que en la época preindustrial la carga genética de las personas religiosas se asociaría a una mayor salud y estabilidad mental, por lo que sería más fácil para ellos tener descendencia y ver proliferar sus genes.

En cambio, a día de hoy la religiosidad no es tan relevante a la hora de establecer parejas para buscar descendencia. Como consecuencia, el número de casos de zurdos es cada vez mayor, pero también el de personas con creencias paranormales, en contraposición a los religiosos, que cada vez son menos. Por ejemplo, en Estados Unidos el número de ateos ha crecido exponencialmente, desde un 6% de la población en los años 90, hasta un 35% en las últimas encuestas. En cambio, una encuesta de Harris elaborada en 2013 en el país americano establece que el 42% de sus ciudadanos creen en los fantasmas.

Sea como fuere, esto no debe considerarse como algo concluyente, pues se puede perfectamente ser zurdo y un ferviente religioso. Y si  no que se lo digan a Juana de Arco.